Sifones de cocina para trabajar como un chef profesional sin salir de casa
  1. DeCompras
UNA INVERSIÓN PARA LOGRAR PLATOS DE ALTURA

Sifones de cocina para trabajar como un chef profesional sin salir de casa

Una pieza básica en la cocina moderna que permite convertir rápidamente cualquier ingrediente líquido en una mousse cremosa y esponjosa

Foto: Los mejores sifones de cocina para trabajar en casa
Los mejores sifones de cocina para trabajar en casa

Un sifón de cocina permite elaborar deliciosas cremas, mousses y espumas de forma rápida y sencilla como si fuésemos un chef profesional. Estas recetas, al no necesitar nata ni huevos, son mucho más saludables y bajas en grasa. Todo ello gracias al uso de cartuchos de óxido nitroso (N2O). Además, no solo sirve para elaborar postres y platos dulces. También se puede usar con patatas, zanahorias y verduras en general. En definitiva, la herramienta que marcó un antes y un después en la gastronomía molecular y que inventó y popularizó Ferrán Adriá ahora está al alcance de todos.

Este sifón profesional RuneSol ofrece todas estas posibilidades. De hecho, lo hemos elegido como el mejor sifón de cocina dentro de esta comparativa elaborada en base a opiniones de usuarios gracias a su resistente estructura de acero inoxidable y aluminio reforzado, a su depósito de 500 ml y a sus 3 boquillas decorativas. Mención especial merece también este sifón gastronómico ICO por su cabezal de plástico ABS y por poder usarse también para elaborar recetas calientes. Dos muy buenas opciones para ir un paso más allá en nuestras habilidades culinarias.

El mejor, nuestra elección: Dispensador de nata montada profesional RuneSol

Ver precio

4,5 sobre 5. Esa es la nota media que merece el mejor sifón de cocina de la marca RuneSol según las opiniones de los usuarios de Amazon. También luce un 72 % de valoraciones de 5 estrellas. Una de ellas se la da Catalina, que nos cuenta que “es un sifón para helado, crema de pastelería, mousse... vale para más de lo que podía imaginar”. Por su parte, Francisco Javier añade que “es sólido, ligero y fácil de usar. También se limpia cómodamente con agua del grifo y sin nada de esfuerzo”.

placeholder Dispensador de nata montada profesional RuneSol
Dispensador de nata montada profesional RuneSol

Este sifón de cocina profesional de acero inoxidable y aluminio reforzado cuenta con 3 boquillas decorativas intercambiables para dar diferentes formas a las espumas creadas con él. De hecho, está pensado para conservar la nata en perfecto estado durante varios días dentro de la nevera. Usa cartuchos de N2O, aunque no incluye ninguno. Ofrece 500 ml de capacidad y pesa menos de 1 kg.

Segunda opción: Sifón de cocina profesional para espumas y natas Impeccable Culinary Objects (ICO)

Ver precio

Ahora hablaremos del mejor sifón de cocina de la marca Impeccable Culinary Objects (ICO) a tenor de las valoraciones de los clientes de Amazon, que le dan un 4,4 sobre 5 y un 67 % de puntuaciones de 5 estrellas. “Jamás pensé que una crema batida hecha en casa podría salir tan rica” dice Valentín de él. Asimismo, Elena indica que “siempre me ha gustado hacer postres, pero con este sifón de cocina he ido un paso más allá. Licor infundido, chantilly, crema veneciana y catalana... mi familia está encantada”.

placeholder Sifón de cocina profesional para espumas y natas Impeccable Culinary Objects (ICO)
Sifón de cocina profesional para espumas y natas Impeccable Culinary Objects (ICO)

Este sifón de cocina de aluminio de 0,5 litros de capacidad ha sido fabricado en aluminio y cuenta con un resistente cabezal de plástico ABS. Además, permite preparar espumas frías y calientes a un máximo de 45º C. Incluye cuatro boquillas decorativa y pesa solo 840 gramos.

Alternativa: Sifón de nata Ibili

Ver precio

Por último, vamos a comentar lo más destacado del que, según las reseñas de los usuarios de Amazon, es el mejor sifón de cocina de la marca Ibili. Luce un 4 sobre 5 y un 52 % de puntuaciones máximas. Por ejemplo, Ramón afirma sobre él que “es un sifón de cocina doble con muy buena relación calidad-precio”. En cambio, Albert se centra en que “es un sifón de nata montada que también se puede usar para cremas y mousses salados y dulces”.

placeholder Sifón de nata IBILI
Sifón de nata IBILI

Aquí hablamos de un sifón con juego infusor, aguja inyectora y dos boquillas decorativas que tampoco incluye cartuchos de N2O, aunque se pueden encontrar fácilmente y por poco dinero. Es muy fácil de usar y de limpiar y ha sido fabricado en aluminio. Cuenta con válvulas de seguridad y tiene una capacidad de 500 ml. Permite calentar cremas a una temperatura máxima de 60º C y ofrece dos años de garantía.

¿Cómo elegir un sifón?

Para encontrar la mejor oferta en sifones de cocina debemos prestar mucha atención a los siguientes aspectos de compra:

  1. Precio del sifón de cocina: la mayoría de sifones de cocina baratos y de buena calidad cuestan entre 30 y 35 euros.
  2. Capacidad: los mejores sifones de cocina poseen depósitos de 500 ml. Esa cantidad es más que suficiente en la mayoría de los casos y permite agitar la mezcla cómodamente.
  3. Materiales: hay sifones de cocina de acero inoxidable y de aluminio. Ambos son muy resistentes y ligeros.
  4. Sistemas de salida: dependerán de las boquillas decorativas que incluya y/o que admita el sifón. Cuantas más, mejor.
  5. Cargas incluidas: no es difícil encontrarlas y comprarlas aparte. Tampoco son caras. Sin embargo, si el sifón incluye algunas de N20 o CO2, podremos ahorrarnos algo de dinero.
  6. Piezas de repuesto: las válvulas y las juntas, con el tiempo, se deterioran y necesitan ser sustituidas. Los mejores sifones de cocina molecular incluyen, al menos, un repuesto de cada pieza.
  7. Número de boquillas: marcarán la forma con la que sale la espuma. Hay decenas de tipos diferentes.
  8. Mejores marcas de sifones de cocina: ISI es la más prestigiosa. De hecho, fue la primera en comercializar estos utensilios en base a las directrices de Ferrán Adriá. Sin embargo, como hemos visto en esta comparativa de sifones de cocina, RuneSol, ICO e Ibili son excelentes alternativas.

¿Qué es un sifón de cocina?

El sifón de cocina es un utensilio culinario que permite convertir rápidamente cualquier ingrediente líquido en ese preparado cremoso y esponjoso que llamamos mousse. Sin duda, es una pieza básica en cualquier kit de gastronomía molecular y su origen es español. Fue inventado por Ferrán Adriá en 1985.

Foto: Los sopletes de cocina profesionales para chefs y los mejores platos gourmet

Pero, ¿qué es la gastronomía molecular? Se trata de una disciplina derivada de la ciencia de los alimentos que investiga las transformaciones físicas y químicas que suceden en la comida al cocinarse. Aunque el término fue acuñado por primera vez en 1988 por Hervé This y Nicholas Kurti, su origen es de finales del siglo XVIII.

La herramienta para espumas o aires que es el sifón de cocina, gracias a que utiliza óxido nitroso para convertir el líquido en mousse, es un excelente ejemplo para comprender mejor qué es la gastronomía molecular.

¿Cómo funciona un sifón de cocina?

Los sifones de cocina poseen en su interior cargas de óxido de nitrógeno (N2O). La proporción ideal es de 16 gramos de ese gas por cada litro de líquido que pueda albergar el recipiente. Al introducir dichas cargas y cerrar herméticamente el utensilio, la presión interna se eleva hasta los 5,5 bar.

El sifón permite convertir rápidamente cualquier ingrediente líquido en una mousse cremosa y esponjosa

La función del óxido nitroso es la de ofrecer textura de espuma sin necesidad de usar nata o huevos, ingredientes que suelen enmascarar el sabor original de muchos alimentos. Para ello, cuando el sifón se abre de nuevo, esa presión tan elevada baja rápidamente, de modo que el N2O pasa rápidamente de estado líquido a gaseoso y se cuela formando burbujas por toda la estructura del alimento. Así es como adquiere la textura de mousse tan característica.

¿Cuáles son las características de un sifón de cocina y por qué debería tener uno?

Los mejores sifones de cocina están formados por los siguientes componentes:

1. Vaso del sifón: recipiente del ingrediente que se quiere someter a la emulsión de gas de óxido nitroso.

2. Cabezal: permanece unido mediante una junta al vaso. En su parte superior posee la carga de N2O y la boquilla de salida. En su interior se produce la mezcla entre el gas y el alimento líquido.

3. Boquillas para sifón: son decorativas y sirven para expulsar la espuma con una forma determinada.

4. Cargas para sifón: de óxido nitroso en estado gaseoso y sometido a 5,5 bar de presión.

Dicho esto, las ventajas de comprar un sifón de nitrógeno para nuestra cocina son:

  • No hay una forma más sencilla y rápida de realizar espumas y cremas. Para agregar los ingredientes y colocar la carga en el sifón para mousses se necesitan menos de 2 minutos y el resultado es instantáneo.
  • Permite realizar un sinfín de nuevas recetas y aporta una nueva dimensión a los platos de cocina que ya dominamos.
  • Es un utensilio muy útil para decorar que puede llevarnos un paso más allá en nuestro arte culinario.

Tipos de sifones culinarios

Podemos diferenciar dos tipos de sifones en función del gas que utilicen:

  • Sifones de soda: son los sifones de cocina recomendados para preparar bebidas con gas. Para ello, emplean cartuchos de CO2 (dióxido de carbono).
  • Sifones para espumas: emplean N2O (óxido nitroso) para dar textura espumosa a ingredientes líquidos.

Cómo utilizar de manera correcta un sifón de cocina

1. Llenado del sifón: esta es la fase en la que vertemos el líquido que queremos espumar en el recipiente respetando la marca de carga máxima. Previamente, lo deberemos haber colado con un colador de malla fina para eliminar grumos que pudiesen atorar la válvula. Pero, ¿cómo abrir un sifón de cocina? Generalmente, este utensilio cuenta con un sistema de rosca. Deberemos vaciar totalmente su contenido previamente ya que, si no lo hacemos, será imposible por mucha fuerza que hagamos debido a la presión del gas. También deberemos tener quitado el cartucho de N2O.

2. Cierre del sifón: una vez colocado el líquido colado en el recipiente, enroscamos el cabezal.

3. Colocar la carga: enroscando el cartucho de óxido nitroso a la válvula del cabezal. Si vamos a preparar cócteles con gas, usaremos una carga de dióxido de carbono.

4. Agitado de la mezcla: como si de una coctelera se tratase y durante un minuto o dos. Esto es básico para hacer espumas con sifón.

5. Temperatura correcta: dependerá de si queremos hacer espumas y aires fríos o calientes con nuestro sifón de aluminio:

  • Espuma fría: introducimos el sifón en la nevera durante 3 horas antes de usarlo y después de haber seguido los pasos anteriores.
  • Espuma caliente: deberemos calentar el sifón cremero al baño maría hasta que alcance entre 60º C y 70º C. Nunca se debe superar esa temperatura ya que la presión interna puede crecer demasiado y resultar peligrosa. Tampoco es recomendable usar ningún otro método. En cualquier caso, aconsejamos revisar las instrucciones del fabricante antes de calentar el sifón.

6. Abrir de forma segura el sifón: colocamos las boquillas decorativas y lo volcamos sobre un bol o plato de prueba. Solo tenemos que levantar la válvula de seguridad para que empiece a salir la espuma. Si está a nuestro gusto, procedemos a emplatar.

7. Limpieza y mantenimiento de un sifón de cocina: vaciamos en el fregadero toda la espuma y el gas que haya sobrado. Solo así podremos desenroscar el cartucho y el cabezal sin dificultad. Después, con un cepillo o estropajo suave y un poco de jabón y agua tibia, limpiamos la estructura y la dejamos secar. Los sifones de cocina no son aptos para lavavajillas. Una vez seco, lo almacenamos en un lugar fresco y seco con sus componentes por separado para evitar la acumulación de malos olores.

Recetas de espumas y cremas para sifón de cocina

Estas son algunas de las recetas de espumas para sifón más sencillas y deliciosas que podemos encontrar:

1. Receta de crema chantilly para sifón

La crema chantilly consta de 3 ingredientes fundamentales:

- 400 ml de nata líquida entera: debe tener, al menos, un 30 % de materia grasa. No valen las natas bajas en grasa ni ligeras ya que no se pueden montar.

- Vainilla: en concreto, debemos usar las semillas de una vaina entera.

- 45 gramos de azúcar glas.

Es cierto que no hace falta usar nata si no queremos, pero utilizándola daremos mejor textura al postre. Cuando lo tengamos todo, usaremos nuestro sifón para hacer crema chantilly del siguiente modo:

- Ponemos la nata de montar en el frigorífico durante, al menos, 24 horas.

- Agregamos todos los ingredientes y los batimos a poca potencia.

- Después, con un colador, filtramos el líquido para que no queden grumos ni semillas enteras.

- Vertemos el líquido en el recipiente del sifón y lo cerramos.

- Lo introducimos en la nevera durante 3 horas más.

- Ponemos el cartucho de gas N2O y la boquilla decorativa y emplatamos.

- Decoramos la crema con algunas vainas de vainilla y ¡listo!

Foto: Los alimentos deshidratados tienen grandes beneficios para el organismo (iStock)

2. Receta de crema veneciana para sifón

La crema veneciana suele comerse frita. De hecho, es parecida a la leche frita que es típica en muchas regiones de España. Sin embargo, con un sifón para cremas, podemos darle una vuelta de tuerca. Necesitaremos estos ingredientes:

- 500 ml de leche entera.

- 125 gramos de azúcar.

- 20 gramos de extracto de vainilla.

- 75 gramos de aceite de girasol.

- 45 gramos de azúcar glas.

- Una pizca de sal.

Puesto que el óxido nitroso del sifón se encargará de dar volumen a la crema veneciana, no necesitaremos usar huevos, harina ni mantequilla. Solo debemos seguir estos pasos:

- Calentamos la leche en un cazo, agregamos la vainilla y la retiramos antes de que hierva.

- La dejamos reposar en el recipiente tapada.

- Cuando se temple, la ponemos, junto al resto de ingredientes, en un bol.

- Lo mezclamos todo usando unas varillas de repostería.

- Colamos la mezcla para eliminar cualquier impureza y la ponemos en el recipiente del sifón.

- Lo cerramos y lo ponemos al baño maría para que se caliente.

- Agitamos.

- Ponemos la carga de gas y la boquilla y emplatamos.

El sifón es el accesorio ideal para dar a nuestras recetas una textura novedosa y sofisticada

3. Receta de crema vegana para sifón

Este utensilio es perfecto para los amantes de la cocina vegana ya que permite emulsionar sin usar huevos ni lácteos. El mejor ejemplo es esta receta de bizcocho de sifón sin ingredientes de origen animal:

- Jugo de 1 limón.

- 50 gramos de azúcar glas.

- Extracto de vainilla.

Ahora, procedemos a:

- Mezclar en un bol usando unas varillas el jugo del limón, el azúcar y la vainilla.

- Colamos la mezcla para evitar que se cuelen grumos.

- Ponemos en el recipiente del sifón la mezcla y colocamos la boquilla y la carga.

- Agitamos y emplatamos.

- Espolvoreamos un poco de azúcar glas por encima y ya podemos comérnoslo.

¿Cómo hacer espumas sin sifón?

Añadiendo leche, huevos y/o harina a la mezcla y batiendo muy bien con unas varillas de repostería manuales o eléctricas también podemos hacer espumas. Es cierto que no quedarán igual de ligeras y cremosas, que tendrán más calorías y que no serán aptas para veganos, pero es un buen recurso si no contamos con un sifón de cocina profesional. Vamos a ver algunos ejemplos:

1. Espuma de patata sin sifón

Probablemente, una de las recetas más famosas de Ferrán Adriá. Para prepararla sin sifón necesitaremos:

- 150 ml de nata para montar (+35 % materia grasa).

- 100 gramos de patatas.

- 2 Claras de huevo.

- Aceite de oliva.

- Nuez moscada.

- Sal.

Para preparar la espuma de patata sin sifón, procedemos a:

- Cocemos las patatas con sal y aceite de oliva hasta que estén bien blandas.

- Por otro lado, calentamos la nata sin que llegue a hervir.

- Cuando la patata y la nata estén en su punto, las mezclamos.

- Colocamos la mezcla en el vaso de la batidora y la trituramos.

- Ahora batimos las claras de huevo con unas varillas hasta que estén al punto de nieve.

- Añadimos la mezcla al huevo batido mientras removemos con las varillas para que se formen burbujas. En unos minutos estará lista.

2. Espuma de crema catalana sin sifón

Necesitaremos estos ingredientes:

- 500 ml de leche.

- 75 gramos de azúcar.

- Piel de limón.

- 4 yemas de huevo.

- Canela.

- 3 hojas de gelatina cola de pescado

¿Todo listo? Empezamos:

- Ponemos en remojo la gelatina cola de pescado.

- Mientras se remoja, calentamos en un cazo a fuego medio la leche, la canela y la cáscara de limón.

- En un bol aparte mezclamos las yemas con el azúcar usando unas varillas.

- Retiramos la leche del fuego antes de que llegue a hervir.

- Agregamos la leche al bol con el huevo y el azúcar. Para ello, debemos colarla para retirar la canela y las cáscaras de limón. Durante el proceso, no debemos dejar de remover con las varillas.

- Añadimos la gelatina hasta que se disuelva también.

- Enfriamos en el frigorífico y ya estará lista para tomar.

Recomendaciones de seguridad al usar un sifón de cocina

¿Son peligrosos los sifones de cocina? No. Esta es una duda frecuente que nos hemos encontrado entre las opiniones en sifones analizadas y queremos resolverla.

Es cierto que existe el riesgo de que el sifón de cocina molecular explote debido a la alta presión que genera el gas en su interior (5,5 bar). Pero, para que esto suceda, es necesario que la válvula situada en la boquilla del cabezal se obstruya. Para evitarlo, solo necesitamos usar el embudo colador para sifón previamente a agregar la mezcla en el recipiente. Así nos aseguraremos de que no queda ningún grumo que pueda atorarla e impedir que se libere el exceso de presión.

También es indispensable limpiar el sifón justo después de cada uso empleando agua tibia y un cepillo (¡nunca el lavavajillas!). Además, debemos revisar sus componentes antes de utilizarlo y sustituirlos en caso de detectar cualquier signo de deterioro. Haciendo esto, es literalmente imposible que el sifón de cocina explote ni suponga ningún riesgo para nuestra seguridad. Para hacernos una idea, en los más de 30 años que estos consumibles de cocina llevan en venta, solo hay documentado un caso de explosión.

Dicho esto, no hay nada que te impida comprar un sifón de cocina y abrir un amplio abanico de posibilidades a la hora de elaborar novedosas e innovadoras recetas sin salir de casa.

Compras
El redactor recomienda