SE JUGARON LOS OCHO PARTIDOS PROGRAMADOS

La NBA llora la muerte de Kobe Bryant: "No puedo decirles ahora que salgan a jugar"

Jugadores llorando en el banquillo, homenajes sobre la pista, entrenadores con lágrimas ante la prensa y vestuarios devastados. Así fue la difícil jornada en la que murió un mito

Foto: Los homenajes a la figura de Kobe Bryant se sucedieron en los partidos de la NBA (Derick E. Hingle-USA TODAY Sports)
Los homenajes a la figura de Kobe Bryant se sucedieron en los partidos de la NBA (Derick E. Hingle-USA TODAY Sports)

La trágica muerte de Kobe Bryant pilló a la NBA con el pie cambiado y nadie tomó la decisión más lógica en este caso, como hubiera sido la suspensión de la jornada. Los ocho partidos que estaban programados para la tarde-noche del domingo se disputaron, dejando imágenes que tardarán en borrarse de la retina de los aficionados.

Una de las más llamativas fue la de Tyson Chandler. El jugador de los Houston Rockets no se vistió para el partido de su equipo en Denver y se quedó en el banquillo, donde se le pudo ver muy afectado por lo sucedido y llorando en varias ocasiones a lo largo del encuentro, con claros gestos de incredulidad por lo sucedido.

Los Clippers, el segundo equipo de Los Ángeles, tenían partido en Florida en la noche del domingo y tampoco se suspendió. Antes del choque, su técnico, Doc Rivers, se plantó ante los medios de comunicación para hablar de Kobe, pero las lágrimas casi se lo impiden: "Tenemos que jugar, pero las noticias son devastadoras para Vanessa (la mujer de Kobe) y para todos. No tengo mucho que decir, la noticia es devastadora para todos los que le conocieron. Ha significado mucho para mí, fue un gran rival. Tenía el ADN que muy pocos deportistas podían llegar a tener. Le conocí más desde que se retiró, ahora vamos a necesitar la mentalidad de la Mamba".

Al equipo de siempre de Kobe, Los Angeles Lakers, la noticia les pilló volando desde Filadelfia hasta California, después del partido que habían jugado la noche del sábado. Uno de los más afectados fue LeBron James, el heredero natural de estrella de la franquicia angelina, que no podía dejar de secarse las lágrimas tras aterrizar de su vuelo.

Gregg Popovich, entrenador de San Antonio Spurs, también hablaba destrozado al final de su partido contra Toronto y pedía a los periodistas que no entraran en el vestuario ya que los jugadores estaban destrozados anímicamente: "Ha sido un buen partido y una difícil derrota pero, ¿a quién le importa? Lo más importante es que les agradezco que no entren en el vestuario, todos están muy afectados por la trágica muerte de Kobe. Todos sabemos el jugador que era, pero era mucho más que eso: era un competidor, nadie le igualaba en su deseo de ganar y es lo que le convertía en un jugador tan atractivo".

En ese partido entre los Spurs y los Raptors se vivió uno de los momentos de la noche: los dos equipos decidían comenzar su partido con un homenaje a Kobe Bryant. Lo hicieron dejando pasar los 24 segundos de su primera posesión, precisamente el número que vistió el inolvidable jugador de los Lakers además del 8.

El mundo del baloncesto echará de menos a la gran estrella y aún mejor persona que fue Kobe Bryant. Para Pau Gasol era su hermano mayor, la persona que le recibió con los brazos abiertos en Los Ángeles. Para Michael Jordan, al contrario, era su hermano pequeño. El mito de los Bulls también ha querido despedirse del 24: "Quería a Kobe, era como un hermano pequeño para mí. Solíamos hablar a menudo y voy a echar de menos esas conversaciones. Era una fiera competitiva, uno de los mejores de la historia de este deporte y una fuerza creativa. Kobe era, además, un padre increíble y amaba profundamente a su familia".

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios