el partido de entrenamiento que nadie vio

Jordan, Magic y la mejor pachanga de baloncesto de todos los tiempos

El 22 de julio, en Mónaco, el Dream Team jugó un partido de entrenamiento cuya leyenda creció con los años. Michael Jordan lo definió como el mejor partido en el que había participado

Foto: Magic Johnson y Michael Jordan capitanearon los dos equipos que se enfrentaron en la pachanga del 22 de julio de 1992. (Reuters)
Magic Johnson y Michael Jordan capitanearon los dos equipos que se enfrentaron en la pachanga del 22 de julio de 1992. (Reuters)

El Dream Team asombró a todos en los Juegos Olímpicos de Barcelona e hizo que una generación entera se enamorara del baloncesto, pero ninguno de los partidos que jugó aquel equipo en el verano de 1992 (14 oficiales entre el Torneo de las Américas y los JJOO y algún amistoso más) ha alcanzado tanta fama como una pachanga de entrenamiento que jugaron el 22 de julio en Mónaco. Con el paso del tiempo, la falta de imágenes engordó la leyenda sobre aquel entrenamiento. Pero ¿fue para tanto? Según Michael Jordan, sí. "El mejor partido en el que he jugado", dijo en 2012 en el documental sobre el Deam Team realizado por NBA TV.

La última fase de la preparación del equipo estadounidense fue en Mónaco. Y no por las buenas condiciones para la práctica deportiva del principado. Los casinos, las discotecas y el golf eran tan importantes en la actividad diaria de algunos jugadores como los entrenamientos (lo siguió siendo durante los Juegos). El 21 de julio, cinco días antes de su debut en los Juegos, el Dream Team había jugado su último amistoso. Fue una victoria ante Francia por 111-71 que dejó malas sensaciones. Cuarenta puntos de ventaja y había pegas. Tal era la superioridad de aquel equipo.

Al día siguiente, el entrenador, Chuck Daly, decidió que necesitaba exprimir a sus jugadores antes del comienzo del torneo. Por eso organizó esa pachanga en el entrenamiento matinal que el equipo realizó en el pabellón situado bajo una de las gradas del Estadio Luis II, el mismo que acoge los partidos del Mónaco. Clyde Drexler y John Stockton, lesionados, no participaron, y Daly dividió a los diez jugadores restantes de la siguiente manera: Magic Johnson, Chris Mullin, Charles Barkley, Christian Laettner y David Robinson en el equipo azul y Michael Jordan, Scottie Pippen, Larry Bird, Karl Malone y Pat Ewing en el equipo blanco. El técnico les pidió que se emplearan a fondo. "Todo lo que tengáis", les dijo. Y los jugadores respondieron, gracias sobre todo al pique entre Jordan y Magic, que convirtieron el partido en algo personal.

La historia de esa pachanga la ha contado mejor que nadie el periodista Jack McCallum en el libro 'Dream Team', que en España publicó en 2017 la editorial Contra. McCallum cubrió el Dream Team para 'Sports Illustrated', pero como toda la prensa que siguió al equipo, no vio lo que pasó aquel día en el Estadio Luis II de Mónaco. Los entrenamientos eran a puerta cerrada y los medios solo accedían en los minutos finales, cuando los jugadores estaban estirando o lanzando a canasta.

Durante años, la creencia generalizada fue que no había imágenes de aquel partido, que solo las pocas personas que estaban aquella mañana en el pabellón monegasco habían sido testigos de algo único. Pero sí había una grabación. La había realizado Pete Skorich, que trabajaba en los Detroit Pistons con Chuck Daly y le acompañaba también en la selección. La cinta estuvo perdida en su casa muchos años, hasta que McCallum le preguntó por ella cuando investigaba para el libro.

Poco después, el periodista fue entrevistado para el documental de NBA TV y dijo que tenía un vídeo de aquella pachanga (lo convirtió a DVD y se lo llevó para escribir el libro, que tiene un capítulo dedicado a ese episodio). Fue entonces cuando la NBA reclamó la propiedad del vídeo. En el documental de 2012 hay imágenes de aquella pachanga, pero mezcladas con otros entrenamientos en el mismo pabellón, lo que lleva a engaño. Se ve a Drexler jugando y a Jordan y Magic con los colores cambiados: el primero de azul y el segundo de blanco.

La victoria en la pachanga fue para el equipo de Jordan por (40-36). Según el jugador de los Bulls, eso no le sentó bien a Magic. "Estuvo cabreado durante dos días", cuenta en 'Dream Team'. Magic lo niega y dice que unas horas después ya lo había superado. "Habría sido peor para todos si él (Jordan) hubiera perdido".

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios