Es noticia
Menú
"No va de farol": Mo Katir, el 'poeta' que corre por su abuelo, calla bocas con un histórico bronce
  1. Deportes
  2. Atletismo
EN LOS MUNDIALES DE EUGENE

"No va de farol": Mo Katir, el 'poeta' que corre por su abuelo, calla bocas con un histórico bronce

El atleta español dio una lección en pista para conseguir el bronce en los Mundiales de Eugene, logrando una medalla histórica para nuestro país y haciendo callar a los críticos que afirmaban que le ponían "en cuarenta" por su origen

Foto: Katir, eufórico tras lograr el bronce. (EFE/EPA/John G. Mabanglo)
Katir, eufórico tras lograr el bronce. (EFE/EPA/John G. Mabanglo)

Mo Katir puede presumir de ser una de las grandes realidades del atletismo español. Con solo 24 años, acaba de lograr un histórico bronce en los Mundiales de Atletismo de Eugene (EEUU), que le convierte en uno de los deportistas del momento. En poco menos de un año, el murciano está demostrando a todo el mundo que es un corredor de primer nivel, el gran futuro de atletismo español y que lo tiene todo para triunfar. Y, de paso, va callando la boca de aquellos que dudaron de él.

En su debut en unos Mundiales, Katir acabó en tercera posición -con el también español Mario García Romo en cuarta plaza- solo por detrás del campeón olímpico, Jakob Ingebrigtsen, y del ganador de la prueba, Jake Wightman. En una carrera antológica, de menos a más, sacó su mejor versión para dar una medalla a nuestro país: "Estoy muy orgulloso. Espero haber hecho disfrutar a España y a mi pueblo, porque esto es solo el comienzo. En un mes, está el Europeo", afirmaba.

Foto: Mo Katir, tras lograr el bronce. (EFE/EPA/Jean-Christophe Bott)

La gente que le rodea confirma que las palabras de Katir no son un brindis al sol, sino que está en muy buen estado de forma y que su mente y cuerpo están alineadas para seguir destrozando registros: "La gente le puso mucha presión cuando le tocó competir en los Juegos Olímpicos, pero él sabía que todavía le quedaba mucho por dar al atletismo español. Cuando dice que solo está empezando, no va de farol", afirma su entorno a El Confidencial. Y eso que Katir nunca lo tuvo fácil.

Nacido en Alcazarquivir (Marruecos), la historia de Katir es la de muchos jóvenes que se ven obligados a arriesgarlo todo en busca de una vida mejor. Su padre llegó a España en patera y su madre, egipcia, consiguió viajar a España cuando Mo ya tenía cinco años. El primer lugar en el que vivieron fue Huesca, donde el joven comenzó a despuntar en el mundo del fútbol, donde incluso formó parte de la cantera de la SD Huesca hasta alevines. Pero, entonces, el atletismo se cruzó en su camino.

Durante una carrera con el colegio, su desempeño impresionó a unos entrenadores, que le convencieron para cambiar de deporte. Después de que su familia se trasladara a Mula (Murcia), Katir empezó a entrenar en descampados y a participar en carreras populares con premios económicos, con el objetivo de poder ayudar en casa y conseguir material., al mismo tiempo que hacía sus pinitos con la poesía. Gran admirador de Antonio Machado, desde joven lo utiliza como válvula de escape.

Sin embargo, a pesar de haber pedido la nacionalidad en 2015, no llegó a tiempo y no pudo ser proclamado campeón nacional en 2016, cuando ganó el Campeonato de España de 3.000 metros. Llegaría en 2019, momento a partir del que empezó a competir bajo la bandera española, confirmando unos meses después su explosión. Sería en 2021, cuando en un mes logró destrozar los récords nacionales de 1.500 m., 3.000 m. y 5.000 m... pero, entonces, llegó un episodio que le marcó.

Isaac Viciosa, precisamente el atleta al que le quitó el récord de 3.000 metros, le atacó muy duramente: "Me hubiera gustado que la marca la hubiese batido un atleta con apellidos castellanos. De momento, es un atleta que pongo en cuarentena y quiero dejar unos meses para que transcurra todo, que certifique esas marcas en los Juegos Olímpicos y se confirme que está completamente limpio", explicaba en una entrevista con la revista 'Soy Corredor'.

El día que Katir logró el récord de España de 3.000 metros.

Katir no se calló lo más mínimo: "Para quien no sepa de quién es mi apellido, es de un gran señor, de origen marroquí. Mi gran motivación, un ejemplo a seguir, mi abuelo Mailud Katir. Este señor ha tenido que trabajar duro, desde los cinco años ha sufrido en la vida por temas de la guerra. Ya podéis juntar a toda la vieja escuela, no hay comparación con este señor. Es un honor llevar tu apellido, abuelo, solo es el comienzo. Corro por ti", afirmaba como respuesta.

Se pusieron muchas esperanzas en Katir en los JJOO, pero era una prueba que llegaba en un momento donde aún le quedaba lejos tanta exigencia. Logró acabar octavo y, lejos de lo que muchos pensaban, sabía que había sido un éxito y el trampolín para seguir haciendo historia en el atletismo. Solo ha necesitado unos meses para confirmar que no se equivocaba: en sus primeros Mundiales, ha logrado una medalla de bronce que entrará en la leyenda del deporte nacional. Solo es el comienzo.

Mo Katir puede presumir de ser una de las grandes realidades del atletismo español. Con solo 24 años, acaba de lograr un histórico bronce en los Mundiales de Atletismo de Eugene (EEUU), que le convierte en uno de los deportistas del momento. En poco menos de un año, el murciano está demostrando a todo el mundo que es un corredor de primer nivel, el gran futuro de atletismo español y que lo tiene todo para triunfar. Y, de paso, va callando la boca de aquellos que dudaron de él.

Federación Internacional de Atletismo (IAAF)
El redactor recomienda