Es noticia
Menú
Expulsión y acusaciones de fraude: la pelea en el LGTBI de la rival frustrada de Feijóo
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
ASOCIACIÓN CLGS LA SAFOR (GANDÍA)

Expulsión y acusaciones de fraude: la pelea en el LGTBI de la rival frustrada de Feijóo

Alexia Herranz se enfrentó con sus compañeros del colectivo en la comarca de La Safor por el control de la organización. Fue expulsada, vació la cuenta y el Ayuntamiento tuvo que pedirle las llaves

Foto: Alexia Herranz, la estudiante transexual valenciana que quería competir por la presidencia del PP. (EFE/Biel Aliño)
Alexia Herranz, la estudiante transexual valenciana que quería competir por la presidencia del PP. (EFE/Biel Aliño)

Alexia Herranz, la mujer transexual que aspiraba a competir por la presidencia nacional del Partido Popular contra el favorito Alberto Núñez Feijóo, ha quedado fuera de la carrera después de que el comité organizador del congreso (COC) decretase insuficientes los avales presentados para formalizar su candidatura. Aunque la precandidata compareció en la sede popular en Valencia asegurando que contaba con unas 120 firmas de militantes, finalmente solamente puso encima de la mesa 41 nombres, de los cuales únicamente 39 pertenecen a afiliados y solo 17 están al corriente de las cuotas, según explicó el presidente del COC, Esteban González Pons. Su historia, no obstante, va mucho más allá.

Ha sido la primera vez que una persona abiertamente integrante del colectivo LGTBI aspiraba a liderar una de las grandes formaciones políticas españolas. Todo el mundo en el PP daba por hecho que las opciones de Herranz eran nulas ante el presidente gallego. Feijóo cuenta con el respaldo de casi toda la organización para tratar de reflotar las siglas conservadoras, muy dañadas por el duro enfrentamiento interno entre el presidente saliente, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que le ha costado la cabeza al primero, junto a su número dos, Teodoro García Egea. Sin embargo, la convivencia de la aspirante con el movimiento no ha sido lo que se dice una balsa de aceite en su ciudad de residencia. Fue expulsada en enero del año pasado de la Asociación CLGS, una de las más representativas en la comarca valenciana de La Safor, entre acusaciones de intento de fraude en la inscripción de nuevos asociados, incumplimiento de los objetivos y normas internas de funcionamiento de la organización.

La aspirante frustrada, una estudiante de 29 años residente en la población valenciana de Gandía, se confiesa admiradora de las "mujeres que han sido fuertes, que han luchado", y cita entre sus referencias en España, además de Ayuso, a Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes, Isabel Bonig, Rita Barberá o Cayetana Álvarez de Toledo. "Respeto a Feijóo, porque tiene cuatro mayorías absolutas que le avalan, pero el paso lo tenía que haber dado Isabel", dijo el pasado miércoles tras presentar los avales que Génova no ha considerado válidos.

placeholder Ximo López, en el centro, con dos miembros más del colectivo CLGS de La Safor.
Ximo López, en el centro, con dos miembros más del colectivo CLGS de La Safor.

El éxito de Herranz ha sido dar visibilidad y normalidad al hecho de que una mujer transexual se reivindique en una formación conservadora como el PP, que presentó en el Tribunal Constitucional un recurso contra la ley del matrimonio homosexual, aunque ahora el grueso de los cargos y militantes la tengan asimilada y aceptada.

La de Herranz con el colectivo comarcal es una relación tortuosa. Asumió la coordinación de CLGS en el año 2014, pero un año después fue destituida después de que los socios presentasen una moción de censura en su contra haciendo uso de los estatutos por discrepancias con su gestión y forzando una asamblea extraordinaria. "Se levantó y nos insultó. En 2017, aprovechando una etapa de inactividad, volvió a ser la presidenta", explica el actual coordinador general, Ximo López.

Foto: Feijóo presenta en la sede del pp los cerca de 55.000 avales que respaldan su candidatura para presidir el partido popular

"Utilizaba el colectivo de Gandía para situarse en el PP. Ella decía que iba a ser la futura concejal de Igualdad. El colectivo lo usaba para eso. Pero no lo consiguió porque no la pusieron en la lista", añade López en relación con los comicios municipales de 2019. Ciertamente, aunque Herranz tiene vínculos con una parte de la estructura orgánica del PP gandiense, su relación con la dirección no es buena. En enero de este mismo año, anunció su candidatura para competir con el líder municipal, Víctor Soler, en el congreso local. Sin embargo, no logró reunir ni un solo aval y no pudo formalizar su propuesta. Lo mismo que le ha ocurrido ahora con el proceso nacional, mucho más ambicioso.

Alexia se mantuvo al frente de CLGS hasta el otoño de 2020. Un grupo de asociados (hay 80 socios, pero en las votaciones apenas participaban una veintena de personas) hizo valer de nuevo los estatutos para forzar vía burofax una asamblea extraordinaria por incumplimiento de las normas internas, entre otras, la de haberse superado el plazo de renovación de la dirección (cada dos años). El actual coordinador obtuvo 15 votos (el 75%) y Herranz solamente cinco.

"Utilizaba el colectivo de Gandía para situarse en el PP. Ella decía que iba a ser la futura concejal de Igualdad. El colectivo lo usaba para eso"

Según relata López, la coordinadora saliente trató de dar por buenos 30 votos por delegación "que ni estaban presentes ni había fichas de que se hubiesen asociado". "Nos intentó engañar el día de las elecciones añadiendo 30 votos que son completamente nulos".

No nos daba las llaves

La formalización de la renovación no fue fácil. Según relata López, la nueva dirección tuvo que presentar un escrito para comunicar los cambios a la Generalitat después de que Herranz se negase a firmar las actas de la asamblea. Tampoco entregó de forma inmediata las llaves del local, un espacio cedido en un edificio propiedad del Ayuntamiento. "Le comunicamos al Ayuntamiento que había una nueva dirección y que esta persona no nos daba las llaves, no era la responsable legal". También se encontraron con la cuenta bancaria cerrada y vacía. La asociación no contaba con muchos fondos, apenas 317,88 euros.

"Le comunicamos al Ayuntamiento que había una nueva dirección y que esta persona no nos daba las llaves, no era la responsable legal"

Tras reclamarle el dinero, Herranz, que no ha contestado a las llamadas y mensajes de El Confidencial para tratar de contrastar las afirmaciones de los responsables de este colectivo LGTBI, presentó una factura por esa cantidad de la empresa Gestión de Medios Publicitarios M&M en concepto de material de 'merchadising' (banderines) con motivo del Día del Orgullo de 2020. Se trata de una empresa vinculada a la concejal del Partido Popular en Gandía, Gemma del Pilar García.

Este tipo de actitudes, señala el actual coordinador, llevó a la nueva dirección a abrir un expediente de expulsión en diciembre de 2020 que se concretó en enero de 2021. Entre los motivos, además del incumplimiento de los estatutos o lo que consideraban un "intento de fraude" en los afiliados, los promotores del expediente explican que la asociación comarcal incluso fue dada de baja de la Federación Estatal LGTBI por impago de cuotas, algo que ahora tratan de restaurar.

El expediente le fue comunicado a Alexia Herranz con el plazo de 10 días para que presentase alegaciones, pero, según López, no lo hizo. Y así acabó la historia de esta mujer transexual con el colectivo LGTBI comarcal. El siguiente paso iba a ser la presidencia del PP nacional. Pero, de 41 avales presentados, solamente 17 eran válidos.

Alexia Herranz, la mujer transexual que aspiraba a competir por la presidencia nacional del Partido Popular contra el favorito Alberto Núñez Feijóo, ha quedado fuera de la carrera después de que el comité organizador del congreso (COC) decretase insuficientes los avales presentados para formalizar su candidatura. Aunque la precandidata compareció en la sede popular en Valencia asegurando que contaba con unas 120 firmas de militantes, finalmente solamente puso encima de la mesa 41 nombres, de los cuales únicamente 39 pertenecen a afiliados y solo 17 están al corriente de las cuotas, según explicó el presidente del COC, Esteban González Pons. Su historia, no obstante, va mucho más allá.

Alberto Núñez Feijóo Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda