Euroliga de Baloncesto: El Real Madrid sobrevive a la expulsión de Doncic y acaba aplastando al Valencia. Noticias de Euroliga
victoria por 91-72

El Real Madrid sobrevive a la expulsión de Doncic y acaba aplastando al Valencia

Por primera vez en su carrera, el jugador madridista fue expulsado. Primero recibió una antideportiva y luego una técnica. Se marchó de la pista repartiendo patadas

Por unas razones o por otras, Luka Doncic no deja de ser el protagonista de todos los partidos que juega el Real Madrid. Hasta ahora lo había sido por razones positivas, pero este martes lo fue por primera vez de forma negativa. El joven jugador esloveno fue expulsado por primera vez en su carrera en el partido de Euroliga que el Madrid ganó al Valencia Basket. (91-72). Una antideportiva y una técnica lo enviaron al vestuario antes del descanso y dejaron a su equipo en una situación difícil.

La lección del partido es que el Madrid sabe ganar sin Doncic. A sus numerosas bajas (Llull, Randolph, Ayón, Kuzmic y Rudy formaban un quinteto de lujo detrás del banquillo madridista), el Madrid sumaba la de su mejor jugador durante más de medio encuentro. Pero ante tanta adversidad no solo sobrevivió, sino que brilló y acabó pasando por encima de un rival al que la Euroliga se le ha puesto muy cuesta arriba: ya acumula ocho derrotas seguidas.

En esta acción con Pleiss le señalaron antideportiva a Doncic. (EFE)
En esta acción con Pleiss le señalaron antideportiva a Doncic. (EFE)

El codazo que lo desencadenó todo

Doncic no entró a pista hasta casi el final del primer cuarto, pero tardó poco en convertirse en el centro de atención. Primero con un triple que cerró el primer período y luego con una acción que generó mucha polémica. Al poco de comenzar el segundo cuarto, tras robar un balón, se fue directo hacia la canasta contraria con la intención de hacer un mate, pero la llegada de Tibor Pleiss por detrás lo impidió. El jugador del Valencia intentó frenarle, pero se llevó la peor parte: Doncic intentó protegerse con el brazo izquierdo y le golpeó la cara, causándole una brecha en la nariz que le apartó del partido el resto de la primera parte (Doncic acudió al banquillo a disculparse).

Los árbitros primero pitaron antideportiva del pívot alemán, pero tras revisar la jugada cambiaron de opinión y se la señalaron a Doncic. Luego siguieron unos momentos que ejemplifican muy bien un problema del baloncesto y otros muchos deportes: sin nadie que explique al espectador (tanto al que está en el pabellón como al que ve el partido desde casa) qué pasa, lo que único que se ve es a los árbitros hablando con jugadores y entrenadores mientras todos gesticulan y se quejan. Pero nada más. Durante varios minutos hubo mucha confusión en el WiZink Center, casi nadie sabía qué pasaba.

Pablo Laso se quejó de que los árbitros rearbitraran la acción entre Doncic y Pleiss. (EFE)
Pablo Laso se quejó de que los árbitros rearbitraran la acción entre Doncic y Pleiss. (EFE)

"Eso no se puede hacer, no se puede rearbitrar"

Lo que pasaba en este caso era que los árbitros, además de pitarle la antideportiva a Doncic habían señalado técnica a Txus Vidorreta, entrenador del Valencia. Todo se resolvió con dos tiros libres para el equipo 'taronja' y uno para el Madrid, que además mantuvo la posesión. Para entonces, Doncic, como buena parte de la afición madridista, ya tenía un cabreo considerable.

"En la jugada pitan falta intencionada a Pleiss, pero ven la sangre y rearbitran el partido y pitan intencionada a Luka y técnica a Vidorreta (entrenador del Valencia). No sé si en el VAR en fútbol se hace, pero en baloncesto no se puede hacer, no se puede rearbitrar. Ha sido falta en ataque de Luka, pero no antideportiva", se quejó en rueda de prensa Pablo Laso. "Esa es la jugada que provoca que Luka tenga luego que abandonar la pista. Tiene que ser listo y aprender".

El pique con Vives y la expulsión

La segunda acción se produjo a 4:11 para el descanso. En una penetración, Doncic cometió falta en ataque y se picó con Guillem Vives. Según pudo verse en la repetición, en el intercambio entre ambos se señaló el escudo. Por lo que se ve en las imágenes, eso hizo que uno de los árbitros, Damir Javor, le pitara la técnica. Ya había sido advertido, pero su insistencia en seguir el pique con Vives le salió muy caro. Una antideportiva y una técnica conllevan la expulsión, por lo que Doncic estaba fuera del partido.

El esloveno reaccionó marchándose al vestuario mientras se sacaba la camiseta, pero a mitad de camino volvió a la pista para seguir protestando a Javor. Al final volvió a irse soltando patadas al túnel de vestuarios y algún que otro improperio a los árbitros. Quedaban poco más de cuatro minutos para el descanso y el Valencia tenía una gran oportunidad para poner fin su racha de derrotas: el Madrid estaba descentrado y el marcador, apretado (31-33). Pero no supo aprovecharla. Campazzo (14 puntos y 8 asistencias) y los pívots (Thompkins, Tavares y Reyes anotaron 12 puntos cada uno) mantuvieron al Madrid a flote mientras el Valencia se hundía hasta perder por casi una veintena de puntos.

En el mejor momento de su corta carrera, tras dos partidos de Euroliga en los que había asombrado a todos, Doncic protagonizó una situación que le seguramente le servirá de aprendizaje, como señaló tras el partido Sergio Llull al publicar en las redes sociales una foto junto a él. Se puede cuestionar el criterio de los árbitros (que pitaron dos técnicas más en el último cuarto) en las dos decisiones que acabaron con su expulsión, en la primera por aplicar mal el reglamento al utilizar la repetición para rearbitrar y en la segunda, quizá, por ser demasiado estrictos con una discusión que no habría pasado a mayores. Y también se puede entender el cabreo de Doncic, pero su actitud dando patadas tiene difícil justificación. Pecado de juventud.

opta

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios