estreno en filmin

'Historia de lo oculto': ¿puede un programa de televisión cambiar el futuro de un país?

Esta producción de serie B argentina tiñe de rojo diabólico un 'thriller' sobre el esfuerzo de un equipo de periodistas para acabar con una conspiración política

Foto: La película argentina 'Historia de lo oculto' se estrena en España a través de Filmin. (Filmin)
La película argentina 'Historia de lo oculto' se estrena en España a través de Filmin. (Filmin)

'60 minutos antes de la medianoche' está a punto de iniciar su última emisión. Como explica a cámara su conductor, Alfredo, el programa ha perdido a casi todos sus patrocinadores y la confianza de la cadena debido al trabajo de investigación que llevan a cabo desde hace semanas, que tiene ni más ni menos que al presidente del país en el punto de mira. El equipo de periodistas intentará desvelar las conclusiones de sus pesquisas en directo a fin de obligar a un juez a que abra una causa contra el gobernante.

'Historia de lo oculto', primer largometraje escrito y dirigido por Cristian Ponce, arranca con una premisa típica de un 'thriller' periodístico o político para empaparse poco a poco de elementos típicos del fantástico. Ambientada en la Argentina de segunda mitad de los ochenta, y rodada en blanco y negro, la película se enmarca casi toda ella en el transcurso del programa en cuestión. Ponce recurre a los códigos estéticos y periodísticos de la paleotelevisión, aquel paradigma catódico previo a la llegada de la telerrealidad y de la información como espectáculo. '60 minutos antes de la medianoche' sería en este sentido uno de esos programas carismáticos con sólida base periodística, vocación de servicio público a la democracia y una estética sobria, de plató vieja escuela, donde la atención se centra en el presentador como figura de autoridad y relator de confianza. En una película cuyo metraje no se extiende mucho más allá de la hora y cuarto, la duración del 'show' que la vertebra también funciona a modo contrarreloj que tensa la trama. Los protagonistas solo disponen de 60 minutos para desvelar en directo y con pruebas fehacientes ese misterio que debería cambiar el destino político del país. Y no solo eso...

Unos pósteres de 'Todos los hombres del presidente' que se observan de fondo en una escena certifican la filiación de la película con esos 'thrillers' conspiranoicos o de investigación política que Hollywood produjo sobre todo durante los años setenta, cuando se agudizó el sentimiento de sospecha respecto a las instituciones políticas al tiempo que se celebraban las iniciativas y resistencias ciudadanas ante cualquier avance de los autoritarismos. En un filme de serie B como este, los escenarios son limitados: el programa televisivo en cuestión, el apartamento donde trabaja el equipo que lo lleva a cabo, que por momentos recuerda a una célula clandestina de activismo político, y la calle donde espera otra colaboradora. Ponce juega con el cromatismo, las texturas y el formato de pantalla para marcar los pasos de un escenario a otro, los cambios en la línea temporal e incluso los estados alterados de conciencia.

La filiación de la película juega con esos 'thrillers' conspiranoicos o de investigación política que Hollywood produjo en los setenta

El director añade a esta trama periodística de denuncia política un elemento 'a priori' antitético: la conspiración diabólica. Uno de los personajes que participan en el programa televisivo, Adrián Marcato, sería un sacerdote de lo oculto que habría impulsado “un reino a su medida”, una estructura típica de acopio de poder e influencias a base de montar con sus compañeros de la universidad una empresa que, vía magia negra, los habría catapultado hacia el poder político. Otro de los participantes en ese coloquio hace referencia al pánico satánico, la histeria colectiva que se adueñó de amplios grupos de la sociedad en la década de los ochenta en Estados Unidos.

Imagen de 'Historia de lo oculto'.
Imagen de 'Historia de lo oculto'.

A la manera de los actuales devotos de QAnon, los conspiranoicos de antaño creían también en alianzas satánicas ocultas para llevar a cabo los actos más retorcidos, aunque entonces esas prácticas se ligaban a subculturas como la del 'heavy metal' o la de los jugadores de rol más que a los simpatizantes demócratas con poder político y económico. En el filme, el pánico satánico habría sido el caldo de cultivo para que Marcato se conformara como líder sectario de amplia aunque oscura influencia.

'Historia de lo oculto'.
'Historia de lo oculto'.

'Historia de lo oculto' invoca casi todas las características del terror satánico: rituales macabros, sacrificios de niños, estados de clarividencia o delirio alcanzados por hierbas alucinógenas, granjas aisladas regidas por brujos, mecenas misteriosos, cadáveres anónimos, bestias innombrables, agendas con escritura en código, interferencias en las comunicaciones, desapariciones, mansiones vacías, un rojo cada vez más amenazante... Pero no muestra casi ninguna. Son indicios con los que el director construye una película más atmosférica que gore, más sugerente que explícita, más claustrofóbica que expansiva, muy apoyada en el relato oral, que transmite un gradual estado de inquietud sin necesidad de recurrir a grandes sustos (alguno hay) ni demasiada sangre. A todo ello contribuye el espléndido trabajo con la banda sonora, que incluye también el papel de la voz de actores como Héctor Ostrofsky (cuyo personaje recuerda en su carisma a figuras homólogas de nuestra televisión como José Luis Balbín) y la magnífica partitura musical de Marcelo Cataldo, que modula la tensión en una atmósfera inquietante. 'Historia de lo oculto' es una de esas películas que tienen claro que el oído es el órgano del terror. La anterior propuesta de Cristian Ponce, la webserie animada 'La frecuencia Kirlian', accesible vía Netflix, ya planteaba algo similar al aunar relato radiofónico e historias macabras.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios