los problemas económicos del equipo colegial

¿Un Grifols para el Estudiantes? Las opciones para acabar con su deuda

La millonaria deuda que mantiene con Hacienda dificulta el día a día del club, que busca opciones para pagarla. Entre ellas, un crédito o la entrada de un inversor

Foto: Darío Brizuela, estrella del Movistar Estudiantes. (ACB Photo/E. Candel)
Darío Brizuela, estrella del Movistar Estudiantes. (ACB Photo/E. Candel)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El Movistar Estudiantes evitó 'in extremis' la temporada pasada un descenso que podría haber puesto en peligro la viabilidad del club. El club colegial sobrevive con un lastre que le impide conformar plantillas competitivas para no pasar apuros en la Liga Endesa. Tiene desde hace años una millonaria deuda con la Agencia Tributaria que ha ido reduciendo poco a poco y para la que ya ha tenido que negociar en dos ocasiones un calendario de pagos. La entidad del Ramiro de Maeztu busca opciones para quitársela de encima de una vez o para aligerar sus obligaciones.

"Estamos negociando con Hacienda para acordar un nuevo calendario que nos permita más flexibilidad y poder dotar de más recursos a la parcela deportiva", declaró hace unos días un portavoz del club a 'Palco23'. Según ha podido saber El Confidencial, esa opción es las más complicada de las que maneja el club, que también trabaja con otros dos escenarios: financiar la deuda con un préstamo a largo plazo de una entidad de crédito y la entrada en el accionariado de un inversor.

El Estu lleva varios meses contactando con entidades de crédito privadas y públicas en busca de un préstamo para pagar la deuda con la Agencia Tributaria. La idea es que la devolución de ese préstamo sea más asequible que el convenio que tiene ahora mismo con Hacienda, que le obliga a devolver más de un milón de euros cada año y le hace ir con el agua al cuello en cada ejercicio.

Otra posibilidad es la entrada en el accionariado de un inversor, una idea defendida por algunas voces dentro del club. El ejemplo del Divina Seguros Joventut, otro histórico del baloncesto español que hace poco más de un año estuvo muy cerca de la liquidación, es el ideal para una entidad como el Estudiantes. Hace un año, la Penya anunció el desembarco de en el club de Scranton Enterprises, una sociedad propiedad de varios directivos de la multinacional catalana Grifols. Scranton Enterprises se hizo con la mayoría de las acciones en una ampliación de capital (pero no cambió al equipo gestor) y revitalizó al Joventut, que la pasada temporada jugó la Copa del Rey y los 'playoffs' de la Liga Endesa.

En la actualidad, tras la reciente ampliación de capital, los máximos accionistas de el Estudiantes son la Fundación y el club. La primera ronda el 20% y el segundo está en el 6%. Otro accionista importante es el presidente, Fernando Galindo.

El Joventut, en problemas económicos hace poco más de un año, está ahora mucho mejor tras ser comprado por Scranton Enterprises. (EFE)
El Joventut, en problemas económicos hace poco más de un año, está ahora mucho mejor tras ser comprado por Scranton Enterprises. (EFE)

Negociar un nuevo convenio singular con la Agencia Tributaria está casi descartado, pero en caso de conseguirse sería el tercero. El primero fue en 2011, cuando finalizó el proceso concursal iniciado un año antes. El Estu abandonó el concurso con una deuda de casi 11 millones de euros (el pico había superado los 15), de los cuales 7,6 eran deuda privilegiada. El pacto con la Agencia Tributaria estipulaba un calendario de pagos de diez años, pero en octubre de 2014, la sociedad no pudo hacer frente al pago (sí continuó pagando la deuda ordinaria y reduciendo la deuda corriente, que quedó regularizada en julio de 2016) y comenzó una negociación para establecer un nuevo calendario. En marzo de 2017, las dos partes firmaron un nuevo convenio. En la actualidad, el Estu tiene que pagar 1,4 millones de euros cada mes de octubre hasta 2023.

Esa cantidad supone casi el 25% del presupuesto de la pasada temporada, que ascendió a los 6 millones y estuvo cubierto en un 50% por la aportación de los patrocinadores, la partida de ingresos más importante. Telefónica aportaba poco más de la mitad (1,6 millones) y partir del próximo curso aportará más con la entrada en vigor de la renovación del contrato anunciada en mayo. La compañía telefónica, que patrocina al equipo a través de su filial Movistar, pagará más de dos millones de euros en cada una de las dos próximas temporadas. Ese patrocinio es vital para la supervivencia el Estudiantes.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios