Las 5 mejores tablas de surf
  1. DeCompras
PARA NOVATOS O PROFESIONALES

Las 5 mejores tablas de surf

La emoción y diversión que genera surfear las olas sólo se puede explicar cuando alcanzas la cresta de la ola. Descubre qué tipo de tabla de surf necesitas

placeholder Foto: Surfea las olas con la tabla adecuada (Foto: Pixabay)
Surfea las olas con la tabla adecuada (Foto: Pixabay)

El surf es uno de los deportes acuáticos más divertidos y emocionantes. La sensación de situarte en la cresta de una ola, notar que tomas impulso y levantarte sobre la tabla mientras la surcas es difícilmente descriptible. Por ello, tanto si ya la has experimentado anteriormente como si no pero te agrada la idea de probarla este verano, queremos ayudarte a elegir la tabla de surf recomendada para ti.

Por ejemplo, la Bluefin SUP Cruise hinchable es una opción muy interesante. Está especialmente diseñada para la práctica de paddle surf, incluye una gran variedad de accesorios entre los que se incluyen el remo y la bolsa de transporte y se puede convertir en un kayak de forma fácil y rápida. Por estos motivos, la hemos elegido como la mejor tabla de surf de esta comparativa. La sigue de cerca esta Channel Island X-Lite, que ha sido fabricada en resina epoxy de alta calidad y que ofrece unas sensaciones excelentes al deslizarse sobre el agua. Dos buenas alternativas, pero hay otras muchas dignas de mención. Vamos a verlas.

El mejor, nuestra elección: Paquete de tabla de paddle surf hinchable Bluefin SUP

Con un 4,5 sobre 5 y un 76 % de valoraciones de 5 estrellas, esta es la mejor tabla de surf de la marca Bluefin SUP para los clientes de Amazon y la encargada de encabezar esta comparativa. Es hinchable, ha sido fabricada en PVC y alcanza los 325 x 83,5 x 16 cm (largo, ancho, grosor). Estas dimensiones, como indica Montse, “son perfectas para la práctica de paddle surf. Ofrece una estabilidad increíble. ¡Me lo he pasado con ella genial este verano!”. De hecho, incluye un remo desmontable de fibra de vidrio.

placeholder Paquete de tabla de paddle surf hinchable Bluefin SUP
Paquete de tabla de paddle surf hinchable Bluefin SUP

Sin duda, los accesorios suponen otra de las grandes virtudes de esta tabla de paddle surf rígida. En concreto, incluye una bomba de inflado, un leash para sujetarla al tobillo del usuario y quillas intercambiables. Mención especial merece el asiento ya que, según Fernando, “permite convertirla en un kayak en un par de minutos. Su versatilidad y relación calidad-precio son excelentes”. Por si fuera poco, trae una funda para tabla de surf que permite transportarla a modo de mochila.

Hoy en Amazon

Segunda opción: Tabla unisex ZrayX-Rider

La mejor tabla de surf de la marca Zray según las opiniones de los usuarios de Amazon. Llega al 4,4 sobre 5 y al 40 % de análisis de 5 estrellas. Sus medidas son de 275 x 71 x 13 cm, por lo que hasta puede usarse para practicar paddle surf aunque sea más pequeña que la anterior. Posee un diseño muy llamativo, es válida para hombres y mujeres y está enfocada a un público juvenil. “Es inflable, pero da la sensación de ser muy resistente. En cualquier caso, incluye un kit de parches de reparación. La tengo desde hace 6 meses y aún no lo he estrenado” nos cuenta María acerca de ella. La oferta también trae una bolsa de transporte, un remo y una cuerda para el tobillo.

placeholder Tabla unisex ZrayX-Rider
Tabla unisex ZrayX-Rider

Alternativa: Tabla de surf bodyboard Schildkröt Funsports

Ahora vamos con la mejor tabla de surf infantil de la marca Schildkröt Funsports. Sus compradores en Amazon le otorgan un 4 sobre 5 y un 56 % de máximas puntuaciones. Por ejemplo, Rubén destaca de ella “su diseño moderno y original” y su “revestimiento de nylon, que le aporta una mejor hidrodinámica y un tacto más suave”. Su uso se recomienda para cualquier persona mayor de 6 años hasta un máximo de 75 kg de peso. Se trata de una tabla de surf de espuma con una gran flotabilidad, pero que requiere de que el usuario sepa nadar.

placeholder Tabla de surf bodyboard Schildkröt Funsports
Tabla de surf bodyboard Schildkröt Funsports
Hoy en Amazon

Tabla de surf Fish Channel Islands

Sin duda, la mejor tabla de surf de la marca Channel Islands para los consumidores en Amazon. Así lo evidencia su nota media, que roza el 5 sobre 5. Ha sido fabricada en resina epoxy, un material ligero, resistente y que se desliza a la perfección sobre el agua. Esta se encuentra acompañada por una tira de carbono en la parte inferior que la hace inmune a la torsión. ¿El resultado? “Una tabla de surf profesional de tipo Fish con la que cabalgar hasta las olas más complicadas. Estoy muy satisfecho con la compra” (Amador).

placeholder Tabla de surf Fish Channel Islands
Tabla de surf Fish Channel Islands
Hoy en Amazon

Tabla de surf eléctrica AHELT-J

Terminamos con la mejor tabla de surf eléctrica de la marca AHELT-J en base a los comentarios de los clientes de Amazon. Dispone de un potente motor para generar velocidad “incluso aunque no haya olas. Sinceramente, ahorra mucho esfuerzo a la hora de remar y resulta muy divertida y fácil de usar”, según Mario. Este se alimenta de una batería oculta en un compartimento estanco invulnerable a la humedad. Soporta un máximo de 110 kg de carga y es totalmente segura en el mar.

placeholder Tabla de surf eléctrica AHELT-J
Tabla de surf eléctrica AHELT-J
Hoy en Amazon

¿Cómo elegir una tabla de surf?

Según las opiniones en tablas de surf analizadas, los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de comprar una son:

  • Longitud de la tabla. Cuanto mayor sea, más estabilidad te ofrecerá. De hecho, las de paddle surf, que son las más largas, te permitirán ponerte de pie y remar incluso aunque no haya olas. Las más pequeñas son las que requieren de mayor habilidad, experiencia y pericia.
  • Nivel de experiencia. Sin duda, si eres principiante, opta por una tabla de surf evolutiva o una softboard. Cuando la tengas dominada puedes pasar a otras de más difícil manejo como, por ejemplo, una tabla de surf retro, fish o gun.
  • Ancho de la tabla. Al igual que la longitud, también marcará el grado de estabilidad que tendrás sobre la tabla al ponerte de pie y lo fácil o difícil que será de manejar.
  • Talla. Es un aspecto muy importante más allá de si quieres aprovechar una oferta en tablas de surf largas o cortas. Su tamaño debe adaptarse a tu altura para que así puedas manejarla con comodidad.
  • Punta o noise. Cuanto más afilada sea, más velocidad te permitirá alcanzar a la hora de surcar las olas. En cambio, si es redondeada, te reportará mayor maniobrabilidad..
  • Cola o tail. Elígela recta si tu prioridad es realizar trucos sobre las olas. En cambio, si acaba en punta, te será más útil para cabalgar olas grandes.
  • Materiales de fabricación. Como hemos visto en esta comparativa de tablas de surf, las fabricadas en resina epoxy son las más sofisticadas. La fibra de vidrio es una buena alternativa, aunque no alcanza sus propiedades en materia de resistencia y ligereza. Los modelos de plástico e hinchables son alternativas más económicas.
  • Precio de la tabla de surf. Depende del tipo de tabla, del material de fabricación y de muchos otros criterios. Una tabla evolutiva para principiantes te puede costar entre 250 € y 500 €, mientras que una de paddle surf puede sobrepasar los 1000 €. Las diseñadas para olas de mayor tamaño es posible que alcancen los varios miles de euros.
  • Mejores marcas de tablas de surf. Bluefin SUP ha sido la mejor valorada por los usuarios en esta comparativa. Le sigue Zray, y Channel Islands.

¿Qué es una tabla de surf y para qué sirve?

La tabla es el elemento indispensable para la práctica del surf, un deporte acuático que consiste, fundamentalmente, en cabalgar las olas del mar y realizar maniobras, giros y acrobacias sobre ellas. Su origen, ubicado en la Polinesia, se remonta a varios siglos atrás. Sin embargo, no fue hasta 1778 cuando el explorador británico James Cook llegó a Hawái y descubrió que allí la utilizaban con fines deportivos.

¿Quién inventó la tabla de surf?

Como decíamos, las primeras tablas de surf aparecieron en las islas de Polinesia sin que pueda determinarse quién fue su inventor. De hecho, las más antiguas datan del siglo VI d.C. Para los habitantes del archipiélago eran un símbolo de estatus. Cuanto más largas eran, mayor nivel social evidenciaban. Aquellas que pertenecían a los jefes de las comunidades llegaban a medir más de 8 metros de largo.

Las tablas de surf más antiguas datan del siglo VI, en las Islas de Polinesia

Por su parte, el explorador británico James Cook desembarca junto a su tripulación en Hawái y, una vez allí, ven cómo los nativos locales emplean también tablas de madera para moverse por el agua. Pero, en este caso, lo hacen con fines puramente lúdicos y de ocio. Su objetivo es dominar las olas del océano Pacífico.

No fue hasta el año 1907 cuando la tabla de surf llegó a Europa. Lo hizo de la mano de George Freeth con el propósito de publicitar una empresa de ferrocarriles. A partir de ahí, estos elementos ganan popularidad y empiezan a realizarse importantes avances técnicos:

  1. En 1926, Tom Blake, uno de los pioneros del surf, reduce el peso de la tabla realizando orificios en lugares estratégicos. Su diseño es el primero en ser vendido en serie a nivel mundial.
  2. En 1932 empieza a utilizarse madera de balsa para fabricar las tablas de surf, lo que reduce su peso en un 70 % (de 50 kg a 15 kg, aproximadamente). A partir de ahí, empieza a ser posible realizar trucos sobre las olas.
  3. En 1935 se corta la cola de la tabla y se añade una quilla en la parte delantera, lo que proporciona una mejor hidrodinámica.
  4. Entre 1940 y 1960, la madera es sustituida por la fibra de vidrio que, posteriormente, es reemplazada por el poliuretano. Aquí ya empiezan a vislumbrarse los diseños actuales.
  5. En 1971, Pat O'Neill inventa la correa de surfista mediante una ventosa unida a un cordón quirúrgico.

A partir de ahí, las mejores tablas de surf apenas han evolucionado en términos de diseño. Eso sí, se ha investigado mucho en nuevos materiales y en sistemas de propulsión. Tanto es así que, actualmente, es posible encontrar tablas de surf eléctricas que permiten navegar a más de 10 km/h sin necesidad de que haya olas.

Tipos de tablas de surf

Actualmente, es posible distinguir 9 tipos de tablas de surf diferentes:

  • Tabla de surf Malibú o softboard. Es la mejor tabla de surf para aprender. De hecho, también recibe el nombre de Funboard porque está especialmente enfocada a la diversión. Ofrece mucha estabilidad y flotación. Además, resulta muy sencillo remar subido a ella.
  • Tabla de paddle surf. También denominadas paddleboard. Permiten al surfista ponerse de pie sin necesidad de aprovechar el impulso de una ola. Esto es posible, fundamentalmente, gracias a su gran superficie, que es capaz de soportar el peso de más de un usuario. Es una tabla de surf con remo para realizar el desplazamiento.
  • Tabla de surf evolutiva. Por diseño, están a medio camino entre una tabla de surf para principiantes de tipo Malibú y una tabla corta para surcar olas de gran tamaño. De hecho, se considera un paso indispensable entre ambas y permite empezar a realizar algunos trucos sencillos.
  • Tabla de surf corta. O shortboard. Son las tablas de surf recomendadas para olas medianas y grandes ya que ofrecen una excelente maniobrabilidad. Sin embargo, no son fáciles de usar y requieren de pericia y entrenamiento. Dentro de esta categoría hay dos variantes: las Fish y las Retro.
  • Bodyboard o tabla de surf de cuerpo. Es la más pequeña de todas. De hecho, no permite al surfista colocarse de pie, solo tumbado sobre el pecho o de rodillas. Esto hace descender el punto de gravedad para realizar trucos espectaculares y alcanzar mayores velocidades.
  • Tablas de surf largas o longboard. La diseñada para olas pequeñas y medianas. Es posible utilizarla para surcar olas grandes, pero requiere de mucha pericia. La diferenciarás, más allá de por su enorme tamaño, por su punta redonda.
  • Sandboard o tabla de surf arenera. Para usarla es necesario esperar a que la ola rompa sobre la orilla. En ese momento, el surfista sale corriendo, arroja la tabla y, de un salto, se posa sobre ella para deslizarse. El espesor de este tipo de tabla es muy reducido y, generalmente, se fabrica en fibra de carbono o madera pulida.
  • Tabla de surf remolcada o Tow-in. Muy pequeña y estrecha. Es utilizada para surfear las olas mientras recibe el impulso de una pequeña embarcación a motor o de una mota acuática.
  • Tabla de surf Gun. Una variante de las anteriores ya que también está pensada para ser remolcada por una embarcación a motor. Es especialmente pequeña y estrecha y posee una punta muy afilada. Sin duda, la mejor tabla de surf para cabalgar olas muy grandes.
Foto: Salta, grinda y desplázate con tu propio Longboard (Foto: Pixabay)

Pero, más allá de estos diseños que podríamos tildar como convencionales, existen otros tipos de tablas de surf que debemos mencionar:

  • Tabla de surf hinchable. Es una alternativa más económica que la ofrecida por el plástico rígido, la fibra de vidrio o el epoxy. Además, brinda la ventaja de poder transportarse fácilmente ya que, al extraer el aire de su interior, puede almacenarse cómodamente en el maletero del coche o, incluso, llevarse a mano. Las hay de muchos tipos y tamaños. Su único hándicap es que puede pincharse.
  • Tabla de surf voladora. Cuenta con un motor eléctrico que, por un lado, succiona agua del mar y, por otro, la expulsa a gran presión hacia abajo. Esto consigue que la tabla se separe de la superficie del agua entre 50 cm y 100 cm, aproximadamente, de modo que el usuario tiene la sensación de volar sobre ella.
  • Tabla de surf motorizada. En este caso, el motor eléctrico es utilizado para permitir el desplazamiento hacia delante o hacia atrás. De este modo, no hace falta remar con los brazos o con la pala para obtener impulso.

¿Que es una tabla de surf evolutiva?

Las de tipo Malibú o softboard son consideradas las mejores tablas de surf de iniciación. Generalmente, son las que proporcionan las escuelas a los alumnos que nunca se han subido a una. Sin embargo, tras una o dos semanas dando clases, es necesario cambiar a otra que permita un mejor desarrollo sobre las olas. Es ahí cuando surge la necesidad de comprar una tabla de surf evolutiva.

Las tablas de surf evolutivas son ideales para aficionados o cursos de iniciación

En concreto, una tabla de surf evolutiva tiene una longitud que oscila entre los 215 cm y los 275 cm (según la talla). Es totalmente plana y tiene un nose o punta bastante amplio, lo que ofrece una mayor estabilidad y permite surfear con seguridad olas pequeñas y medianas. También puede usarse con olas altas, pero no es lo más habitual.

Además, es fácil remar con una tabla evolutiva y su capacidad de giro, sin ser excelente, puede calificarse como muy buena. Suele fabricarse en plástico, fibra de vidrio o epoxy. Las primeras son las más baratas y de menor calidad (250-300 €), mientras que las últimas son las más resistentes, duraderas y caras (450-500 €). Las de fibra son muy ligeras y proporcionan sensaciones excelentes, pero resultan bastante delicadas. En cualquier caso, este es el tipo de tabla de surf ideal para aprender a hacer cutbacks, bottom turns y otros muchos trucos.

¿Es igual una tabla de surf que una de paddle surf?

No. Entre ambas existen dos diferencias fundamentales:

  • Superficie. La tabla de paddle surf es la más grande de todas. Su superficie es tan amplia que permite al usuario situarse de pie sobre ella en cualquier momento. Incluso aunque no haya olas. En el resto de casos, solo aprovechando la fuerza de estas es posible adquirir la velocidad y la estabilidad necesarias para que el surfista se ponga erguido.
  • La técnica de remada. El paddle surf es un deporte con tabla de surf y remo en el que el surfista se coloca de pie todo el tiempo manteniendo el equilibrio y utiliza una pala para desplazarse sobre el agua. En cambio, al usar cualquier otro tipo de tabla, ha de posicionarse tumbado sobre el pecho y utilizar sus brazos para avanzar.
Foto: Disfruta del relax y la naturaleza en tu propio kayak hinchable (Foto: Pixabay)

Dicho esto, ¿puedes utilizar una tabla de paddle surf para cabalgar olas? Claro que sí. De hecho, es ideal para olas pequeñas y medianas por el alto grado de estabilidad que ofrece, si bien es cierto que su maniobrabilidad resulta escasa.

¿Cuál es la mejor para principiantes?

Como ya hemos dicho, la evolutiva. La tabla de surf softboard o Malibú únicamente viene bien durante las primeras sesiones o clases, pero se puede empezar directamente con una de las otras. Por tamaño, estabilidad y capacidad para surcar olas de diferentes tamaño, es el tipo más recomendable.

¿Cuánto tiene que medir una tabla de surf?

La longitud de una tabla de surf es la distancia comprendida entre el nose y el tail, es decir, entre la cabeza y la cola. Generalmente, se mide en pies y pulgadas (un pie son 12 pulgadas, y una pulgada equivale a 2,54 cm). Sus dimensiones dependen del tipo de tabla del que hablemos y, sobre todo, de para qué olas está diseñada:

  • Tablas para olas grandes. Las más cortas. Miden entre 6 y 7 pies (183-213 cm) y ofrecen una gran maniobrabilidad.
  • Tablas de surf para olas pequeñas. Generalmente, de entre 7 y 9 pies, es decir, de 213 cm a 274 cm, aproximadamente. La elección dependerá también de la talla que precise el usuario.

Por su parte, las tablas de surf evolutivas suelen rondar entre los 6'8” y los 8' (203-244 cm). Es por ello que se consideran bastante válidas para cabalgar olas de casi todos los tamaños.

Partes de una tabla de surf

No importa si hablamos de una tabla de surf barata o de una de las mejores del mercado. Todas ellas poseen los mismos elementos en común:

  • Nose. El extremo delantero de la tabla y el que marca la maniobrabilidad que ofrece en el agua. Esta dependerá, además, del rocker, término utilizado para hablar de la curvatura del nose. Si es plano, la tabla resultará muy rápida pero poco manejable. En cambio, si es curvo, resultará más lento pero más adecuada para los trucos.
  • Tail. El extremo trasero. Es siempre más estrecho que el nose, aunque puede tener formas muy variopintas. Si es redondeado, la tabla se deslizará mejor sobre las olas, pero si es recto permitirá realizar maniobras más complicadas. Asimismo, si es ancho ofrecerá buenas prestaciones en olas pequeñas, mientras que si es estrecho se comportará mejor al cabalgar olas grandes.
  • Quillas. Ubicadas en la parte inferior de la tabla. Actúan a modo de timón para permitir la realización de giros.
  • Rail. Es el borde la tabla. Este determina su forma y sus propiedades. Por ejemplo, cuanto más redondeado sea, mayor estabilidad ofrecerá la tabla.
  • Bottom. Este es el nombre de la parte inferior de la tabla, es decir, la que permanece en contacto con el agua y propicia el deslizamiento sobre ella. También se conoce como fondo.
  • Leash. Se trata de una cuerda elástica fijada a la tabla que el usuario puede atarse a la muñeca o al tobillo para que, en caso de caerse en el agua, no separarse en exceso de ella. Puede quitarse y ponerse al antojo del surfista.

¿Cómo se llama la cuerda de la tabla de surf y para qué sirve?

Oficialmente, leash, aunque en algunos lugares también se le conoce como invento. Es una cuerda elástica que se fija a la tabla por un extremo mediante una pieza llamada 'tapón'. En el otro hay una correa de velcro que permite atarla a la muñeca o, lo que es más habitual, al tobillo del surfista. Así, si se cae de la tabla tras tomar una ola, no tiene que nadar una gran distancia para recuperarla y volver a montar. Fue inventada en 1971 por Pat O'Neill.

¿Cómo se usa una tabla de surf?

El primer paso es aplicar parafina o cera para tabla de surf sobre la superficie. Esto evitará que te resbales a la hora de ponerte de pie para cabalgar una ola. Pero ¿cuál es la técnica para conseguir levantarte sobre la tabla de surf? Vamos a verla:

  1. Coloca el pecho en el mismo centro de la tabla. Usa como referencia el esternón.
  2. Pon las manos sobre la tabla a la altura del pecho. No agarres los bordes ya que eso te frenará.
  3. Eleva los glúteos mientras empujas con tus brazos y con las puntas de tus pies.
  4. Pon tu pierna no dominante (si eres diestro, la zurda, o viceversa) a la altura de las quillas. Será la que te ayude a mover la tabla en una u otra dirección sobre la ola.
  5. Coloca la pierna dominante en el lugar en el que tenías el esternón cuando estabas tumbado. Esta será la responsable de aportarte estabilidad.
  6. Flexiona las rodillas. Con ello bajarás tu centro de gravedad y reducirás el riesgo de caerte al agua.

¿Cómo tener equilibrio en una tabla de surf?

La clave está en mantener las rodillas flexionadas en todo momento. Como dijimos antes, esto bajará tu centro de gravedad y te permitirá manejar más fácilmente la tabla con menos riesgo de caerte. Mirar al frente en lugar de hacia abajo es otro buen consejo para conservar el equilibrio sobre ella. Parece fácil, pero necesitarás practicar bastante dentro y fuera del agua hasta dominar la técnica.

¿Cómo pararse en una tabla de surf?

'Pararse' en una tabla de surf es una expresión utilizada dentro del argot de este deporte acuático. En concreto, hace referencia a ponerse de pie para surcar una ola. Puesto que ya lo explicamos anteriormente en el epígrafe “¿Cómo se usa una tabla de surf?”, no vamos a redundar más sobre el asunto. Sube un poco hacia arriba y podrás descubrir la técnica.

¿Cómo guardar una tabla de surf?

Las mejores tablas de surf son bastante delicadas y, por ello, requieren de ser almacenadas y transportadas con sumo cuidado y utilizando los accesorios pertinentes:

  • Guardar y transportar la tabla de surf en el coche. En este caso, debes usar una funda ajustada a su tamaño que disponga de un acolchado de entre 8 cm y 10 cm para así evitar que cualquier golpe pueda deteriorarla.
  • Guardar y transportar la tabla de surf a pie. Aquí puedes usar una funda cualquiera. Generalmente, el trayecto que realizarás será corto (por ejemplo, de tu casa a la playa) y, al caminar, podrás gastar más cuidado.
  • Guardar la tabla de surf en casa. Si va a estar en el trastero, utiliza una funda acolchada. Pero, si la mantendrás dentro de tu hogar, entonces opta por un rack. Se trata de un accesorio que se fija a la pared y que te permitirá sujetarla en posición vertical u horizontal.

¿Cómo reparar una tabla de surf o paddle surf?

Es algo que dependerá del material en el que haya sido fabricada la tabla de surf:

  • Tablas de surf hinchables. Lo primero es encontrar la fuga. Para ello, infla la tabla y aplica agua y jabón sobre la superficie. Verás que, en el lugar del pinchazo, empezarán a formarse burbujas. Ahora, limpia la tabla y, sin quitar el aire, coloca un parche con adhesivo sobre el orificio. El pegamento se secará en un par de minutos y podrás volver a usar la tabla con normalidad.
  • Tablas de surf de madera. Si el daño afecta únicamente a la pintura, puedes repararlo utilizando pintura para madera impermeable del mismo color. Pero, si ha afectado a la estructura, entonces tendrás que recurrir a la resina.
  • Tablas de surf de fibra o epoxy. Al igual que en el caso anterior, la única manera de reparar este tipo de tablas es utilizando resina específica. De hecho, el principal problema de la fibra de vidrio es que resulta muy quebradiza y, a veces, se parte completamente por cualquier golpe, lo que tiene difícil solución.

¿Cómo llevar la tabla de surf en el coche?

Tienes varias alternativas. La más útil es llevarla en el techo sujeta a una baca o portaequipajes. Eso sí, es importante que te asegures de fijarla bien y de que cumpla la normativa no sobresaliendo en exceso ni por la parte delantera ni por la parte trasera. Solo las tablas de surf más pequeñas caben en el maletero o en el asiento trasero. En cualquier caso, te recordamos que siempre debe ir introducida dentro de una funda con, aproximadamente, 8-10 cm de acolchado para prevenir golpes.

Se acabó. Esperamos que, tras todo esto, seas capaz de elegir la mejor tabla de surf para ti según tu nivel de experiencia y tus habilidades. Una oportunidad única de descubrir una disciplina deportiva divertida y emocionante.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Compras
El redactor recomienda