ESTRENOS DE CINE

'Todo pasa en Tel Aviv': humor para combatir la guerra

Esta divertida comedia del director palestino-israelí Sameh Zoabi tiende puentes entre ambas comunidades a través de la ficción y la metaficción

Foto: Esta comedia del director Sameh Zoabi compitió en la sección Horizontes de Venecia. (Surtsey)
Esta comedia del director Sameh Zoabi compitió en la sección Horizontes de Venecia. (Surtsey)

Fue seleccionada por el Festival de Toronto y en la sección Horizontes de Venecia en 2018, y han tenido que pasar casi dos años para que 'Todo pasa en Tel Aviv' llegue a la cartelera española después de varios bailes de fecha y retrasos pandémicos. Su paso por el certamen italiano resultó un espaldarazo para una comedia que podría considerarse el 'remake' del fiasco mexicano de 2007 'Mejor es que Gabriela no se muera', pero que gracias a la mano del director palestino con nacionalidad israelí Sameh Zoabi y del guionista Dan Kleinman, que trasladan la premisa de México a la frontera de Cisjordania, se convierte en una sátira solvente e ingeniosa del conflicto árabe-israelí con un culebrón televisivo al estilo de 'Pasión de gavilanes' como trasfondo.

En su tercer largometraje como director, Zoabi vuelve a tratar las tensiones raciales y la guerra entre Israel y Palestina, temas centrales en su filmografía, esta vez en clave de humor. Ya lo hizo a través del drama con 'Under The Same Sun' y a través del género documental con su capítulo de 'Mawsem Hisad'. En esta ocasión, utiliza el artefacto de la metaficción para acercarse de manera aparentemente ligera a la situación de los territorios ocupados y mostrar la realidad de un conflicto anquilosado que impregna cada aspecto de la cotidianidad de los ciudadanos de ambos países.

Kais Nashif es Salam, el protagonista de 'Todo pasa en Tel Aviv'. (Surtsey)
Kais Nashif es Salam, el protagonista de 'Todo pasa en Tel Aviv'. (Surtsey)

Por un lado, el director juega con la narrativa de una falsa telenovela llamada 'Todo pasa en Tel Aviv', ambientada en 1967, en los momentos previos a la Guerra de los Seis Días, que enfrentó a Israel contra una coalición conformada por los actuales Egipto, Jordania, Irak y Siria. Rodado con una estética pretendidamente hortera, el culebrón tiene como protagonista a una espía franco-árabe (Lubna Azabal) que se infiltra con artes de seducción en el Ejército israelí para conseguir los documentos que revelan la estrategia para el futuro combate. La mujer seduce a un alto cargo militar, pero acaba con el corazón dividido entre el militar hebreo y un revolucionario palestino.

Salam, el protagonista, trabaja como guionista de un culebrón que mantiene tanto a palestinos como a israelíes en vilo

Y es en el rodaje de la telenovela donde trabaja el protagonista real de 'Todo pasa en Tel Aviv', la película; Salam (Kais Nashif) es un tipo sin oficio ni beneficio, siempre con falta de dinero y al que un familiar consigue colocar en un puesto sin ninguna importancia en la producción del culebrón. Comienza con una ayudantía y como supervisor de hebreo en un equipo cuya lengua materna es el árabe. Todos los días debe pasar la frontera desde Ramala, controlada por militares israelíes, para acudir a los estudios donde se rueda la serie. Salam no tiene demasiado interés en su trabajo, pero por una serie de carambolas del destino acaba como guionista, un trabajo que jamás ha hecho y para el que no está ni remotamente capacitado.

Yaniv Biton es el capitán Assi Tzur, de la frontera con Ramala. (Surtsey)
Yaniv Biton es el capitán Assi Tzur, de la frontera con Ramala. (Surtsey)

En uno de los viajes, y debido a un malentendido, Salam comparece frente al capitán Assi Tzur (Yaniv Biton), cuya mujer es seguidora de la serie de televisión. Y cuando este descubre que Salam es el guionista y que tiene acceso a los guiones de los capítulos futuros, llegará a un acuerdo con él para que se los adelante y, a cambio, le asesorará sobre cómo escribir escenas ambientadas en el ejército, aunque el capitán considera que la serie es propaganda antisemita. "No todo en la vida es político", le contesta su mujer. El enredo se complica aún más cuando Salam, que es incapaz de escribir un buen diálogo a solas, se da cuenta de que el soldado conoce mejor la serie que él mismo y acaba delegando en él el desarrollo del guion. Y el equipo se irá percatando de que con cada capítulo la serie se acercará más a la propaganda sionista.

Cartel de 'Todo pasa en Tel Aviv'.
Cartel de 'Todo pasa en Tel Aviv'.

Entrecruzando los códigos del costumbrismo y de la farsa, Zoabi insiste en buscar nexos de unión entre palestinos e israelíes como lo hace la telenovela dentro de su propia ficción. Ya sea por la mala televisión (en España hemos visto recientemente el poder de creación de opinión de ciertos programas) o por el 'hummus' bien hecho, 'Todo pasa en Tel Aviv' demuestra que más allá de las fronteras y de los conflictos bélicos, las personas a uno y otro lado de la barrera tienen más cosas en común que son eclipsadas por los intereses políticos y los prejuicios culturales. Una comedia agradable y biempensante que, aunque muestra las dificultades del día a día de la comunidad palestina, prefiere dejarse llevar por los buenos sentimientos y obviar en lo posible la política.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios