victoria madridista por 87-84

El huracán Llull derriba al Panathinaikos con su récord de anotación: 30 puntos

El base madridista lideró la victoria del Real Madrid ante el equipo griego antes de visitar este viernes al Barcá. "Es algo que me gusta hacer y me siento cómodo", declaró

Foto: Sergio Llull consiguió su mejor anotación en la Euroliga (Sonia Cañada/Cordon Press)
Sergio Llull consiguió su mejor anotación en la Euroliga (Sonia Cañada/Cordon Press)

Después de su comienzo de temporada, suena fuerte decir que Sergio Llull ha jugado su mejor partido. Pero eso es lo que hizo este miércoles, al menos en el apartado ofensivo. El base del Real Madrid anotó 30 puntos, su récord en la Euroliga, y lideró la victoria de su equipo ante el Panathinaikos por 87-84. Llull dio una exhibición, fue un huracán que derribó cualquier intento del equipo griego por defenderle. Cuando está así, no hay respuesta posible para los rivales.

Llull es, con mucha diferencia, el jugador más utilizado por Pablo Laso: en los 7 partidos de Euroliga disputados promedia más de 30 minutos. Eso no parece que le esté pasando factura, al menos de momento. Al de Mahón no se le acaban las pilas, y el Real Madrid se beneficia. En un partido en el que Jaycee Carroll estuvo muy bien defendido, en el que Luka Doncic, que volvió a ser titular, no apareció (los genios precoces también tienen días malos) y en el que el juego interior no brilló, la responsabilidad anotadora recayó en él. Y no pareció pesarle.

El huracán Llull derriba al Panathinaikos con su récord de anotación: 30 puntos

¿Mucha dependencia de Llull?

La segunda parte del base de Mahón fue magistral y a la vez preocupante para el Real Madrid. Magistral porque anotó de todas las maneras, desde el triple, en penetración, desde media distancia... Y preocupante porque el su equipo estuvo a punto de pagar muy cara la dependencia de su juego ofensivo. Sin él, la producción madridista en ataque fue escasa. De los 34 puntos que anotaron los blancos en la segunda parte, en 22 participó de manera directa Llull: anotó 17 y dio dos asistencias que acabaron en otros 5.

Laso lo mantuvo en pista todo el tercer cuarto, en el que anotó 12 de los 19 puntos del equipo, y no le dio descanso hasta que quedaban 7:32 para el final del partido. En ese momento, el Real Madrid ganaba por 75-72, pero en los tres minutos y medio que estuvo sentado sus compañeros solo anotaron un canasta: una bandeja de Carroll cuando ya Llull ya estaba preparado para volver a entrar.  “No es que me llamen los partidos así, pero cuando los encuentros se ponen de esta manera hay que dar un paso al frente, ser valiente y tomar la responsabilidad. Es algo que me gusta hacer y me siento cómodo. A veces sale bien, como hoy, y a veces sale mal, pero siempre intento dar lo mejor para que el equipo gane", dijo el menorquín, que reconoció que le hacía ilusión batir su récord.

"Sergi ha hecho un partido bastante completo. Ha sido nuestro jugador con más chispa en ataque. También ha tenido momentos defensivos buenos, pero el mejor en positivo/negativo ha sido Rudy Fernández. Hay que valorar el trabajo de todos, aunque hay que reconocer que Sergi ha tenido acierto y ha sido el que nos ha guiado ofensivamente", declaró Laso.

Bourousis jugó su mejor partido de la temporada (Juanjo Martín/EFE)
Bourousis jugó su mejor partido de la temporada (Juanjo Martín/EFE)

La de Llull no fue la única actuación destacable de la noche. La primera parte fue un carrusel de rachas. La de Feldeine con tres triples seguidos al comienzo del partido, la de Maciulis para evitar que el Panathinakos se marchara en el primer cuarto, la de Bourousis para pegar otro estirón y las de Llull y Thompkins para darle la iniciativa al Madrid por primera vez en el segundo cuarto. Entre los dos anotaron 16 de los 32 puntos en el cuarto, incluidos 4 triples. Pero su trabajo, sumado al de Randolph Ayón, que no aportó muchos puntos, pero que supo leer a la perfección las ayudas que recibía su defensor y dio 5 asistencias, no sirvió para quitarse de encima a un Panathinaikos con un acierto inusual desde el triple (9/14). Los primeros 20 minutos fueron una exhibición ofensiva, todo lo contrario a lo sucedido unas horas antes en El Pireo, donde el Olympiacos había ganado al FC Barcelona Lassa por un paupérrimo 59-52.

Feldeine se luce desde el triple

Si Feldeine ponía los triples (acabó con un 6/7), Nick Calathes ponía el orden. El base del Panathinaikos es tan dominante como Llull, pero con un estilo muy diferente. No es tan constante en la an anotación, aunque sus números no son nada malos, pero hace de todo y todo bien. Fue el mejor con 15 puntos, 4 rebotes y 9 asistencias. Su dirección, encontrando casi siempre al compañero libre y castigando los errores defensivos del Madrid, mantuvo muy cerca al Panathinakos, que perdió para el tramo final a James Gist, unos de sus mejores jugadores, por lesión. También ayudó el trabajo de Ioannis Bourousis, al que jugar contra su exequipo le pone: realizó su mejor partido de la temporada con 13 puntos y 9 rebotes.

El pívot griego respiró cuando Ayón, que le había hecho la vida imposible en el tercer cuarto junto a Randolph, se fue al banquillo. Eso coincidió también con la ausencia de Llull, y el equipo de Xavi Pascual se vino arriba. Feldeine, con un triple, empató a 84 tras un 2+1 de Llull a poco más de un minuto. Pero el base balear repondió con un otro canastón ante la defensa Singleton. Al final fueron sus propios errores los que evitaron que el Panathinaikos arruinara la fiesta de cumpleaños de Llull, que este martes cumplió 29 años.

opta
Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios