Fernando Colomo: “Para hacer mis películas he hipotecado mi casa”
  1. Cultura
  2. Cine
nominado por 'isla bonita'

Fernando Colomo: “Para hacer mis películas he hipotecado mi casa”

Después de 40 años dirigiendo películas, a Colomo le llega una nueva candidatura a los Goya, lo curioso es que es como Actor revelación y no por su guion o realización

placeholder Foto: Fernando Colomo, candidato al Goya al Mejor actor revelación (EFE)
Fernando Colomo, candidato al Goya al Mejor actor revelación (EFE)

La lectura de las nominaciones a los Goya dio lugar a un momento que rozó el surrealismo. Cuando Emma Suárez y Asier Etxeandía anunciaron los candidatos a Mejor actor revelación, los asistentes, y hasta los propios presentadores, soltaron una carcajada el descubrir el nombre de Fernando Colomo entre los finalistas. El director de cine lleva más de cuarenta años detrás de las cámaras, pero en esta ocasión se ha puesto también delante en su última obra, 'Isla Bonita'. Uno de sus proyectos más personales con el que vuelve a optar a un premio que se le resiste.

Si el próximo 6 de febrero Colomo gana, será una forma de reconocer la trayectoria de uno de los guionistas que revitalizaron la comedia española con títulos como 'Bajarse al moro' y 'Las cosas del querer'. Asegura que ya está contento con la nominación, pero que, por si acaso, llevará una “chuleta” para no hacer el ridículo.

PREGUNTA. 'Isla Bonita' es el triunfo de la sencillez, de hacer que parezca fácil lo difícil.

RESPUESTA. Sí, porque está hecha de una forma diferente a como hacemos normalmente las películas, pero intentando que se pareciera. Está totalmente improvisada. Tenía una estructura y un plan de rodaje, pero siendo siempre una película muy abierta. Además, la rodamos en orden cronológico, que nunca había podido hacerlo y que ayuda mucho, porque como actores entendíamos de dónde veníamos y a dónde íbamos.

P. ¿Cómo es rodar sin diálogo?

R. Pues mucho mejor. Los actores eran de tres tipos: 'no actores', jóvenes actores sin experiencia pero con mucha preparación y actores profesionales como el caso de Lilian Caro. Con los 'no actores' es mejor no darles frases para que no las fijen porque no tienen técnica y sonaría falso, como alguien haciéndose pasar por actor. Entonces explicábamos la situación y en cada caso es lo que salía más espontáneo, ni siquiera ensayábamos. El primer ensayo era rodado.

P. ¿Es su película más personal?

Cuando yo empecé en el cine era todo mucho más sencillo, porque había un productor un distribuidor y no había ningún tipo de ayudas ni nada

R. Sí, junto a 'La línea del cielo', que también era una película al límite. Incluso más que esta porque la hicimos con un equipo técnico de cinco personas y en esta hubo seis. Están basadas en cosas autobiográficas, con su parte de inventiva, pero intentaba buscar que hubiera mucha verdad. En esta si yo no hubiera sido el actor no se hubiera hablado tanto de esa parte autobiográfica, porque en todas hay mucho de mis experiencias.

P. ¿Ha sido difícil de financiar?

R. Es un presupuesto tan pequeñito que no. Lo que quería era rodar una película igual que decides escribir una novela o pintar un cuadro, sin necesidad de enseñar antes bocetos o sinopsis a todo el mundo para que te lo aprueben. Creía que ya se había complicado mucho la realización de películas en nuestro país. Cuando yo empecé era mucho más sencillo, porque había un productor un distribuidor y no había ningún tipo de ayudas ni nada. Rechacé todo lo que suponía tener que presentar un guion previo, así que no tiene ayudas del Ministerio de Cultura y en un principio tampoco la participación de las televisiones, aunque luego entraron afortunadamente TVE y Canal +. Quería esa experiencia.

placeholder Fernando Colomo junto a Olivia Delcán en los Premios Forqué
Fernando Colomo junto a Olivia Delcán en los Premios Forqué

P. ¿Está condenado el cine a esa polaridad entre películas para televisiones privadas y películas pequeñas?

R. Ahora mismo existen tres tipos de películas. Una minoría que producen las televisiones privadas con un lanzamiento espectacular, que son muy pocas. Luego hay un segundo grado en las que entra TVE que si no serían inviables y que tienen un presupuesto de unos dos millones, y luego están aquellas que dicen de 'no budget', no es ni 'low budget'. Para jugar con las televisiones privadas tienes que aceptar muchas cosas. Intervienen en el guion, en el casting y en muchas cosas. No lo rechazo, no me importaría nada hacerlo pero es otra cosa, no sería una película tan personal.

P. ¿Rodar con poco dinero da libertad?

R. Sí. Hay que tener un mínimo porque si no no tienes para nada. Nos implicamos todos muchísimo y eso se nota, la libertad y la confianza. Eramos un grupo conjurado para sacar adelante esta película. Yo la he rodado con mucha tranquilidad, la mayor parte del tiempo se iba en pensar cómo hacer las cosas bien.

P. La gente tiene la idea de que los directores de cine estáis forrados?

Hubo una época de campaña contra el cine español en la que decían que eramos millonarios subvencionados. Yo ni soy millonario ni soy subvencionado

R. Es una idea totalmente equivocada, ser director de cine es muy dificultad y tener continuidad es prácticamente imposible. Muchos promovemos nuestras propias películas y eso te obliga a hipotecar tu casa, incluso a perderla. Estás siempre sin un duro. Yo cuando veo a alguien de correos pienso que es Hacienda que me viene a reclamar algo. Nada que ver con esa idea hollywoodiense de que somos artistas caprichosos y multimillonarios. Hubo una época de campaña contra el cine español en la que decían que eramos millonarios subvencionados. Yo ni soy millonario ni soy subvencionado. Son prejuicios.

P. ¿Cómo vivió ese momento de ser nominado como actor revelación?

R. A mi me gustaría haber compartido nominación con Olivia Delcán, pensamos que ella era la baza más segura, y yo pues me postulé como actor revelación cuando rellené la ficha. La verdad es que es gracioso, mira el acaso de Antonia la abuela de Dani Guzmán, es revelación porque no había hecho nada antes, pero luego está el caso de Álex García, que sí que había hecho otras cosas pero se entiende revelación como que haces algo diferente. Acuérdate de Saturnino García, que se llevó el Goya por 'Justino, un asesino de la tercera edad' y fue muy emocionante, había hecho 80 papeles pero nunca un protagonista.

P. ¿Lo entiende como una compensación para 'Isla bonita'?

R. Sí, por supuesto. Lo entiendo como una mención a la película, si no hubiera gustado no habría ninguna probabilidad de estar nominado.

Cine español Premios Goya
El redactor recomienda