Es noticia
Menú
La universidad que tacha de "violentos" a los activistas LGTB
  1. Cultura
'Trinchera cultural'

La universidad que tacha de "violentos" a los activistas LGTB

La UIB ha cancelado un acto cultural so pretexto de llamar violentos a los pobres activistas LGTB, que solo querían boicotearlo a gusto

Foto: Protesta del colectivo LGTBI. (EFE/José Jácome)
Protesta del colectivo LGTBI. (EFE/José Jácome)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

¡Qué vergüenza! José Errasti y Mariano Pérez, dos estudiosos cisheteronormativos con ideas propias sobre el asunto transgénero, anunciaron que presentarían su libro 'Nadie nace en un cuerpo equivocado' (Deusto) en la Universitat de les Illes Balears (UIB), pero la UIB ha cancelado el acto. Esta manera de pisotear los derechos de los colectivos LGTB no puede quedar impune.

Según ha dicho la UIB, "no se podía garantizar la seguridad" porque había convocadas protestas y corría por las redes sociales la llamada al boicot. Se prometía, por tanto, un día glorioso, pero, anulando el acto, la UIB no solo ha tachado de violentos, casi de terroristas, a los jóvenes activistas trans, sino que les ha negado el sagrado derecho a la protesta, dado que no habrá presentación de libro contra la que protestar.

Hay que emprender de inmediato acciones legales y colectivas contra la UIB por este atropello a la libertad de censura de los estudiantes. Ellos querían gritar a los autores de ese libro, cubrirlos de infamias e impedir el acto por sus propios medios, y ahora encima quedarán como los malos de la película y unos mimados. Lo peor que hizo Will Smith fue negarle a Jada Pinkett el derecho a dar la bofetada ella misma, según he leído. Pues ahora la UIB ha obrado de la misma forma.

¿Además de tacharlos de violentos, los sitúan en una falsa posición de poder?

Habrá quien piense que la Universidad debería ser un lugar de intercambio de ideas, y que por este motivo Errasti y Pérez deberían poder presentar su libro con normalidad, y dar lugar a un debate intelectual. Desde luego, hay quien todavía vive según los parámetros coloniales y machistas del siglo XIX. No es así. Lo que nos jugamos aquí es el derecho de los oprimidos a boicotear ruidosamente actos de los opresores. La foto de un activista queer gritando con furia vale más que cualquier debate, y esa foto no podrá hacerse.

Cancelemos, pues, a la UIB. La representación y la visibilización son dos líneas maestras de la lucha de estos colectivos, para lo cual es imprescindible representar movidas y dejarse ver: justo las dos cosas que la Universidad ha impedido con su movimiento de despacho. ¿Acaso pretenden decir que los trans no son tan oprimidos, dado que tienen fuerza suficiente para cambiar la agenda de actividades de un centro de estudios? ¿Además de tacharlos de violentos, los sitúan en una falsa posición de poder?

Esta quizás sea la lectura más desoladora: ahora va a resultar que dos miembros del colectivo opresor, hombres blancos, heterosexuales y 'boomers', se convierten en víctimas del colectivo oprimido, que aparece representado como quien tiene la fuerza en la ecuación. Años de estudios interseccionales derribados, meados por la pija machista de una institución arcaica. Pues si esto pretendía dejar sin argumentos a los valerosos estudiantes LGTB, sepan que no lo han conseguido.

No han sido ellos, que solo querían boicotear un libro que les ofende, los que han cancelado la presentación. No son ellos los censores, los fanáticos, sino la Universidad que les ha impedido expresar su censura y su fanatismo. Por su culpa, Errasti y Pérez seguirán yendo por la vida sin haber escuchado los insultos y eslóganes, sin deconstruirse como sujetos en la dialéctica de los cuerpos expresada por Judith Butler.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí

Pero quizás esto no sea lo más alarmante de todo. Resulta que Podemos, en su cuenta de Twitter de las Baleares, ha celebrado la cancelación del acto, sumándose de esta forma a la miserable acusación contra el colectivo de estudiantes LGTB. Esto sin duda implica que existe una conspiración política, tal vez mundial, que tiene como fin distorsionar la imagen del colectivo y demonizarlo.

La presentación del libro se acabó celebrando por la tarde en la Casa del Libro, que también colaboró con la campaña de difamación del colectivo poniendo policías en la puerta para garantizar la seguridad. Todo ocurrió sin sobresaltos. Errasti y Pérez firmaron muchos libros, y se volvieron a casa sin enriquecer sus personalidades con la óptica que generosamente les quería brindar el estudiantado.

Exigimos solemnemente que la presentación del libro vuelva a convocarse y que se restituya de inmediato la posición de víctimas del sistema de los que iban a protestar. El boicot contra debates públicos es un derecho inalienable de todo estudiante en un tiempo en que la razón ya ha quedado desenmascarada como el mayor enemigo de los sentimientos. Elles no necesitan vuestra infame y traicionera ayuda. Pueden cancelar un acto por sus propios medios y empoderarse. Basta ya de censurar la censura anticipadamente, por favor.

¡Qué vergüenza! José Errasti y Mariano Pérez, dos estudiosos cisheteronormativos con ideas propias sobre el asunto transgénero, anunciaron que presentarían su libro 'Nadie nace en un cuerpo equivocado' (Deusto) en la Universitat de les Illes Balears (UIB), pero la UIB ha cancelado el acto. Esta manera de pisotear los derechos de los colectivos LGTB no puede quedar impune.

Trinchera Cultural Activismo LGTB Universidades
El redactor recomienda