VINO A ESPAÑA DESDE SENEGAL CON 14 AÑOS

"Allí vamos tirando para sobrevivir". Astou Ndour, una jugadora española diferente

Astou Ndour participará por primera vez en una Copa del Mundo de baloncesto. La jugadora española habla con El Confidencial antes del torneo que empieza el sábado en Tenerife

Foto: Astou Ndour debutará en una Copa del Mundo. (EFE)
Astou Ndour debutará en una Copa del Mundo. (EFE)

Astou Ndour (Dakar, 1994) era una adolescente más que jugaba al baloncesto en un colegio en la capital de Senegal. En 2008 se marchó del país africano para comenzar una aventura: su nueva vida en Europa, concretamente en Las Palmas de Gran Canaria. A pesar de la barrera lingüística y cultural, se adaptó a su nuevo entorno y su trabajo culminó en forma de premio gordo: ser parte de la selección española. Hace dos años participó en los Juegos Olímpicos de Río, donde se colgó la medalla de plata, y ahora se prepara para la Copa del Mundo que comienza el 22 de septiembre en Tenerife. La jugadora ha charlado con El Confidencial sobre su vida personal y el torneo que está a la vuelta de la esquina.

Ndour llegó a España gracias a una amiga suya, Aminata Diop. "Ella fue a hacer un 'test' en España y le preguntaron si había otras jugadores altas en Senegal", cuenta la pívot a este periódico. Diop habló de Ndour, que mide 1,96 metros, y así comenzó su aventura en España. Ndour, aunque ya ha pasado una década, sigue en contacto con Diop.

La barrera del idioma la salvó al principio con la ayuda de otra compañera de pista que era francófona. "Vanessa Blé hablaba francés y me lo traducía todo", dice Ndour. Empezó su carrera en la cantera del Islas Canarias en 2009 y debutó en el primer equipo en 2011, momento en el que Blé también vestía los colores del conjunto canario. Aunque la familia de Astou vive en Senegal, los kilómetros no afectan a su relación. "Todos los días hablo con mis padres. Vienen a visitarme de vez de cuando, sobre todo en diciembre", comenta. No entra en detalles sobre la composición de su familia, pero afirma que tiene una familia grande. "Hay mucha diferencia entre España y Senegal. Son diferentes culturas. Aquí la vida es muy buena y lo tienes todo mientras que allí vamos tirando para sobrevivir".

Domingo Díaz y Begoña Santana, sus entrenadores en el Gran Canaria, fueron muy importantes en su crecimiento como baloncestista cuando vivía en Gran Canaria. Le ayudaron mucho en su formación y adaptación a España. A pesar de que ya no juega en el club canario, su relación con ambos sigue intacta. "Domingo siempre me habla preguntándome qué tal, de hecho me ha llamado esta mañana (el pasado jueves)". Según Ndour, Díaz también se interesa por su familia y sigue dándole consejos para que mejore su juego.

Astou adquirió la nacionalidad española en 2011, pero ella no tenía la última palabra. Como solo tenía 17 años, estaba obligada a pedirle permiso a sus padres para poder ser española y, por tanto, formar parte de la Selección. Por suerte, ellos accedieron a su petición sin ningún tipo de problema y se logró con la ayuda en la documentación de Begoña Santana.

Desde que se convirtió en profesional, la pivot de 24 años ha probado experiencias en varios países como España, Turquía e Italia. En 2016 se fue a Estados Unidos para jugar en San Antonio Stars, de la WNBA. Este año cambió de equipo y fichó por Chicago Sky. Aunque su equipo no llegó a los 'playoffs', ha acabado muy satisfecha con su estancia: "Fue una experiencia guay, estaba muy a gusto".

Ndour (i) tiene ganas de debutar en un Mundial. (EFE)
Ndour (i) tiene ganas de debutar en un Mundial. (EFE)

No lo jugó en 2014

En 2014, Ndour no pudo disputar el pasado Mundial de Turquía con España porque ya habían convocado a Sancho Lyttle y el reglamento de la FIBA no permite que haya más de una jugadora nacionalizada por selección. Están exentos los nacionalizados antes de los 16 años, algo que no cumple Ndour. Esta vez, Lyttle, igual en los Juegos de Rio, está lesionada y a Ndour le ha llegado la oportunidad de brillar en este escaparate mundial. La norma del máximo organismo del baloncesto no le molesta a Ndour ni le parece injusta, simplemente la acepta. "No tengo ningún problema. Sabía que era joven, así que no eché ninguna lágrima".

Este Mundial es especial para España porque lo disputa como país anfitrión y en el caso de Ndour en la comunidad autónoma a la que llegó con 14 años para comenzar su carrera europea. El primer encuentro del equipo (este sábado) será contra Japón en el primer día del torneo. Ndour valora muy positivamente el hecho de poder jugar en casa. "Es un punto de motivación, no hay ninguna presión porque el público nos apoya y eso se lo agradecemos". España consiguió el bronce en 2010 y la plata en 2014, ¿se llevará por fin la medalla de oro? "Ojalá", dice entre risas. "Lo tomamos paso a paso. No tenemos miedo a nadie".

Durante nueve días, los ojos del baloncesto femenino estarán puestos en nuestro país. Ndour, que no estaría aquí si no fuera por una amiga suya, espera brillar delante de su público en su primer Mundial.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios