españa juega la semifinal del eurobasket

Alba Torrens, la estrella que renuncia una y otra vez a la WNBA por la selección

La alero mallorquina está siendo la mejor jugadora de la selección en el EuroBasket, donde España se enfrenta este sábado (18:00 horas) a Bélgica en las semifinales

Foto: Alba Torrens debutó con la selección española en 2008, antes de los Juegos Olímpicos de Pekín. (FIBA)
Alba Torrens debutó con la selección española en 2008, antes de los Juegos Olímpicos de Pekín. (FIBA)

Cualquier deportista lo daría todo por competir en la elite de su deporte y no dejaría escapar la oportunidad en cuanto se le presentara. Eso es lo habitual, pero hay excepciones. En el baloncesto reciente, quizá la más conocida sea la de Dejan Bodiroga, que durante años prefirió ser cabeza de ratón en Europa que cola de león en la NBA. El serbio se retiró siendo uno de los mejores jugadores que nunca pisaron la liga estadounidense.

En una situación parecida está Alba Torrens (Binissalem, 1989), que en cada entrevista que concede tiene que responder a la misma pregunta: ¿para cuándo el salto a la WNBA? Ella dice que no se cansa de responder a esa cuestión porque entiende que se la hagan. No le falta razón. Que una jugadora de su nivel, elegida la mejor de Europa en dos ocasiones y campeona de la Euroliga tres veces, por citar solo dos honores de su extenso palmarés, no haya decidido probar suerte en esa competición llama mucho la atención. Pero todo tiene un motivo, y en su caso es la selección, que este sábado se juega el pase a la final del EuroBasket (18:00 horas, 'Teledeporte').

Torrens no esconde su deseo de jugar en la WNBA (fue elegida en el puesto del 'draft' de 2009 por Connecticut Sun), pero su prioridad es la selección española, con la que ya ha ganado seis medallas: la plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016; una plata (2014) y un bronce (2010) en los mundiales; y un oro (2013) y dos bronces (2009 y 2015) en los campeonatos de Europa.

Alba Torrens ha ganado seis medallas con la selección española. (FIBA)
Alba Torrens ha ganado seis medallas con la selección española. (FIBA)

Para comprender su decisión hay que conocer cómo se estructura el baloncesto femenino. A diferencia del masculino, la WNBA y las competiciones europeas están muy cerca. No coinciden en el tiempo (la competición norteamericana se disputa en verano, cuando paran las del Viejo Continente) y las jugadoras compiten a ambos lados del Atlántico casi sin descansar a lo largo del año. Las mejores jugadoras del mundo ganan más dinero en Europa (o en China) que en la WNBA, donde los sueldos son bajos.

Para las estadounidenses, cuya selección solo se reúne para Juegos Olímpicos y Mundiales, es más fácil, porque la WNBA se detiene cuando llegan esos torneos. Pero a las europeas se les presenta una difícil elección: jugar en Estados Unidos o con la selección. Algunas, como Sancho Lyttle, comienzan en mayo la temporada, paran jugar con la selección y vuelven. Otras no se incorporan hasta después del torneo (lo que hizo Anna Cruz el año pasado). Y también las hay que renuncian por completo. En este último grupo está Torrens.

Desde 2008, cuando irrumpió antes de los Juegos de Pekín, Torrens ha sido una fija en la selección (salvo en 2012, de baja por una grave lesión de rodilla). Primero a la sombra de Amaya Valdemoro y luego convirtiéndose en su heredera. La alero de 1,90 metros se transformó con el paso de los años en la líder de un equipo que lo ha ganado casi todo. Ella es la referencia en ataque, la jugadora a la que buscar en los momentos complicados. En este EuroBasket es la más utilizada por Lucas Mondelo y promedia 17,3 puntos, 6,3 rebotes, 4 asistencias y 2,3 robos con un 52,9% de acierto en triples (es la líder del equipo en las cuatro categorías estadísticas).

Torrens es cauta cuando le preguntan si tiene nivel para jugar en la WNBA. "No sé si podría hacerlo tan bien como Anna Cruz y Marta Xargay", contesó hace poco en el 'Diario de Mallorca'. Pero si sus dos compañeras de selección lo han hecho bien en Estados Unidos y ella se mide con éxito casi cada semana a las mejores del mundo en la Euroliga y entrena con algunas de ellas (comparte equipo en Ekaterimburgo con Diana Taurasi y Brittney Griner, por ejemplo), no hay razones para pensar que que no tiene nivel de sobra para jugar en la WNBA. Pero por fortuna para la selección española, no es su prioridad.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios