'La metamorfosis de los pájaros': un filme poderoso donde late la verdad
  1. Cultura
  2. Cine
ESTRENOS DE CINE

'La metamorfosis de los pájaros': un filme poderoso donde late la verdad

Ganadora del premio Fipreszi de la sección encuentros de la Berlinale, la ópera prima de la lisboeta Catarina Vasconcelos cuenta la historia de su familia a través de pequeñas escenas

placeholder Foto: Catarina de Vasconcelos se estrena en el largometraje con 'La metamorfosis de los pájaros'. (Atalante)
Catarina de Vasconcelos se estrena en el largometraje con 'La metamorfosis de los pájaros'. (Atalante)

Ganadora del premio Fipreszi de la sección Encuentros de la Berlinale y del Zabaltegi-Tabakalera en el Festival de San Sebastián, la ópera prima de la lisboeta Catarina Vasconcelos representa esa manera de hacer cine artesanal, casi casera, que intenta llegar tanto al epicentro de la emoción como a las profundidades de la narrativa visual. Un cine con pocas pretensiones económicas y alguna que otra pretensión metafísica que entremezcla disciplinas como el ensayo, las bellas artes, la poesía y el arte de plasmar el movimiento a través de la luz. Vasconcelos, que ya antes había asomado la cabeza con su cortometraje 'Metáfora ou a Tristeza Virada do Avesso', ganador del premio a Mejor corto internacional en el prestigioso Cinèma du Reel, teje un álbum de recuerdos familiares a través de pequeñas escenas representadas unidas a través de vívidos bodegones y cuadros fílmicos de espacios vacíos —al estilo de Chantal Akerman— que parecen casi pinturas, todo ello acompañado de las diferentes voces que ayudan a contextualizar las imágenes y que reconstruyen la historia de la familia Vasconcelos.

Tráiler de 'La metamorfosis de los pájaros'

"Cuando nació el primer hijo, los jacintos empezaban a cubrir el fondo del jardín. A Beatriz le pareció natural ponerle un nombre relacionado con la naturaleza. Quiso que se llamara Jacinto". Con sensibilidad y lirismo, 'La metamorfosis de los pájaros' parte del nacimiento de Jacinto, el padre de Catarina, contada por un narrador aparentemente omnisciente que dibuja el retrato de los antepasados directos de la cineasta: Jacinto es hijo de Henrique y Beatriz; el primero, un pescador que pasa larguísimas temporadas fuera de casa y cuyo testimonio conocemos a través de la correspondencia o los diarios que escribió en alta mar; la última, la madre de los seis niños que tienen en común y que pasa la vida esperando que su marido, otra vez más, regrese con vida.

El título de este documental ficcionado —la historia es real, la manera de contarla es recreada— nace de la pasión que tenía el padre de la cineasta por los pájaros, tanta que incluso aspiraba de niño a convertirse en uno de ellos. Vasconcelos, en su búsqueda de nuevas posibilidades narrativas, alterna planos-detalle, composiciones extremadamente cuidadas con texturas casi palpables, con experimentos con las ópticas y sus efectos sugestivos: por ejemplo, en un plano en un mar infinito, que se mece calmo, la directora coloca una lupa en el centro de la composición, lo que provoca un efecto óptico que provoca la imagen de un mar invertido. También es habitual en la película el juego con espejos o con superficies reflectantes que ayudan a subrayar el significado de las imágenes y su maleabilidad. Todo puede parecer verdad, todo puede parecer mentira.

placeholder Otro momento de 'La metamorfosis de los pájaros'. (Atalante)
Otro momento de 'La metamorfosis de los pájaros'. (Atalante)

Rodada en 16 milímetros y cuatro tercios, un formato que enfatiza la sensación de hallarse frente a un cuadro, Vasconcelos recurre también a las metáforas visuales y sonoras para incidir en la diferencia entre los mundos de Henrique y Beatriz, separados por el trabajo y por el mar. Si en la escena casera y cotidiana el actor que interpreta a Jacinto sopla una taza de bebida caliente, al otro lado del mar ese soplido se convierte en un viento inquietante y amenazador. Los planos de unos ojos enfermos se sustituyen por una placa de bronce con unos ojos tallados, lo que viene a recordar, de nuevo, la relación entre lo significado y la representación. Y diversas voces, algunas de hombres, otras de mujeres —la voz de la propia directora—, unas en primera persona y otras en tercera, describen los sentimientos y las sensaciones de una familia consagrada al mar y a la ausencia. Es el testimonio pasado de madres a hijas, y también el duelo por la pérdida de las figuras maternas, algo que atraviesa a las generaciones de la familia Vasconcelos.

Esa ausencia y la muerte son los 'leitmotivs' subyacentes en 'La metamorfosis de los pájaros', otra forma de recordar a sus antepasados a través de la imagen, como hacía su abuelo en el barco cuando se miraba los retratos tatuados de la cara de sus padres para no olvidarse de cómo eran. Desde la mitad de la película, cuando ya entra el 'off' con la voz de la directora, el fotograma se abre a la naturaleza y a los planos de paisajes, de playas, de bosques, de montañas. Las fotografías como intento de detener y revivir un momento fugaz siguen estando presentes, pero las escenas costumbristas, las tareas —eviscerar una sardina, cortar una pata de cordero— dejan paso a un diálogo más libre con el espacio natural.

placeholder Bodegón de 'La metamorfosis de los pájaros'. (Atalante)
Bodegón de 'La metamorfosis de los pájaros'. (Atalante)

Con un elemento tan sencillo como los sellos de unas cartas antiguas, Vasconcelos también propone una crítica al colonialismo en general y al portugués en particular. Con estampillas procedentes de Angola, Mozambique o Zanzíbar, 'La metamorfosis de los pájaros' resume la liberación de las colonias europeas en África: las primeras, marcadas por el antetítulo "República portuguesa de..."; las últimas, con inscripciones que celebran la independencia y con nomenclaturas exentas de tutelaje: República de Gabón, Swazilandia, Zambia...

Después de las metáforas y las representaciones, acongoja ese final en el que su abuelo grabó las voces de sus hijos —entre ellas, la de Jacinto—, para mandarle besos a Henrique y pedirle que volviese pronto. Es cuando toda la verdad se hace patente y la historia recobra la fuerza del desnudo, de la falta absoluta de artificio. De la verdad.

Foto: 'Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos'.
Foto: 'Chavalas'. (Filmax)
Críticas de cine Cartelera y estrenos de cine Cine
El redactor recomienda