perdió en los penaltis ante serbia

España llora de nuevo en las Picornell: pierde la final europea masculina de waterpolo

La selección española masculina perdió la final del Campeonato de Europa de waterpolo ante Serbia en los penaltis. Es su primera medalla internacional desde la plata mundial de 2009

Foto: Los jugadores de la selección española tras perder la final ante Serbia en Barcelona. (EFE)
Los jugadores de la selección española tras perder la final ante Serbia en Barcelona. (EFE)

El waterpolo quedó para siempre unido a las piscinas Picornell en 1992. La selección masculina sufrió allí su derrota más dura, una de las más recordadas de la historia del deporte español, en la final olímpica perdida ante Italia tras tres prórrogas. Este sábado, en ese mismo escenario, España perdió la final del Campeonato de Europa ante Serbia en los penaltis. La primera final en nueve años acabó como la última: con derrota ante el mismo rival y de la misma manera.

El nivel del rival y el lugar del que venía a España convierten la plata en un enorme éxito para el waterpolo masculino español, huérfano de medallas desde 2009 y de títulos desde 2001, cuando ganó su segundo Mundial consecutivo en Fukuoka (Japón). Desde entonces, tres medallas en el período 2006-2009 y una sequía preocupante. Los mejores años de la selección femenina (tercera en este campeonato) han coincidido con una mala época de la masculina, muy lejos de la generación que dominó su deporte en los noventa.

Pero la actuación de estas dos semanas en Barcelona apunta a próximos éxitos a medio plazo. La selección subcampeona de Europa incluye a ocho jugadores menores de 25 años. Liderada por el internacional David Martín, seleccionador desde enero de 2017, España ha rememorado tiempos mejores en este campeonato, que en waterpolo masculino es como un Mundial o los Juegos Olímpicos por el nivel de los equipos. "Seguro que esta generación consigue más éxitos", dijo Martín en Teledeporte tras la final. "Que nadie dude de que volveremos".

Martín sabe lo que es perder y ganar ante Serbia. Perdió en 2009, en la final del Mundial de Roma (Italia) que se decidió en los penaltis. Y ganó dos años antes en el partido por el bronce en Melbourne (Australia). Desde la derrota en la capital italiana hasta ahora, España no había subido al podio. Serbia, en cambio, lo ha hecho diez veces contando la de este sábado. Fue tercera en Londres 2012 y campeona cuatro años después en Río de Janeiro. Subcampeona del mundo en 2011, campeona en 2015 y tercera el año pasado. Y ganó el bronce europeo en 2010 y el oro en los siguientes cuatro campeonatos. Es el mejor equipo del mundo, y por eso la actuación de España, llevándolo al límite, ya es digno de elogio. Aunque el resultado fuera el mismo que hace 26 años en esa misma piscina.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios