esperanzador debut del catalán

Lo que no dice la clasificación de Marc Soler, la gran esperanza española en el Tour

En su primera participación en el Tour, Marc Soler ha demostrado por qué muchos lo ven luchando por la carrera a medio plazo.

Foto: Marc Soler ha debutado este año en el Tour de Francia. Es su segunda carrera de tres semanas, tras la Vuelta a España 2018. (Reuters)
Marc Soler ha debutado este año en el Tour de Francia. Es su segunda carrera de tres semanas, tras la Vuelta a España 2018. (Reuters)

Durante el Tour de Francia, Marc Soler ha compartido tres fotos en su perfil de Instagram. En dos ellas se le ve ayudando a sus compañeros. En la primera, tirando de Alejandro Valverde en la etapa de La Rosière. En la segunda, comandando el grupo de los favoritos camino del Col du Portet, donde ganó Nairo Quintana. "Otro día trabajando para los compañeros en una etapa muy explosiva con la victoria de Nairo", escribió el ciclista del Movistar, que durante las últimas tres semanas ha cumplido a la perfección con la tarea que le encomendaron en su primera participación en el Tour.

Soler ha entusiasmado a aquellos que lo ven como protagonista de la carrera a medio plazo. Porque en su caso no hay que prestarle mucha atención a la clasificación. Va a acabar a más de dos horas del ganador, Geraint Thomas, pero no era su misión estar lo más arriba posible. Le ha tocado trabajar para los líderes del equipo y conocer la prueba francesa. Una necesaria etapa de formación.

El ciclista catalán ha estado en varias fugas en busca de la victoria de etapa y ha sido clave en varios momentos para ayudar a los líderes cuando estos atacaban. "El Tour es completamente diferente a la hora de entrar en las fugas. Se va siempre muy rápido, hoy ha costado muchísimo hacerse la fuga y una vez dentro estás medio muerto", contó el martes tras la primera etapa de los Pirineos, en la que se metió en la escapada y rodó en cabeza hasta las rampas finales del último puerto. Al día siguiente, en la etapa pirenaica de 65 km, volvió a intentarlo, pero fue atrapado. No acabó ahí su trabajo: puso un ritmo alto en la penúltima subida para desgastar al pelotón.

Noveno en la contrarreloj

Soler ha mantenido un nivel alto de principio a fin. En la última se ha dejado ver bastante, lo que demuestra que ha aguantado bien la tralla de una carrera como el Tour. Si aún quedaba alguna duda de que está preparado para sobrevivir a las tres semanas, las despejó este sábado en la contrarreloj de 31 km, donde acabó en novena posición a 1'22'' del ganador, Tom Dumoulin. Mejoró en meta el tiempo de un especialista como el campeón de España Jonathan Castroviejo, otro que no ha parado de trabajar durante todo el Tour. Soler llegará a París cansado, pero entero.

En un ciclismo en el que cada vez se saca menos tiempo en la alta montaña, rendir en la contrarreloj es clave. Soler ya lo hizo este año en la París-Niza que ganó. Entonces fue segundo en los 18,4 km contra el crono entre La Fouillouse y Saint-Étienne. Antes de esa carrera, en una entrevista a 'Efe', se definió a sí mismo de la siguiente manera: "No soy el mejor en llano, ni subiendo, ni en la contrarreloj, pero me defiendo en los tres terrenos".

Por si fueran pocos los líderes que ya tiene, Movistar tiene otro cocinándose a fuego lento. Con la edad que tiene ahora (25 años en noviembre), Alberto Contador ganó su primer Tour de Francia y Nairo Quintana tenía dos podios en el Tour y una victoria en el Giro. Soler va más despacio, su maduración es más lenta, pero su futuro como 'vueltómano' es esperanzador.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios