EL FINAL DE SU GIRA POR EUROPA

Tres mil barceloneses pagan 56 euros por el concierto del holograma de Hatsune Miku

El holograma deleitó a sus seguidores con un espectáculo en el que todo estaba controlado, sobre todo el marketing

Foto: El espectáculo de Hatsune Miku reunió a 3.000 personas en Barcelona (Foto: Twitter)
El espectáculo de Hatsune Miku reunió a 3.000 personas en Barcelona (Foto: Twitter)

Tiene 16 años, los mismos que cuando fue creada en el año 2007 y los mismos que tendrá dentro de otra década. Porque ése es el secreto de Hatsune Miku, una ídolo de masas en Japón que ‘actuó’ este martes en Barcelona reuniendo a más de tres mil personas… a pesar de que solo se trata de un holograma. Es decir, Hatsune Miku es una artista que no existe físicamente.

El escenario elegido para poner punto y final a su gira europea era el Palau Sant Jordi, un lugar en el que han actuado los mejores artistas del mundo. Sin embargo, esta vez todo era diferente: solo se habían puesto a la venta 4.000 entradas, en vez de las 15.000 habituales, y con todo y con eso no se llenó. El precio tampoco acompañaba: 56 euros la entrada normal y 170 por la VIP.

El concierto comenzaba media hora tarde, como si fuera cualquier artista de renombre, y rápidamente se iluminaban miles de bastones de luz. Los organizadores habían pedido que no se usaran móviles para proyectar luz, sino que se compraran los famosos bastones amarillos de los conciertos de Hatsune Miku. Y la mayoría de los asistentes lo hizo… pagando otros 30 euros por ellos a mayores de las entradas.

Un gran negocio

Porque, en el fondo, todo lo que tiene que ver con esta artista virtual es marketing: es capaz de llenar pabellones por todo el mundo y sus conciertos en Japón son auténticos eventos multitudinarios. Citas en las que, además de las entradas y los bastones luminosos, no faltan las camisetas, pelucas y todo tipo de productos oficiales del famoso holograma.

Muchas coletas azules, vestidos de colegiala y estética japonesa entre los asistentes, que tenían edades muy diferentes

En lo que ha sido propiamente el concierto, Hatsune Miku ha intercalado canciones en japonés, inglés y también en español ante un público que, como publica El Periódico, estuvo entregado en algunos momentos y sin mucho interés en otros. Eso sí, cuando llegaron sus canciones más conocidas, todos bailaban al ritmo de la canción como en cualquier otro concierto.

Hatsune Miku ‘pasó’ por primera segunda vez por España (la primera fue en Madrid en 2018) y 3.000 personas acudieron a su encuentro. Muchas coletas azules, vestidos de colegiala y estética japonesa entre los asistentes, con edades muy diferentes. Sus fans disfrutaron de su voz digital, sus cambios constantes de vestuario y su estética… y dieron por bien empleados los 56 euros de la entrada.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios