LOS DE LASO GANAN SU VIGESIMOCUARTA COPA

Llull encuentra la magia en el último segundo y agranda la gloria del Madrid

El baloncesto espectacular del Real Madrid se llevó su recompensa. La gloria le tocó a Sergio Llull, que sin hacer su mejor partido, logró la canasta de la victoria

El baloncesto espectacular del Real Madrid se llevó su recompensa. Podría haber sido Sergio Rodríguez, Rudy Fernández o Mirotic (el MVP, con 32 de valoración), pero esta vez le tocó la gloria a Llull, que, sin hacer su mejor partido, logró la canasta a falta de un segundo con la que el equipo de Pablo Laso logró la Copa del Rey.

Desde el principio del partido, Mirotic iba a por todas. Tiraba de tres y reboteaba con gran afán, a pesar de las escasas ideas ofensivas del Real Madrid que afloraron en la primera parte. El FC Barcelona mantenía la tensión entre un partido con su punto de locura y emoción que debe tener toda final que merezca ser llamada así.

Lorbek era un Palomero de la zona, esperando siempre el fallo del contrario y el desacierto en el tiro de algún compañero. No estaba haciendo un juego espectacular, pero era quien ponía criterio justo hasta que llegó la maestría de Tomic, convertido en el mejor jugador barcelonista, a falta de un Navarro absolutamente desaparecido del encuentro.

 

Rudy Fernández se animaba a la fiesta llevando el balón como si fuera un base tras recoger un rebote. Cuando apenas quedaban 3.50 para acabar el primer cuarto, Laso se arriesgó y mantuvo a Fernández y, claro está, Rudy ya no podía defender con tanta fuerza. En la siguiente jugada le sustituyó.

El partido, muy igualado de principio a fin, mantuvo fases en la que el espectáculo no era patrimonio del Real Madrid, sino del FC Barcelona. Era el día de la zona, en vez del especializado en el tiro. Lo demostró, sobre todo, el equipo catalán, cuyo poderío físico se exhibió con gran descaro.

Laso no podía esperar más. Sacó a pista la segunda unidad del Real Madrid, con Sergio Rodríguez y Felipe Reyes como referentes. Entraron al inicio del segundo cuarto con muchas ganas de poner tierra de por medio. Querían demostrar que no era los desheredados. Al Chacho Rodríguez le costó entrar, pero asistió un par de veces a Slaughter.

 

Real Madrid - Barcelona
Real Madrid - Barcelona

Los pases de Sergio Rodríguez y la electricidad de Abrines

Un pase entre las piernas de Sergio Rodríguez sembró de fantasía el abarrotado Palacio de Deportes Martín Carpena. Rudy respondía con triples y Navarro  seguía con cero puntos antes de meter uno de los dos tiros libres intentados. ¿Conclusión del segundo cuarto? Reparto de anotadores, ningún líder del partido y una tremenda igualdad con un Abrines eléctrico, con mucho descaro.

Tras el descanso, el Real Madrid salió mucho más determinado a ganar el partido que el Barcelona. Rudy quería ganar como fuera el MVP. Tenía una gran oportunidad de distanciarse en el marcador, pero también le llegaron las prisas transformadas en malas decisiones de tiro. Llull no funcionaba con la precisión requerida y era el mejor momento para el concurso de Sergio Rodríguez, que daba asistencias de ensueño a Draper o metía canastas desde la media distancia. Felipe Reyes, que se convirtió en el jugador más valorado de la historia de la Copa, también ponía empeño.

La tercera falta de Rudy Fernández a falta de justo un minuto para acabar el segundo cuarto no parecía desanimar al jugador, que estaba dispuesto a dejarse la piel en la aventura. El partido continuó con un ritmo no demasiado acelerado, sin el juego espectacular que, sobre todo, el Real Madrid demandaba para poner en circulación todo su arsenal ofensivo.

 

A falta de cinco minutos para acabar la final, cualquier cosa podía pasar, la diferencia seguía de apenas dos puntos a favor del equipo de Laso (64-66). Lo de Navarro, un jugador capaz de lo mejor, quizá el más desequilibrante jugador europeo de la última década, no se explicaba. Falló muchos tiros libres. Mirotic enchufó al equipo. Llull falló un tiro claro. Hay tiros libres para Dorsey, que falla. En la siguiente jugada el Real Madrid falla su ataque. Canasta de dos puntos de Huertas y queda una posesión y el Madrid gana 73 a 75. La última jugada fue de Llull. Quedaban apenas siete segundos de posesión y el menorquín se arriesgó. Ganó el juego trepidante del Real Madrid.

Ficha técnica:

76- FC Barcelona (17+25+17+17): Huertas (15), Navarro (5), Papanikolaou (2), Lorbek (8), Tomic (14)-cinco inicial- Dorsey (7), Sada (0), Abrines (7), Oleson (11), Nachbar (7) y Pullen (0).

77 - Real Madrid (16+22+22+17): Llull (9), Rudy Fernández (19), Darden (2), Mirotic (17), Bourousis (2) -cinco inicial-, Draper (5), Reyes (9), Rodriguez (8), Carroll (2) y Slaughter (4).

Árbitros: Hierrezuelo, García González y Conde. Señalaron falta técnica a Slaughter y a Tomic, en el minuto 29. Eliminado por cinco faltas personales Reyes, minuto 40.

Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Copa del Rey disputada en el Palacio de los Deportes Martín Carpena, de Málaga, ante 11.000 espectadores. Mirotic fue el "Jugador Más Valorado de la Final".

Baloncesto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios