tenía que ser un nombre corto

Por qué los Premios Goya se llaman así y el galardón es la cabeza del pintor aragonés

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas quería que estos premios españoles se parecieran a otros homenajes internacionales en el nombre

Foto: Una estatuilla gigante de Goya decoró la plaza de Oriente de Madrid en 2011 (EFE)
Una estatuilla gigante de Goya decoró la plaza de Oriente de Madrid en 2011 (EFE)

Los Premios Goya de 2017 tendrán lugar el próximo sábado 4 de febrero, pero desde días antes los nervios están a flor de piel y los nominados suspiran por ser ellos los que reciban la estatuilla. Con la forma del famoso pintor aragonés, la cabeza del artista es el objeto de deseo que todos quieren llevarse a casa. ¿Por qué se eligió la cabeza de Francisco de Goya y Lucientes como galardón? ¿Cuál es su origen?

La estatuilla de los Goya no ha sido siempre igual (Foto: Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas)
La estatuilla de los Goya no ha sido siempre igual (Foto: Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas)

Según informa la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España en su página web, la elección de un nombre tan corto para estos premios respondió al intento por imitar a otros grandes homenajes cinematográficos internacionales. Los Premios Oscar estadounidenses o los Premios César franceses sólo contaban con dos sílabas para identificar a sus famosos galardones. España, por su parte, no iba a quedarse atrás y eligió una palabra de recorrido corto: Goya.

El nombre de este pintor fue propuesto en Asamblea, quedando finalmente designado por el director artístico Ramiro Gómez al recordar que Goya “había tenido un concepto pictórico cercano al cine y que varias de sus obras más representativas tenían casi un tratamiento secuencial”. De esta manera, el nombre de estos premios quedó consolidado y desde entonces el artista y los galardones son homónimos.

Una estatuilla de casi 15 kilos

En 1987 tuvo lugar la primera ceremonia de entrega de los Premios Goya, donde Fernando Fernán Gómez fue el claro vencedor con su película 'El viaje a ninguna parte'. Fernán Gómez tuvo el honor de recoger la estatuilla que inauguraba un reguero de homenajes que hasta hoy no han dejado de sucederse. Sin embargo, la de hace 28 años no podía recogerse de la manera tan sencilla en que se hace hoy: pesaba casi 15 kilos, era desmontable y retrataba el busto de Francisco de Goya acompañado de una cámara de cine.

El escultor José Luis Fernández dio forma a la estatuilla de los Goya (EFE)
El escultor José Luis Fernández dio forma a la estatuilla de los Goya (EFE)

La obra del escultor Miguel Ortiz Berrocal fue sustituida años después por la encargada a José Luis Fernández. Este último optó por el bronce como material para su premio y redujo considerablemente las dimensiones hasta conseguir un peso de tres kilos. La escultura de Fernádez lleva siendo la oficial de los Premios Goya desde 1990, aunque durante la presidencia de José Luis Borau al frente de la Academia se propuso volver a cambiar el diseño. Finalmente, los modelos que se presentaron al concurso no convencieron y se decidió mantener la que había.

Premios Goya

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios