Luis Alberto: Mis triunfos se los debo a mis padres y la Guardia Civil. Noticias de Alpinismo
campeón del mundo de 'trail'

Luis Alberto: "Mis triunfos se los debo a mis padres y la Guardia Civil"

Mientras se dilucida qué federación se hace con el control de las pruebas por montaña, Luis Alberto Hernando las ha ganado todas. En esta entrevista explica cómo ha llegado a la elite

Foto: Luis Alberto Hernando es uno de los mejores corredores de carreras por montaña del mundo. (Ian Corless)
Luis Alberto Hernando es uno de los mejores corredores de carreras por montaña del mundo. (Ian Corless)

"Me siento más viejo y más verde que nunca". Luis Alberto Hernando celebraba así en las redes sociales sus 40 años, cumplidos el pasado mes de septiembre. La de 2017 ha sido una gran temporada: campeón del mundo de 'trail' de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF); campeón del mundo de las Skyrunning World Series, pruebas del calendario de la International Skyrunning Federation (ISF); medallista de oro en esquí de montaña por parejas en los Juegos Mundiales Militares de invierno; y campeón de Europa de Ultras de la ISF. Un palmarés que le consagra como uno de los mejores corredores de carreras por montaña del mundo con el mayor número de títulos vigentes.

'Skyrunning', 'mountain running', 'ultra trail', 'ultra running'. Términos y matices solo al alcance de los interpretes autorizados, cuyos preceptos suelen obedecer, en no pocas ocasiones, a intereses económicos. En España, la federación de atletismo (RFEA) y la de montaña y escalada (FEDME) comparten, o compiten, una práctica deportiva que ha tenido un gran auge en los últimos años. La RFEA se declara competente en 'trail running', modalidad que define como “correr en un entorno natural en campo abierto en cuyo recorrido no puede haber más de un 20% de superficie asfaltada o pavimentada”. Y la FEDME lo es en carreras por montaña, que son “competiciones siempre por pistas y caminos no asfaltados, senderos, barrancos" cuyo recorrido supera en un 50% la "pista transitable para vehículos”. Estas bromas semánticas se traducen en dos selecciones, en una duplicidad de gastos y a que, en la práctica, sean las marcas deportivas, que patrocinan importantes competiciones, las que controlen los calendarios mundiales.

Un origen unido al alpinismo

El jueves 22 de mayo de 1924, en su edición de la mañana, el periódico 'ABC' daba cuenta de la celebración de la segunda edición de La Copa de Hierro, competición pionera en España en las carreras por montaña que organizaba la sociedad de alpinismo Peñalara. Para ganar la Copa era necesario quedar primero en tres ediciones y su recorrido transitaba la Sierra de Guadarrama.

La de 2017 ha sido una gran temporada para Luis Alberto Hernando. (Ian Corless)
La de 2017 ha sido una gran temporada para Luis Alberto Hernando. (Ian Corless)

Si hay algo intrínseco al atletismo es la marca, el récord. Todo lo contrario sucede con las carreras por montaña, donde lo importante es la clasificación. Atendiendo a su origen y a su característica esencial, quizá podríamos convenir que la ubicación natural de esta práctica deportiva serían las federaciones montañeras. Mientras tan compleja decisión se dilucida –no lo veremos–, Luis Alberto Hernando lo ha ganado todo.

Había pendiente una conversación tras su participación en la Ultra Pirineu a finales del pasado mes de septiembre. La actitud de algunos asistentes a la prueba no logró alterar a un deportista honesto que se proclamó nuevamente campeón del mundo de Ultra de la ISF. “En la Ultra Pirineu me pasó de todo. Era una carrera que creía que iba a ganar y salió por los pelos. Me vino bien perder como perdí porque me enseñó, mejor dicho, me ratificó que cuando no entreno bien no gano. Tuve muchos problemas en la temporada, me di un golpe en la rodilla; me rompí una costilla en el Campeonato de Europa. No llegue a parar para recuperar, pero entrené muy incómodo y la mitad de horas que otros años. Pese a todo, conseguí puntuar para el mundial de la ISF y ganarlo”.

El ejemplo de su padre

Echando la vista atrás y comenzando por el principio, en la charla que tuvo con El Confidencial en Cuenca, en casa del alpinista Pedro Cifuentes, se le cuestionó por el ejemplo y la influencia de su padre. "Lo que hizo mi padre —Félix Hernando— me sirvió para decir sin complejos "quiero ser el mejor" y convencerme de que se puede lograr. Mi padre nos acompañaba, a mi hermano y a mí, a las pistas de atletismo en Burgos y se quedaba hasta que terminábamos el entrenamiento. Todo el deporte que él hacía era jugar el partido de fútbol de casados contra solteros de los trabajadores de INDASA, una fábrica de curtidos. Pero el hombre se cansó de mirarnos y empezó también a entrenar. Resultado: con 45 años fue campeón de Europa de maratón (Atenas, 1994) y al año siguiente campeón del mundo de maratón (Búfalo, 1995) y así suma y sigue", comenta Luis Hernando.

Además, resalta otro tipo de esfuerzos más allá del físico. "La figura de mi madre fue la de un apoyo incondicional. Hacia cábalas para que mi hermano y yo pudiésemos tener las mejores zapatillas para entrenar, el mejor material. Comprendí que debía ser responsable: "Tengo que hacerlo bien porque es un esfuerzo de mis padres". Éramos una familia de trabajadores con una gran hipoteca para pagar el piso. Así que me lo tomé muy en serio. Empecé haciendo atletismo. Corría cross y pista hasta que me fui al Ejército. No tenía malas marcas: en 5.000 hice 14’:32” y en 3.000 obstáculos, 9’:06”. Me hizo ilusión ganar a Juan Carlos Higuero —que es de Aranda de Duero— en el Cross de Llodio: yo quedé segundo y él, tercero. El atletismo es la base sobre la que he crecido como deportista".

Luis Alberto Hernando con su padre en una carrera popular.
Luis Alberto Hernando con su padre en una carrera popular.

El apoyo de la Guardia Civil

La otra 'pata' sobre la que ha crecido ha sido la de su trabajo: la Guardia Civil. “Mi hermano entró al Ejército en 1995 de suboficial y yo en 1996 me fui de soldado profesional a Valencia. Estuve en Bosnia en 1999 y después de esa experiencia, cuando regresé, me motivó más la Guardia Civil. No pensaba en montaña. Sentí que sería más útil en la Benemérita. Hice los nueves meses en la Academia de Guardias y Suboficiales de Baeza (Jaén) y coincidí con Gerardo Clavero. Él veía cómo entrenaba y me puso en contacto con el capitán García Valiñas, que dirigía el Equipo de Competición de la Guardia Civil en Jaca. Después del año de prácticas me incorporé al equipo. Ahora estoy en el GREIM de Pamplona en verano y en invierno entrenando en Jaca. Durante estos meses mi servicio es competir con el Equipo de la Guardia Civil. Todos estos años de entrenamiento son los que han hecho posible los éxitos deportivos. Por eso afirmo que soy un campeón gracias al apoyo de la Guardia Civil”.

Luis Alberto Hernando junto a sus compañeros de la Guardia Civil.
Luis Alberto Hernando junto a sus compañeros de la Guardia Civil.

"Hay algo que pocos conocen. En ocasiones han venido hasta veinte personas, entre familia, amigos y mi mujer (Nieves), para ayudarme. Su presencia en los avituallamientos, en los puestos de control, es esencial. En Chamonix, en la Ultra Trail de Mont Blanc (UTMB), se distribuyen por todos los puestos de avituallamiento para ayudarme a arañar cinco minutos en una carrera de 20 horas. Sin ellos nada sería igual. Saben lo agradecido que les estoy", comenta el burgalés, otorgando parte de su éxito también a los 'fans' que le rodean.

¿Y el futuro? ¿Cómo lo ve Luis Alberto? "Soy una persona que no da puntada sin hilo. Del mismo modo que sopesé la incorporación a la Guardia Civil, lo hago con mi carrera deportiva. Estoy completamente satisfecho de mis triunfos, podría dejarlo en cualquier momento, pero la sensación de éxito es adictiva y, hoy por hoy, no tengo ningún motivo real para dejarlo. Ahora estoy contento con mis patrocinadores, Adidas e Isostar, y tengo una beca de la federación de atletismo. Sé que una retirada a tiempo es una victoria, pero ¿sabes? Motiva mucho conseguir algo, porque cuando luchas para que no te lo arrebaten, eso te da la vida. Yo sé que empezarán a ganarme ya, porque, aunque creo que mantengo el nivel, cada vez hay más gente y mejor. Pero deseas volver a sentir esas emociones que ya has vivido. Eres un deportista distinto si haces deporte sin dorsal. Si abandonas tu espíritu competitivo. Pero sabes que tienes que controlar el momento de la retirada. Esa es la tensión que debes resolver".

Y, para terminar, un piropo también para quienes dan voz a sus triunfos, "quiero que sepas que para mí es muy importante que se valore lo que hacemos los corredores, que no solo vivimos en las redes sociales. Para mí tiene mucho valor lo que hace El Confidencial y estoy agradecido". Palabras de un gran campeón y una persona honesta.

Alpinismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios