victoria del real madrid ante el baskonia (75-73)

Rudy se viste de héroe para darle la victoria al Real Madrid a dos segundos del final

El Real Madrid perdía por ocho puntos a cinco minutos del final, pero una gran defensa y el acierto de Rudy Fernández le dieron su séptimo triunfo seguido en la Euroliga

Foto: Momento en el que Rudy Fernández lanza el tiro decisivo en el Real Madrid-Baskonia. (Euroliga)
Momento en el que Rudy Fernández lanza el tiro decisivo en el Real Madrid-Baskonia. (Euroliga)

Rudy Fernández llevaba mes y medio sin meter un tiro de dos, una estadística llamativa para la mayoría de jugadores, mucho más para uno de su nivel. Las razones eran varias, empezando por su ausencia por lesión durante unas semanas, pasando por su bajo acierto y terminando en un alejamiento del aro cada vez más acentuado: tres de cada cuatro de sus tiros son triples. Ya no es la estrella, el jugador que suele jugarse los tiros importantes, lo que no quita para que en alguna ocasión le caiga esa responsabilidad, como este miércoles. A poco más de seis segundos para el final y con empate en el marcador cogió el balón en la esquina con opción de lanzar el triple, fintó hacia su izquierda ante la llegada de Jayson Granger y clavó una suspensión desde seis metros que le dio la victoria por 75-73 a un Real Madrid que perdía por ocho a cinco minutos del final.

Fue una jugada similar a la que le dio la Copa del Rey al Madrid en 2014. Entonces Sergio Rodríguez intentó penetrar y pasó hacia la derecha para que Sergio Llull clavara la canasta ganadora. Esta vez el asistente fue Luka Doncic, que leyó bien la ayuda de Granger a su defensor y abrió a la esquina para Rudy. El mallorquín recordó al de sus mejor época en el equipo madridista demostrando sangre fría para darle al Real Madrid la séptima victoria seguida en Euroliga y la 13ª entre todas las competiciones.

Que el rol de Rudy en el Real Madrid ha cambiado es innegable. Eso, que la pasada temporada le pasó factura, en los últimos meses le ha permitido rendir a un nivel más alto. Y el Madrid, hasta no hace mucho agobiado por las bajas, agradece recuperar una buena versión de un jugador con capacidad para ser determinante en las dos canastas.

"Para nosotros es un jugador diferencial", dijo Pablo Laso tras la victoria ante el Montakit Fuenlabrada, partido en el que Rudy anotó 14 puntos, 12 de ellos gracias a cuatro triple. Este miércoles anotó dos de los cuatro de lanzó, para un total de 27/59 en lo que va de Euroliga, un fantástico 45,8% de acierto. "Este tipo de canastas en el último segundo es un premio al trabajo y creo que Rudy lleva una buena temporada. Ha tenido mala suerte con la lesión de Navidad porque le paró cuando ya estaba jugando a un nivel muy alto, muy sólido. Se ha recuperado bien y creo que todavía puede mejorar y estar más minutos en la cancha a esa intensidad. Pero para eso es muy importante el trabajo del resto", declaró tras la victoria en Euroliga.

La canasta final de Rudy resolvió un partido disputado muy disputado contra el Baskonia, que de tres partidos contra el Madrid ha ganado uno y ha perdido dos, pero en ambos peleó hasta el final. Este equipo que dirige Pedro Martínez no se parece en casi nada al que entrenaba Pablo Prigioni a principio de temporada. Ahora es capaz de plantar cara y ganarle a cualquier rival de Europa, tiene jugadores tan detertimanete como Shengelia y Beaubois y ha ido sumando a la causa a otros más secundarios como el base argentino Luca Vildoza. Estará en la lucha por los 'playoffs' de la Euroliga y será candidato a Copa y Liga Endesa.

Edy Tavares fue de los más destacados del Real Madrid en la victoria ante el Baskonia en Euroliga. (EFE)
Edy Tavares fue de los más destacados del Real Madrid en la victoria ante el Baskonia en Euroliga. (EFE)

En las tres competiciones puede que se acabe cruzando con un Real Madrid al que se le empieza a poner cara de invencible. Antes del comienzo de su racha de victorias en la Euroliga, el 14 de diciembre ante el FC Barcelona, su mayor preocupación era hacerse un hueco entre los ocho primeros. Ahora es tercero, a una victoria del segundo, el Olympiacos, y dos del primeros, el CSKA de Moscú. Un giro de 180% que se ha producido con cuatro jugadores lesionados.

Lo mejor del último mes del Madrid es que todas esas victorias no siempre han tenido a Luka Doncic como la estrella, algo que habla muy bien del funcionamiento del equipo. Ante el Baskonia, el esloveno no terminó con malos números (12 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 3 robos) y fue clave en la última jugada asistiendo a Rudy, pero viene sucediendo desde que el equipo despegó, el reparto fue muy amplio.

Aparte de Rudy, volvió a ser fundamental Fabien Causeur, que junto con Edy Tavares sostuvo a su equipo en el tercer cuarto. Los compañeros en la pintura del caboverdiano, Felipe Reyes y Trey Thompkins, uno ayudando en el rebote y con un tapón clave a Shengelia y el otro haciendo un poco de todo, también fueron muy importantes. Y todo acompañado de una defensa que se está convirtiendo en la seña de identidad del equipo y que solo permitió al Baskonia anotar un punto en los últimos cinco minutos. El trabajo atrás es el responsable de mantenerlo con opciones cuando las cosas se ponen feas. Esta versión del Real Madrid quizá no sea tan atractiva como la de temporadas anteriores, pero sí igual de efectiva. Y si encima Rudy vuelve por sus fueros...

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios