Los abrelatas manuales y eléctricos para abrir latas en casa de forma cómoda y segura
  1. DeCompras
EVITAN CORTES Y REDUCEN ESFUERZOS

Los abrelatas manuales y eléctricos para abrir latas en casa de forma cómoda y segura

Ahorra tiempo y siéntete seguro al abrir las latas de conserva con la ayuda de un abrelatas eléctrico o manual. Una herramienta que facilita la apertura de cualquier lata sin abrefácil

Foto: Los abrelatas manuales y eléctricos para abrir latas en casa de forma cómoda y segura
Los abrelatas manuales y eléctricos para abrir latas en casa de forma cómoda y segura

Un abrelatas eléctrico o manual es un utensilio indispensable en tu cocina. Con él podrás abrir cualquier bote de comida en conserva sin apenas esfuerzo y de forma fácil, segura y rápida. Además, es muy versátil y funcional. Tanto, que hasta puede facilitar la apertura de anillas, de corchos de botellas de vino y de chapas de botellines de cerveza o refrescos.

Sin duda, el Moulinex Open Matic DJJ152 es un claro exponente de las muchas posibilidades que proporcionan estas herramientas. Ofrece 50 W de potencia, puede usarse colgado de la pared o sobre una mesa y se desmonta en segundos para facilitar su limpieza. Por todo ello, y teniendo en cuenta lo bien que lo han valorado sus usuarios a través de Amazon, lo hemos elegido como el mejor abrelatas dentro de esta comparativa. Eso sí, si prefieres un destapador manual, seguramente te interese también este Nogent 3 Étoiles. Ha sido fabricado en acero de alta calidad resistente a la corrosión, tiene mangos ergonómicos de plástico con bordes lisos y es válido para diestros y zurdos.

El mejor, nuestra elección: Abrelatas eléctrico Moulinex

Según las opiniones de los usuarios de Amazon, estamos ante el mejor abrelatas eléctrico de la marca Moulinex. Su nota, de 4,1 sobre 5, y su 57 % de valoraciones de 5 estrellas así lo refleja. “Es un abrelatas ergonómico muy fácil de usar. Lo tengo colgado de la pared de mi cocina y lo uso prácticamente a diario” dice de él Alberto, a lo que Begoña añade “es muy versátil. Un destapador de alta resistencia y totalmente desmontable para facilitar su limpieza”.

Ver precio
Abrelatas eléctrico Moulinex
Abrelatas eléctrico Moulinex

Este abrelatas eléctrico de 50 W de potencia puede colgarse de la pared o usarse de forma independiente sobre una mesa. Es muy seguro ya que posee un sistema de encendido automático por presión y otro de parada automática para no cercenar la totalidad de la tapa. Además, permite abrir latas de cualquier tamaño y forma y todos sus componentes se pueden desmontar rápidamente para una limpieza más fácil.

Segunda opción: Abrelatas manual Nogent 3 Étoiles

Ahora vamos con el mejor abrelatas manual de la marca Nogent 3 Étoiles según los comentarios de los clientes de Amazon. Ellos le dan un 4,5 sobre 5 y un 76 % de máximas puntuaciones. Una de ellas la aporta Athenea, que nos cuenta que “yo soy zurda y mi marido diestro. Ambos podemos utilizarlo sin problemas”. Por su parte, Guillermo indica que “es parecido a los abrelatas de madera tradicionales, pero su estructura de acero es mucho más resistente y duradera”.

Ver precio
Abrelatas manual Nogent 3 Étoiles
Abrelatas manual Nogent 3 Étoiles

Este abrelatas manual ha sido fabricada en acero de alta calidad y cromo en níquel. Esto hace que ofrezca una alta resistencia a la corrosión. Posee mangos ergonómicos de plástico sin bordes dentados que facilitan su uso y ejercer presión sobre la lata. Apenas requiere de esfuerzo físico y es válido para diestros y zurdos.

¿Cómo elegir un abrelatas?

Tras realizar esta comparativa de abrelatas, salta a la vista que los factores de compra más importantes para los usuarios son los siguientes:

  1. Materiales: la estructura puede ser metálica o de plástico rígido. Ambas son buenas opciones, aunque es un aspecto que influye bastante en el precio.
  2. Cuchillas: deben ser resistentes a la corrosión. Los mejores abrelatas poseen cuchillas de acero inoxidable ya que requieren menor mantenimiento y son más duraderos.
  3. Funciones: no solo debe servir para abrir latas de conserva, sino también botellines encapsulados (con chapa), latas con anillas o botellas con corcho. Además, algunos modelos incorporan un afilador de cuchillos. Todas ellas son herramientas muy útiles en el día a día.
  4. Tamaño: cuanto más compacto, mejor. Así podremos usarlo y guardarlo en cualquier lugar. Eso sí, debe ser lo suficientemente grande como para que podamos utilizarlo cómodamente sobre cualquier lata.
  5. Uso frecuente o esporádico: si lo vas a usar a diario o de forma muy habitual, compra un abrelatas moderno eléctrico. En cambio, si solo lo quieres para utilizarlo de forma puntual, puedes ahorrar algo de dinero comprando uno manual de mariposa, por ejemplo.
  6. Seguridad: el abrelatas nunca debe permitir que los dedos entren en contacto con las cuchillas. También deben facilitar la apertura de la tapa sin que tengamos que tocar sus afilados bordes.
  7. Precio de los abrelatas: un destapador eléctrico versátil y funcional suele costar entre 40 € y 60 €. En cambio, existen buenas ofertas en abrelatas manuales por menos 10 €. Eso sí, depende del tipo.
  8. Mejores marcas de abrelatas: Moulinex y Nogent 3 Étoiles son los fabricantes recomendados por la buena relación calidad-precio de sus productos según las opiniones en abrelatas analizadas.

¿Qué es un abrelatas?

Un abrelatas es una herramienta que sirve para abrir cómodamente y sin esfuerzo latas de conservas. Para ello, cuenta con una serie de cuchillas y con un mango ergonómico. También se conoce como destapador y abridor de latas.

¿Quién inventó el abrelatas y por qué?

El primer abrelatas manual fue inventado por Ezra J. Warner en 1855. Esto es algo curioso ya que las latas de conservas existen desde 1810. Fue Nicolás Appert quien se dio cuenta de que, si se cocinaban los alimentos y se introducían en un bote sellado herméticamente, podían mantenerse en perfecto estado y listos para consumir durante mucho más tiempo.

Foto: La manera correcta de utilizar un abrelatas (y lo estás haciendo mal)

Los alimentos en lata eran muy demandados por el ejército británico. Sin embargo, los soldados, para poder abrir el recipiente, tenían que usar navajas, bayonetas y, en casos extremos, balas de fusil. Esto provocaba muchos accidentes, lo que obligó a inventar un sistema seguro para su apertura que, eso sí, tardó en llegar 45 años. Eso sí, el modelo que ha perdurado hasta la actualidad es el abrelatas de rueda dentada creado por la Star Can Opener Company en 1925. El primer destapa latas eléctrico data de 1931.

¿Cómo funciona un abrelatas?

El sistema de funcionamiento de un abrelatas antiguo o moderno es más complejo de lo que parece:

  1. El usuario abre las asas del mango lo máximo posible.
  2. Coloca el espacio existente entre el engranaje de tracción y la rueda de corte en el labio de la tapa superior de la lata.
  3. Al cerrar las asas, el engranaje de tracción y la rueda de corte se fija al labio. El disco también penetra por presión a través del metal.
  4. Una vez fijado el abrelatas, hay que girar la manivela. Esta mueve el engranaje de tracción e impulsa la rueda de corte a través de la tapa de metal.

Partes de un abrelatas

Para comprender las características de un abrelatas es necesario conocer los componentes que posee:

  1. Mango antideslizante: compuesto por dos asas conectadas mediante un único perno. Esto permite que se separen y se unan pivotando sobre un único punto. Suelen estar recubiertas de goma para facilitar su agarre.
  2. Engranaje de tracción: es una rueda de metal con muescas que se utiliza para fijar los destapadores de latas al borde de la lata.
  3. Manivela: se encuentra en una de las asas del mango y unido al engranaje de tracción. Su función es la de propulsar la rueda de corte.
  4. Rueda de corte: tiene forma de circunferencia y un borde sumamente afilado ya que debe romper el metal de la lata. Se fija a él al cerrar las asas del mango y gira mediante el movimiento de la manivela.

Tipos de abrelatas

  • Manuales: requieren del esfuerzo físico del usuario para abrir la lata. Pero, ¿cuántos tipos de abrelatas manuales existen? Vamos a verlos:

- Abrelatas de mariposa: el más habitual. Se fija a la parte superior y, mediante una manivela, la rueda de corte avanza por la tapa cortándola y abriéndola. Es un abrelatas con forma de tenaza.

- Abridor de latas de cerveza o refrescos: también se denomina abridor de anilla. Se utiliza para levantar la pestaña de este sistema de apertura más fácilmente. También suele contar con un descapsulador para quitar las chapas de los botellines de vidrio.

- Abrelatas explorador o abrelatas pavonado: un abrelatas barato, pequeño y fácil de usar, pero que requiere de bastante esfuerzo. Está formado por una placa metálica de entre 5 y 7 centímetros a la que se une una especie de uña afilada. Es necesario clavarla en la lata ejerciendo presión. Después, dicha placa se mueve hacia arriba y hacia abajo para efectuar el corte.

- Abrelatas con descapsulador: es el abrelatas recomendado para abrir quitar la chapa de los botellines de vidrio.

- Llave abrelatas o abrelatas llave de iglesia: uno de los más antiguos. Está formada por una sola pieza metálica acabada en punta. Requiere de bastante esfuerzo y de un poco de habilidad. Por su reducido tamaño, es el abrelatas para camping preferido por los amantes de la naturaleza.

- Abrelatas de palanca: muy rudimentario. Consta de un mango de madera con una doble cuchilla. La primera es grande y robusta y se utiliza para realizar el agujero inicial en la tapa. La segunda es más pequeña y tiene forma de hoz. Su función es la de cortar el metal sin contactar con el alimento.

- Abrelatas lateral: similar al de mariposa. Sin embargo, en lugar de fijarse desde arriba, se coloca desde un lado. Esto tiene la ventaja de facilitar el proceso de corte. Pero también un inconveniente: su diseño es diferente según la mano con la que se usa. Por ello, hay abrelatas para zurdos y para diestros de este tipo. ¡Tenlo en cuenta!

- Abrelatas de pared: es de tipo descapsulador. Se atornilla a la pared y solo hay que encajar la botella en la ranura y empujar hacia abajo para abrirla.

- Abrelatas de una sola rueda: también parecido al de mariposa. Sin embargo, cuenta con un imán para la tapa cuya función es la de garantizar una mejor fijación a ella y facilitar el corte.

- Abrelatas de mesa o mostrador: igual que el de pared, pero diseñado para fijarse al borde de una mesa o de la barra de un bar.

  • Eléctricos: cuentan con un imán o base de sujeción que fija la lata a la cuchilla. Después, un motor se encarga de que gire y de que corte la tapa. Comprar un abrelatas eléctrico es sinónimo de comodidad ya que funcionan sin esfuerzo físico del usuario. Los hay que funcionan conectados a la red eléctrica mediante un enchufe o usando pilas o baterías. También puedes encontrar, en función de su capacidad de trabajo:

- Abrelatas eléctrico profesional: para bares, discotecas y restaurantes.

- Abrelatas eléctrico industrial: para fábricas y para el sector de la industria alimentaria en general.

- Abrelatas eléctrico doméstico: para el hogar.

  • Abrelatas multiusos: puede ser manual o eléctrico. No solo sirve para abrir latas de alimentos en conserva, sino también anillas de refrescos y chapas de botellas. Incluso existen abrelatas con afilador de cuchillos.

¿Es mejor un abrelatas manual o uno eléctrico?

Evidentemente, un abrelatas eléctrico es más fácil de usar, no requiere de esfuerzo físico y tiene una capacidad de trabajo más elevada. De hecho, puede abrir infinidad de botes de conservas en muy poco tiempo.

Si te gusta cocinar a menudo y necesitas abrir muchas latas, usar abrelatas eléctricos te compensará a la larga

Sin embargo, el precio de los abrelatas eléctricos es bastante más elevado que el de los manuales. Por ello, si solo piensas usarlo de forma puntual, tal vez te interese más comprar un destapador explorador, un llavero abrelatas o uno de mariposa, por ejemplo.

¿Cómo usar un abrelatas según su tipo?

Muy fácil:

- Abre las tenazas y ajusta el borde de la tapa entre la rueda de corte y engranaje de tracción.

- Cierra las tenazas para se ajuste.

- Mueve la manivela para que la rueda de corte avance.

- Cuando termines, vuelve a abrir las tenazas y libera la rueda de corte.

Estos abrelatas suelen venir incluidos en las navajas suizas y se usan así:

- Saca el accesorio abrelatas de la navaja. Verás que tiene una doble cuchilla.

- Utiliza la cuchilla más larga para realizar un orificio en la tapa.

- Introduce la cuchilla corta con forma de hoz en el orificio.

- Ejerciendo presión y realizando movimientos de arriba a abajo, desplaza la cuchilla cortando la tapa.

- Abre la tapa sin sacar la cuchilla.

No tiene ningún misterio:

- Coloca la lata sobre la base.

- Enciende el abrelatas y activa el imán que lo fije a la cuchilla.

- Pulsa el botón de activación para que la cuchilla corte la tapa.

- Apaga la máquina y retira la lata ya abierta.

Medidas de seguridad e higiene al usar un abrelatas

Los mejores abrelatas de cocina son muy seguros y limpios. Sin embargo, es recomendable que sigas los siguientes consejos para prevenir riesgos y mantener una correcta higiene:

- Usa el destapador sobre una superficie lisa, firme y estable.

- Lava la lata con agua del grifo antes de abrirla para retirar la suciedad y el polvo que se haya acumulado en la tapa.

- Limpia las cuchillas del abrelatas antes y después de cada uso. A no ser que ofrezca una alta resistencia a la corrosión, sécalas bien y rápido.

- Revisa la fecha de caducidad de la lata antes de abrirla.

- Utiliza la propia cuchilla para levantar la tapa. Así reducirás el riesgo de cortarte con los bordes internos.

- No cortes toda la tapa para evitar que esta caiga en el interior y entre en contacto con los alimentos en conserva.

- No almacenes latas de conservas una vez que las has abierto. En condiciones ambientales, sus alimentos se degradan rápidamente. Su consumo debe ser inmediato.

- No dejes el abrelatas ni las latas abiertas al alcance de los niños.

¿Cómo abrir latas sin un abrelatas?

¿Es posible abrir una lata sin un abrelatas? Claro que sí, pero no es tan seguro ni sencillo como usando un destapador. Solo necesitas y cuchillo de sierra con punta afilada y seguir estas instrucciones:

  1. Coloca la lata sobre una mesa o directamente en el suelo. Debe ser una superficie firme y estable.
  2. Pon la punta del cuchillo junto al borde de la tapa. Da un golpe seco sobre el mango para realizar un agujero.
  3. Repite el proceso dejando una mínima separación entre agujero y agujero.
  4. Cuando termines, usa el borde de sierra del cuchillo para unir los agujeros.
  5. Cuando te quede solo uno, usa la hoja para levantar la tapa sin riesgo de cortarte y un trapo para quitarla completamente.

Es posible abrir latas sin herramientas específicas. Ármate de paciencia y un cuchillo de sierra para conseguirlo

Recuerda que esta opción es solo una solución de emergencia. Puede ser peligrosa si no se hace bien y reducir notablemente la vida útil del cuchillo que utilices.

Mantenimiento y limpieza para tener como nuevo tu abrelatas

Los abrelatas son herramientas metálicas que, salvo que estén fabricadas en acero inoxidable o materiales similares, pueden sufrir corrosión. Para evitarlo, debemos hacer lo siguiente:

- Lavar el abrelatas inmediatamente después de su uso y secar a conciencia cualquier resto de humedad poniéndolo junto a una ventana y con un trapo.

- Aplicar alcohol de quemar o gasolina en los elementos metálicos del abrelatas. Para ello, deberás usar un algodón. Esto hay que hacerlo cada dos semanas como máximo.

- Engrasar sus componentes metálicos con aceite una vez al mes.

Foto: Nos colamos en la cocina de Dabiz Muñoz: trucos y utensilios para arrasar en casa

Pero, ¿qué hacer si el abrelatas ya tiene óxido? Muy fácil:

- Mezcla sal marina con unas gotas de jugo de limón.

- Frota las zonas oxidadas.

- Con un poco de esfuerzo, eliminarás ese óxido.

Por su parte, los mejores abrelatas deben almacenarse siempre en un lugar fresco y seco. El cajón de los cubiertos de tu cocina puede ser ideal para guardarlos.

Importancia de mantener siempre limpio el abrelatas

¿Qué pasa si no limpias ni cuidas correctamente tu abrelatas? Pues que tendrás los siguientes problemas:

- Reducirás notablemente la vida útil de la herramienta.

- Cada vez te costará más abrir las latas.

- Aparecerán malos olores cada vez que abras el cajón en el que guardes el abrelatas.

- Sus componentes metálicos se oxidarán.

- No podrás mantener la higiene necesaria al abrir las latas ya que se desprenderán partículas de óxido y suciedad sobre los alimentos.

- En poco tiempo, tendrás que comprar un abrelatas nuevo.

En definitiva, si estás cansad@ de no tenerlo fácil a la hora de disfrutar de alimentos en conserva, compra el mejor abrelatas según tus necesidades siguiendo las directrices de esta reseña. Acertarás seguro.

Compras
El redactor recomienda