Es noticia
Menú
El Real Madrid desaprovechó la oportunidad que le dio el CSKA de Moscú
  1. Deportes
  2. Baloncesto
ajustada derrota en moscú

El Real Madrid desaprovechó la oportunidad que le dio el CSKA de Moscú

El equipo madridista se sobrepuso al enorme partido de Nando De Colo (28 puntos) y tuvo opciones de ganar, pero cometió varios fallos en las últimas jugadas. Es su segunda derrota en la Euroliga

Foto: Carroll fue de los mejores con 13 puntos (Maxim Shipenkov/EFE)
Carroll fue de los mejores con 13 puntos (Maxim Shipenkov/EFE)

El Real Madrid perdió un partido en el que estuvo cerca de alcanzar la victoria después de tenerla muy lejos. Tras un desastrososegundo cuarto comenzóuna remontada lenta y trabajada que le permitió plantarse en los últimos minutos con opciones. Llegó a ponerse a un punto y tuvo varios tiros para empatar, pero los falló y se precipitó en los últimos ataques. Su rival, el CSKA de Moscú, no lo hizo mucho mejor, pero llegaba con una ligera ventaja que al final le valió para ganar por 91-90 y seguir invicto en la Euroliga después de seis jornadas.

Resumen del partido.

Hubo un momento, llegando al final del segundo cuarto, en el que al Madrid se le puso imposible el partido. El problema no era tanto la desventaja en el marcador, que nunca superó los 15 puntos a favor del CSKA, sino su incapacidad para responder a la que le estaba cayendo. El equipo moscovita llegó a ir perdiendo por 13 en el primer cuarto, pero encadenó un 14-0 de salida en el segundo período que le impulsópara pasar por encima del Madrid, un muñeco que recibía golpes por todos lados, pero casi todos del mismo jugador:Nando De Colo. El escolta francés, que penetraba con demasiada facilidad,anotó 16 de los 32 puntos del CSKA en el segundo cuarto, un festival del mejor ataque de Europa. "Tuvimos cinco o seis minutos como máximo en los que cometimos muchos errores y eso contra un equipo como el CSKA te rompe", reconoció Pablo Laso tras el partido.

Sin embargo, el Madrid nunca se desconectó por completo y a punto estuvo de aprovechar la oportunidad que le dejó un CSKA no tan fino como sugieren sus 91 puntos. "Estoy triste porque pudimos haber ganado el partido, pero también creo que hicimos muchas cosas buenas para mantenernos en el encuentro ante un buen equipo", dijo Laso. Antes del partido le habían preguntadoque a quién prefería parar, si a De Colo o a Teodosic, y él contestó que eso era como elegir entre papá o mamá. Viendo el resultado, 28 puntos del francés y 15 del serbio, podría pensarseque no consiguió parar a ninguno. Pero no fue así. Teodosic, el que más jugó en el CSKA, estuvo muy fallón (6 pérdidas) y no se hizo con el partido.Los dos produjeron bastante en ataque, pero mucho más por su cuenta que en otros partidos. El CSKA solo fue un huracán ofensivo en el segundo cuarto.

Foto: Doncic penetra ante De Colo (EFE) Opinión

Doncic titular

No esLasoun entrenador que acostumbre a cambiar su quinteto.Que se lo pregunten aSergio Rodríguez, que estuvo años saliendo desde el banquillo hiciera lo que hiciera. Por eso llamó la atención el cinco inicialque eligió en Moscú: Llull, Doncic, Maciulis, Reyes y Ayón. Eso no dice tanto del Real Madrid como del CSKA, que obliga a todos sus rivales a cambiar su planteamiento para hacer frente a su juego. El Madrid lo hizo,y durante el primer cuarto le funcionó. De que la diferencia no fuera mayor tuvo la culpa el desacierto de Sergio Llull en el tiro de tres puntos.

La temporada pasada, en el mismo partido en Moscú, Lasoabroncóa un chaval de 16 años al grito de "¡Una puta jugada, la que quieras, para que tengamos orden!". El receptor de la bronca fueLuka Doncic, que respondió entonces con tres triples. Hoy falló los tres que intentó, pero sí que implantó elorden necesario para frenar la máquina moscovita al comienzo del partido. Pero en cuanto se fueron él yMaciulisal banquillo, el invento del Madrid se vino abajo y el buen inicio quedó en nada. Fue en ese momento cuando Kurbanov se puso el mono de trabajo, De Colo se convirtió en una pesadilla y el CSKA se creció.

Demasiados fallos al final

El Madrid no reaccionó hasta el tercer cuarto, cuando Llull comprendió que no era su noche en el triple y comenzó a pisar la zona y Carroll demostró que es el suplente más fiable de Europa. Entre ambos anotaron 20 de los 30 puntos madridistas en ese período, que acabó con un robo de Draper y un mate de Hunter para dejar a los blancos a 5 puntos (73-68). La diferencia se mantuvo estable en el último cuarto gracias a dos triples de Rudy Fernández, desaparecido hasta entonces. El mallorquín luego falló dos cuando tuvo opción de empatar, en lo que fue el prólogo de un final lleno de errores.

El Madrid resistió gracias a los errores del CSKA ya tres rebotes ofensivos de Ayón, que dejó a su equipo a un punto (87-86) a 25 segundos para el final. De Colo metió luego sus dos tiros libres, y el Madrid atacó con la opción de empatar, pero Nocioni, el más veterano del equipo, se precipitó y lanzó un triple con el defensor encima que no tocó ni aro. En los dos tiros libres que anotó Kurbanov habría muerto el partido, peroDe Colo cometió una pérdida inexplicable que dio opción al Madrid a empatar. El encargado de jugársela fue Llull, que llevaba 21 puntos, pero esta vezsutriple no entró.

El Real Madrid perdió un partido en el que estuvo cerca de alcanzar la victoria después de tenerla muy lejos. Tras un desastrososegundo cuarto comenzóuna remontada lenta y trabajada que le permitió plantarse en los últimos minutos con opciones. Llegó a ponerse a un punto y tuvo varios tiros para empatar, pero los falló y se precipitó en los últimos ataques. Su rival, el CSKA de Moscú, no lo hizo mucho mejor, pero llegaba con una ligera ventaja que al final le valió para ganar por 91-90 y seguir invicto en la Euroliga después de seis jornadas.

Sergio Llull
El redactor recomienda