Vuelven los fantasmas de la Eurocopa de 2004, el último fiasco de España en el torneo
  1. Deportes
España podría repetir la decepción

Vuelven los fantasmas de la Eurocopa de 2004, el último fiasco de España en el torneo

La Selección de Iñaki Sáez fue eliminada en fase de grupos tras enfrentarse a Portugal, Grecia y Rusia

placeholder Foto: Valerón y Vicente celebran un gol en la Eurocopa de 2004. (EFE)
Valerón y Vicente celebran un gol en la Eurocopa de 2004. (EFE)

España puede ser eliminada en la fase de grupos si no gana a Eslovaquia. La decepción sería mayúscula, aunque no sería la primera vez que le ocurre algo así en una Eurocopa. El primer precedente data de 1988 y el último, de 2004. La Roja llegó a la Eurocopa tras una dura fase de clasificación en la que fue emparejada con Grecia, a la que también se enfrentaría en la fase final. Los griegos fueron primeros de grupo, mientras que España tuvo que ir a la repesca y doblegar a Noruega. Aquel equipo había realizado una buena actuación en el Mundial de 2002, donde solo la ayuda de Al-Ghandour a Corea del Sur la privó de las semifinales.

A diferencia de esta ocasión, en la que no hay nombres reseñables en la lista de Luis Enrique, Iñaki Sáez reunió a un extraordinario elenco de futbolistas: Raúl, Casillas, Xavi, Puyol, Xabi Alonso, Joaquín… Sin embargo, ni la nómina de jugadores ni el desplazamiento masivo de la afición a Portugal (10.000 españoles de media por encuentro) impidieron la eliminación de la Selección. El primer partido de la fase de grupos fue frente a Rusia. La victoria despertó la ilusión del aficionado nacional, pero la alegría fue efímera tras el debut.

Según la prensa nacional, España fue mejor y dio una imagen consistente. A pesar de las buenas críticas, la Selección hizo las maletas tras el empate frente a Grecia (1-1) y la derrota frente a Portugal (1-0). Las tablas con los griegos fueron a puntos y a diferencia de goles, pero anotaron dos tantos más que les valieron la clasificación. Más tarde, se proclamarían campeones frente a los lusos en una de las sorpresas más sonadas en los últimos años (0-1).

La prensa reflejó el fiasco de la Selección. Santiago Segurola escribió: “España fue eliminada en primera ronda, sin esperar la tradicional decepción de cuartos de final, como si quisiera ahorrarse el trago de toda la vida (…) España pagó el precio de su inesperada timidez en un encuentro que exigía dosis masivas de carácter”.

Otra de las plumas que también abordó la eliminación fue la de Alfredo Relaño: “Nos volvemos atormentados porque Sáez sacó por fin el equipo que pedía la prensa (y eso que no la lee), un equipo de ataque. Pero un equipo de ataque para salir a defender (…) Nos volvemos atormentados también porque Raúl ha pasado de líder a la manzana de la discordia. La impresión de que su presencia ha condicionado todo y ha quitado muchos minutos a lo mejor de nuestro fútbol (Valerón, Niño Torres, Morientes) queda clavada en gran parte de la afición”.

placeholder David Albelda, durante el España-Portugal de 2004. (EFE)
David Albelda, durante el España-Portugal de 2004. (EFE)

Ángel María Villar ratificó, sin periodo de reflexión, a Iñaki Sáez tras la eliminación. El técnico dijo en rueda de prensa que “no era momento para hablar de su continuidad”. Los días que sucedieron al fracaso, Sáez manifestó sus ganas de continuar al frente del combinado nacional para posteriormente poner su cargo a disposición del presidente. Después, Luis Aragonés se convirtió en el nuevo seleccionador. Con él, el éxito de 2008 eclipsó el fiasco de 2004 e inició la década dorada del fútbol español.

Selección Española de Fútbol Eurocopa Luis Enrique
El redactor recomienda