Atracos, narcos, chirigotas… y mucho paro: Fernando Colomo agita el cóctel gaditano
  1. Cultura
  2. Cine
El director estrena 'antes de la quema'

Atracos, narcos, chirigotas… y mucho paro: Fernando Colomo agita el cóctel gaditano

Al rey de la comedia madrileña cada vez le apetece más rodar fuera de la capital. Con esta película atraerá al gran público. Salva Reina se consolida como actor de varios registros

placeholder Foto: Fernando Colomo. (EFE)
Fernando Colomo. (EFE)

Al rey de la comedia madrileña cada vez le apetece más rodar fuera de la capital. Se refugia mejor en Badalona, como en ‘La Tribu’, o Menorca (‘Isla bonita’). Esta vez tocó Cádiz con ‘Antes de la quema’. Y a esta Habana sin negritos, parafraseando de modo libre la canción de Carlos Cano con letra de Antonio Burgos, se fue Fernando Colomo. Quería atrapar atardeceres de La Caleta, la magia de las coplas en el Teatro Falla y el paisanaje del barrio de la Viña en las semanas de Carnaval. Cádiz en esencia.

El director ha agitado en este Festival de Málaga el cóctel gaditano. ¿Ingredientes? Atracos, narcos, chirigotas, paro del 30%... y risas entre cocaína y hachís, sin duda, protagonistas de la cinta que gustará al gran público. “No he tenido ningún dilema moral. Intento que los personajes tengan dos caras, que puedan ser buenos y malos. Y que el personaje del malísimo tenga humanidad”.

Foto: El director Salvador Simó, en la presentación de su película "Buñuel en el laberinto de las tortugas " a la sección oficial a concurso (EFE).

A Colomo le enseñaron una foto del auténtico ‘Tuti’, el narcotraficante de la película. No puede decir a qué clan pertenece, pero está basado en la realidad. “Quisimos meter ese mundo, pero es verdad que no hay postura moralista; ya sabemos que la droga es mala, tampoco hay que apuntarse a eso. Los personajes llevan su propia vida y la hermana es traficante de medio pelo que se lo cree y tampoco puedo censurárselo. Lo dejo ahí, pero no opino nada de ello. Dejo que se manifieste y la muestro como ella sería”.

Esta vez el guion no es suyo

Esta vez la partitura de la historia no era del director madrileño. Normalmente está acostumbrado a escribir sus propios guiones, pero cuando llega uno de fuera como este es el caso (firmado por el malagueño y amante de lo ‘gadita’ Javier Jáuregui) lo tenía que hacer suyo. “Lo que más me gustaba era mezclar el concepto del mundo de los narcos con el del Carnaval. Por otro lado, me gustaban mucho los personajes porque tenían una base social y real con ese drama del desempleo. Cádiz es la provincia con más índice de paro”.

Foto: Fernando Colomo, candidato al Goya al Mejor actor revelación (EFE)

No es Fernando Colomo un director envejecido en su creación artística. Se deja llevar por la comedia costumbrista contemporánea, por temas actuales, amiga del trazo grueso de la broma. “Quizá tengo la suerte de seguir sorprendiéndome con las cosas de la vida. En cada película le apetece entrar en mundos distintos. Siempre quiero meterme en una historia y hacer algo completamente diferente. Es verdad que hay películas que podría haber seguido más en esa línea, de comedia madrileña, pero la vida cambia, como te mantengas en una cosa al final te quedas rezagado y creo que lo bonito de esto es dejarte fluir y ver hacia dónde te llegan. A mí nunca se me hubiera ocurrido ese guion, pero una vez que llega y lo empiezas a asimilar y quiero implicarme”.

Salva Reina es como Cary Grant, alguien con mucho humor y guapo. Normalmente el humor se lo llevan los feos o los secundarios

El valor de ‘Antes de la quema’ es la consolidación del actor Salva Reina como figura emergente del elenco de intérpretes masculinos. Aquí tiene un papel protagonista y maneja a la perfección el registro cómico (su gran fuerte) y el dramático. Reina aparece en casi todas las secuencias. En un rodaje de cinco semanas, trabajó todos los días. “Es de los pocos actores que pueden hacer bien las dos cosas. Es como Cary Grant, alguien con mucho humor y guapo. Normalmente el humor se lo llevan los feos o los secundarios. Su gran bis cómica ha ayudado a llevar la película más hacia el lado de la comedia, pero el mismo tiempo ofrece momentos de emoción”, cuenta el director.

¿La retirada? “Me gustaría morir matando. Me lo paso muy bien cuando ruedo. Es cuando vivo la vida de modo más intenso. Uno siempre se resiste al final, pro eso ahora tengo la sensación de que tengo que rodar más o de modo más rápido”. Y se va de la terraza del AC Málaga Palacio rumbo a la alfombra roja del Teatro Cervantes, donde nadie le molestara por teléfono y le espera una pantalla enorme. “Quiero ver la película con el público. A ver en qué parte se ríen”.

Narcotráfico Noticias de Andalucía Málaga Cine
El redactor recomienda