protagonista de la acción de la victoria

La venganza de Ante Tomic con el Barcelona en la final de Copa de la polémica

Ante Tomic es el jugador del Barça más pitado por la afición madridista en cada partido contra el Real Madrid. Este domingo, tuvo su particular venganza al ganar la Copa del Rey

Foto: Ante Tomic besa el título de campeón de la Copa del Rey. (EFE)
Ante Tomic besa el título de campeón de la Copa del Rey. (EFE)

A Ante Tomic le perseguirá toda la vida una frase que pronunció en su presentación como jugador del FC Barcelona en el verano de 2012. El pívot croata dejó el Real Madrid y fichó por el eterno rival. "Yo tengo ganas de jugar, de subir mi nivel y de ganar títulos". Quédense con la última parte de la frase: ganar títulos. El balance tras su cambio de acera es muy favorable al Madrid (15-5), como bien le recuerdan los aficionados madridistas cuando ganan algo. Pocos jugadores más ridiculizados que Tomic, por blando, por falta de sangre, por irse del Madrid cuando empezaba una época gloriosa... Este domingo, el croata se quitó de encima parte de ese desprecio con el que lo tratan con el título de Copa del Rey ganado al Madrid (93-94).

Los que se burlan de Tomic pasan por alto dos cosas. Una es que él no se fue del Real Madrid porque quiso, sino porque no lo renovaron. Y se fue al mejor equipo de la ACB en aquel momento. La otra es que es muy bueno. De los mejores de Europa en su puesto. "Es uno de los mejores cincos en los últimos diez años en Europa", dijo sobre su jugador Svetislav Pesic, entrenador del Barça. "Es un gran talento, no es atlético, pero tiene una inteligencia a un alto nivel. Sin él, nuestra defensa, nuestra organización tiene otra calidad. Ayuda mucho en defensa, lee muy bien el juego. Los jugadores exteriores, en defensa, saben que detrás está Tomic. Es un jugador muy importante para el equipo. Hace puntos, puede asistir”.

La celebración del Barcelona en el vestuario, con Ante Tomic en primer plano. (ACB Photo)
La celebración del Barcelona en el vestuario, con Ante Tomic en primer plano. (ACB Photo)

En la final, Tomic anotó 14 puntos y capturó siete rebotes. Suya fue la canasta que decidió el título, una canasta que no fue: el balón no entró, pero los árbitros pitaron ¿interferencia? ¿tapón ilegal? de Anthony Randolph. "No he visto nada. No sé qué ha pasado. He tirado el balón y no he visto nada", respondió cuando le preguntaron por la acción. Le comentaron que Felipe Reyes había entrado al vestuario gritando que habían robado al Real Madrid y el croata fue bastante diplomático. "¿Un robo? Es su opinión. Cada persona tiene su opinión", dijo sobre el que fue su compañero.

Los dos años y medio que pasó en el Real Madrid quedan muy lejos. Es tan grande todo lo que ha conseguido el equipo madridista con Pablo Laso en el banquillo, es tan brillante esta etapa de éxitos, que todo lo anterior ha quedado sepultado. También el paso de Tomic, que ganó la Copa del Rey en 2012, el primer título con el vitoriano en el banquillo. Es como si no hubiera hecho nada de provecho en el equipo. Retirado Juan Carlos Navarro, al que ha sustituido como capitán, Tomic es el jugador más pitado por la afición madridista cada vez que se enfrentan Real Madrid y Barcelona.

"No se trata de mí. Se trata del club", respondió cuando le preguntaron por el significado del título para él debido a su pasado madridista. "Lo más importante es que el equipo reaccionó muy bien, después de estar 16 puntos abajo volver y ganar de esta manera...". A Tomic le pinchan (le pinchamos) en busca de alguna declaración en la que reconozca que le tiene ganas al Madrid, pero casi nunca suele decir nada. Ni siquiera tras ganarle una final en su casa con una canasta suya.

ACB

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios