Fernando Trueba: “No soy optimista con el cine porque te la cuelan y te dan una hostia”
  1. Cultura
  2. Cine
premio nacional de cinematografía 2015

Fernando Trueba: “No soy optimista con el cine porque te la cuelan y te dan una hostia”

El director de 'Belle Époque' agradece el premio, que considera un "accidente agradable" en su carrera, que ya prepara nuevo trabajo: la secuela de 'La niña de tus ojos'

Foto: Fernando Trueba, Premio Nacional de Cinematografía 2015 (EFE)
Fernando Trueba, Premio Nacional de Cinematografía 2015 (EFE)

“Quisiera creer en Dios para darle las gracias, pero sólo creo en Billy Wilder. Gracias, míster Wilder”. Hace 22 años Fernando Trueba recogía su Oscar a la Mejor película de habla no inglesa por Belle Époque y se acordaba del director de El apartamento. Ahora es el Ministerio de Cultura el que le otorga un premio, el Nacional de Cinematografía por toda su carrera, y Trueba ya no se acuerda del maestro, sino de su esposa, Cristina Huete, productora de sus películas. “Ahora mismo se lo dedico a mi mujer, que es la que me ayuda a hacer las películas y sufre para sacar el dinero y que yo tenga en la pantalla todo lo que hace falta”, confiesa el director a El Confidencial.

Fernando Trueba no es un novato en esto de los premios, ya que además del Oscar, tiene hasta cinco Goyas como director y guionista de películas como El sueño del mono loco y La niña de tus ojos, pero a pesar de ello confiesa que esto de los reconocimientos sólo es “parte del juego”. “No me hace especial ilusión ni me deja de hacerla. Los premios son accidentes del camino, eso sí, accidentes agradables. Si uno hace películas se arriesga a que le den premios. Si te quedas en casa seguro que no te los dan”, asegura el realizador, que no cree que este premio haya llegado tarde, porque “todos los premios son demasiado pronto”.

Tras 35 años de carrera Fernando Trueba ya prepara su nueva película, La reina de España, la primera secuela en su carrera (es la continuación de La niña de tus ojos), algo que nunca se “había planteado”, pero que no ha tenido más remedio que hacer, porque “los cabrones de los personajes de la primera no se iban”. “No me han dejado en paz estos años hasta que he escrito el guion. Les he tenido que hacer caso, soy un mandado de ellos, aunque nunca había pensado hacer segundas partes de nada”, añade.

'No me hace especial ilusión ni me deja de hacerla. Los premios son accidentes del camino, eso sí, accidentes agradables'

El proyecto se encuentra en estos momentos en proceso de preproducción, buscando la financiación y con vistas de rodar en febrero o marzo, según avanza el director, que a pesar de haber podido rodar sin problemas no cree que haya motivos para ser positivos respecto al cine español. Trueba no cree en los datos que anuncian que la gente se ha reencontrado con nuestro cine y prefiere ser precavido para no llevarse sorpresas desagradables. “No soy optimista con el cine ni con el mundo, porque cuando eres optimista te la cuelan. Hay que ser realista y estar luchando porque las cosas estén bien y mejoren. En cuanto eres optimista te dan una hostia que te borran la sonrisa en cinco minutos”, zanja el director de Chico y Rita.

Quizás por ello, por su lucha por mejorar el cine, el jurado ha destacado al otorgarle el premio su “defensa de la profesión cinematográfica”. Una defensa hecha como mejor sabe, con su propio trabajo y que el propio realizador reconoce no ser consciente de haber realizado. Un mérito que le hace especial ilusión “porque el cine necesita que lo defendamos”.

A Fernando Trueba siempre le incomoda hablar de la industria, del estado del cine español y de todo lo que ocurre alrededor, y por ello cree que en sus 35 años de carrera, aunque el cine haya cambiado hay algo que ha permanecido intacto “el corazón del cine”, aunque pronto se da cuenta de que hay otra cosa que siempre ha estado ligado al séptimo arte: el dinero. “Desde que los Lumière inventaron el cine siempre ha estado en conflicto con el dinero, porque es mucho más caro hacer una película que escribir un soneto. Hasta la película más estúpida cuesta mucho dinero”, cuenta el realizador.

Fernando Trueba siempre ha sido una voz beligerante dentro del mundo del cine. Nunca se ha callado contra el trato del actual gobierno a la cultura, y ahora es su Ministerio de Cultura el que reconoce su trabajo, aunque en ningún momento ha pensado en rechazar el premio como signo de protesta. “El problema de los premios es que rechazándolos llamas más la atención que recogiéndolos. Una de las cosas que tenemos que aprender todos, especialmente los artistas y las profesiones donde la vanidad está más presente, es que hay que aprender humildad, y la humildad es también recoger un premio”, explica a este medio.

'El problema de los premios es que rechazándolos llamas más la atención que recogiéndolos'

Tras la pausa que ha supuesto el anuncio del premio a Trueba le toca volver al trabajo, a intentar hacer reír al espectador con la historia de Macarena Granados y su troupe, porque el director tiene muy claro que necesitaba hacer comedia de nuevo, era una “responsabilidad” que tenía con los espectadores: “El arte tiene que hacer la vida mejor y más agradable y hacer reír es algo muy importante”.

Cine español Fernando Trueba
El redactor recomienda