"Los maté a todos"
  1. Cultura
  2. Cine
Robert Durst confiesa sus crímenes en un documental

"Los maté a todos"

El supuesto asesino de dos mujeres y un hombre ha admitido su culpabilidad en The Jinx, una serie emitida por HBO. Horas antes del episodio final era detenido por la policía

placeholder Foto: Robert Durst en el juicio que tuvo lugar en diciembre de 2014 por entrar en propiedad privada (Reuters)
Robert Durst en el juicio que tuvo lugar en diciembre de 2014 por entrar en propiedad privada (Reuters)

El caso de Robert Durst ha obesionado a la sociedad norteamericana durante más de 30 años. En 1982, este millonario fue investigado por la desaparición de su mujer, en el 2000 por la muerte de su amiga Susan Berman, y en el 2003 por el asesinato de un vecino. Este caso fue el que captó la atención de todos los medios: a pesar de que descuartizó el cadáver, Durst fue declarado inocente al considerar el jurado que actuó en defensa propia. Ahora el propio Robert Durst ha reconocido (sin querer) sus crímenes en The Jinx, un documental en seis partes de HBO que comenzó a emitir ayer en España Canal +.

Desde hace seis semanas, cuando comenzó la emisión de The Jinx en EEUU, los espectadores han seguido con creciente interés un documental que ha llevado diez años de investigación a su director Andrew Jarecki (nominado al Oscar por Capturing the Friedmans), y cuyo último capítulo, confesión incluida, ha coincidido con el arresto de Robert Durst.

La confesión involuntaria de Durst se produjo tras ser preguntado durante el rodaje por las similitudes entre una nota anónima recibida por la policía tras la muerte de Beman y una carta que él mismo escribió a la asesinada. En ambas se aprecia el mismo error gramatical al escribir 'Beberley Hills' en vez de 'Beverly Hills'. En ese momento, Durst se levanta y acude al baño olvidando quitarse el micrófono. “¡Qué desastre!, ahí está, te han cogido”, dice sin ser consciente de que estaba siendo grabado. Su confesión involuntaria continuó: “¿Qué demonios hice? Los maté a todos, por supuesto”.

Queda por ver si esta declaración puede ser usada como prueba ante los tribunales: fue obtenida cuando el acusado se encontraba en un ámbito privado, como explicó un abogado en The New York Times.

El director del documental ha confesado a cadena CBS que cree en la veracidad de la declaración grabada a Durst, y que este era consciente de que los micrófonos estaban encendidos. El descubrimiento de la confesión tuvo lugar hasta meses después de la entrevista debido a la gran cantidad de material grabado.

“Uno de los montadores llegó y nos dijo: creo que he encontrado algo. Me senté en la sala de montaje con mis compañeros Marc Smerling y Zac Stuart-Pontier y tardamos un tiempo en entender el impacto que tenía. Era escalofriante escucharlo. Te hace sentir muy incómodo”, explicó Jarecki.

Me senté en la sala de montaje con mis compañeros Marc Smerling y Zac Stuart-Pontier y tardamos un tiempo en entender el impacto que tenía. Era escalofriante escucharlo

El realizador ha asegurado en la misma entrevista que la policía tiene el audio desde hace meses y desde mucho antes de la emisión de este último capítulo, dejando claro que no ha habido coordinación con las autoridades para que su arresto se produjera coincidiendo con la emisión del último capítulo de The jinx. “No tenemos ese poder y no teníamos ni idea de cuándo le arrestarían. La verdad es que esperábamos que Robert Durst fuera arrestado lo más pronto posible y nos extrañaba que no lo hubieran hecho ya”, ha comentado.

El propio Jarecki ha sido una de las personas más implicadas con este caso, que ya trató en su primer largo de ficción, All good things, en el que Ryan Gosling dio vida al alter ego de Durst en la ficción, llamado David Marks.

Series de HBO Documental HBO Cine
El redactor recomienda