ESTRENOS DE CINE

'Keepers': una isla remota, tres hombres y un tesoro... ¿Qué puede acabar mal?

La primera película del danés Kristoffer Nyholm elucubra sobre el misterio de las islas Flannan, donde tres fareros desaparecieron en circunstancias desconocidas en el año 1900

Foto: Gerard Butler, Peter Mullan y Connor Swindells, en 'Keepers'. (VerCine)
Gerard Butler, Peter Mullan y Connor Swindells, en 'Keepers'. (VerCine)

El misterio de las islas Flannan, donde tres fareros escoceses desaparecieron en circunstancias desconocidas en el año 1900, no solo ha llevado de cabeza a expertos y curiosos durante más de un siglo. También ha inspirado un famoso poema del británico Wilfrid Wilson Gibson, una novela, una ópera y hasta un videojuego. Entre las teorías que se han propagado a lo largo del tiempo, destacan las que sostienen que aquellos hombres fueron asesinados por piratas, que murieron devorados por aves marinas e incluso que los secuestraron los alienígenas.

La primera película del danés Kristoffer Nyholm ofrece su propia interpretación sobre lo que pudo haber sucedido. Y, en lugar de basar su historia en gaviotas hambrientas y extraterrestres, 'Keepers: el misterio del faro' prefiere ofrecer algo parecido a una versión marina de 'El tesoro de Sierra Madre' (1948), en la que hombres que apenas se conocen los unos a los otros se ven implicados en actos de terrible brutalidad a causa de la avaricia, la paranoia y los sentimientos de culpa.

Lo que Nyholm nos ofrece es una intriga de cámara; la isla en la que transcurre proporciona constricción y claustrofobia, y el foco permanece puesto en los tres fareros: el joven inexperto (Connor Swindells), el afable hombre de familia que necesita el trabajo (Gerard Butler) y el hombre de mayor edad que ejerce de líder y que no habla a menos que sea estrictamente necesario (Peter Mullan). La película arranca cuando el trío acaba de llegar al lugar para cumplir un reemplazo de seis semanas que esperan que sea un mero trámite. Por supuesto, no lo será.

Los recién llegados establecen de inmediato una rutina de tareas de mantenimiento que los mantiene ocupados, y que alternan con momentos de camaradería durante la cena o cuando comparten tragos de whisky. La normalidad es interrumpida por una tormenta, que trae consigo a la isla un bote salvavidas destrozado, su moribundo —y mortal— ocupante y un enigmático cofre del tesoro.

Fotograma de 'Keepers'.
Fotograma de 'Keepers'.

Los fareros acaban con el recién llegado en defensa propia, y asumen que más hombres llegarán a la isla buscando tanto al muerto como el tesoro. No están equivocados. Cuando llega, la violencia es repentina y brutal, y causa verdaderos estragos en la moral de los protagonistas. Momentáneamente, Nyholm juega con la posibilidad de que la desaparición de los fareros tenga que ver con la intrusión, pero la conclusión de la historia llega a través de caminos inesperados. Entretanto, la película se centra en contemplar a un grupo de hombres que luchan contra los efectos psicológicos de sus actos, y que en el proceso pierden lentamente el control sobre la realidad.

El filme sigue a un grupo de hombres que luchan contra los efectos psicológicos de sus actos y que pierden el control sobre la realidad

Hasta entonces, 'El misterio del faro' se esfuerza por mantener la incógnita dramática durante la mayor cantidad posible de metraje, y a sugerir que el tipo de persona que opta por llevar una vida tan aislada probablemente acarree cierta cantidad de equipaje emocional y secretos inconfesables. De hecho, la película se muestra especialmente hábil creando el ambiente adecuado para que esos traumas afloren.

Butler, luciendo más tosco y atocinado que de costumbre, exhibe sus habilidades interpretativas de un modo que títulos como 'Objetivo: la Casa Blanca' (2013) o 'Dioses de Egipto' (2016) no le permitieron —no es casual que figure entre los productores de la película—. En la piel de un hombre cada vez más resquebrajado e incapaz de lidiar con lo que ha hecho, logra recordarnos que oculto dentro de ese envoltorio de héroe de saldo en olvidables 'actioners' hay un verdadero actor. Al menos, eso sí, hasta que su personaje hace algo innombrable que adentra el relato en territorios histéricos. Es entonces cuando 'El misterio del faro' pierde la sutileza sin ofrecer a cambio revelaciones particularmente relevantes, y cuando más claras quedan sus dudas sobre si quiere ser un melodrama criminal o un 'thriller' psicológico.

Cartel de 'Keepers'.
Cartel de 'Keepers'.

A causa de ello, la película no llega a alcanzar la hondura trágica a la que sin duda aspira, pero en cualquier caso se muestra incuestionablemente eficaz construyendo tensión gradual y atmósfera amenazante. El tono ominoso queda establecido desde el principio, a través de escenas premonitorias como esa en que los hombres limpian los cuerpos de numerosas gaviotas muertas después de la tormenta, y, a partir de entonces, Nyholm —que, recordemos, ya dejó clara su buena mano a la hora de crear suspense en series como 'The Killing' y 'Taboo'— logra impactar incluso a pesar de que en ningún momento sorprenda. De todos modos, lo que en última instancia eleva 'El misterio del faro' por encima de tantas otras ficciones similares es su preocupación genuina por trazar las complicaciones morales derivadas de la espantosa violencia que la vehicula y de la venenosa masculinidad de quienes son forzados por las circunstancias a ejercerla, y se ven aplastados por su peso hasta que desaparecen.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios