¿Locura o gatillazo?

La próxima revolución de los conciertos: hologramas de estrellas desde este otoño

Se trata de un rumor incesante que no acaba nunca de estallar. Nos referimos a los hologramas de estrellas de la canción como nueva variante de

Foto: Holagrama de Michael Jackson en concierto
Holagrama de Michael Jackson en concierto

Se trata de un rumor incesante que no acaba nunca de estallar. Nos referimos a los hologramas de estrellas de la canción como nueva variante de los espectáculos en directo. Ya se han visto algunos experimentos de relumbrón, por ejemplo Michael Jackson en los premios Billboard de 2014 y el rapero Tupac Shakur resucitado para Coachella 2012. ¿Cuál es el próximo paso? Seguir con atención la actividad de Alki David, un multimillonario griego radicado en Los Ángeles cuyo principal objetivo consiste en convertir la anécdota en industria.

Obtuvo su fortuna gracias al patrimonio familiar, resultado de gestionar las plantas embotelladoras de Coca-Cola en 28 países, además de negocios navieros e inmobiliarios. Su aportación fue abrir empresas en el mundo de la producción audiovisual y también una agencia de modelos. Ahora es noticia por inaugurar el Hologram USA Theatre, en Hollywood Boulevard. Por veinte dólares la sesión, ofrece disfrutar de recreaciones animadas de gigantes de la música popular como Billie Holiday y Jackie Wilson. El uno de noviembre abre su programación, aunque la prensa de la ciudad ya ha disfrutado de algunos pases promocionales.

Giras de ochenta fechas

¿Su proyecto más ambicioso? Además del museo, planea un musical sobre The Jackson 5 y resucitar a comediantes clásicos recitando sus monólogos más celebrados, según explica un amplio reportaje en Los Ángeles Times. La buena noticia es que no está solo: la compañía Eyeillusion presenta otros proyectos con gancho, sobre todo una gira de los rockeros Dio con su desaparecido cantante, Ronnie James Dio. También arranca este uno de noviembre, en Finlandia, para luego seguir gira por ochenta ciudades. El próximo trece de diciembre pasa por la sala Bikini de Barcelona. Otra de sus apuestas, ya para 2018, consiste en un cuidado espectáculo donde el protagonista es el rockero iconoclasta Frank Zappa.

“Nuestro enfoque es acercarnos lo más posible a la experiencia de un concierto. El mayor error que podríamos cometer es que los espectadores sientan que están viendo una película”, explica el fundador y director ejecutivo, Jeff Pezzuti. Los espectáculos de Eyeillusion también tienen ensayos, diseño de escenario y juego de luces. Son giras normales con el extra de algún elemento virtual extra. Lo gracioso es que ninguna de las dos compañías proyecta hologramas en sentido estricto, sino imágenes en dos dimensiones que parecen de tres, gracias a una técnica del siglo XIX conocida como 'El Fantasma de Pimienta'. Se proyecta el reflejo de una imagen a través de cristales colocados en ángulo. Es la misma técnica que usa los estudios Universal en algunas escenas de la saga ‘Fast & Furious’.

¿Entrará Beyoncé?

Alki David compró en 2014 la tecnología que permitió resucitar al legendario Tupac Shakur. Desde entonces, ha invertido a fondo en el proyecto, con la tranquilidad de tener un colchón de mil setecientos millones de dólares, según el diario británico Sunday Times. Lo más llamativo del emprendedor es un ambición desmedida, ya que no solo piensa en la posibilidad de trabajar con artistas muertos, sino también con vivos. “Esta tecnología ofrece a estrellas globales como Beyoncé la oportunidad de actuar para 200.000 personas en una sola noche”, anuncia. David está seguro de que su móvil se va a saturar de llamadas de agentes importantes en cuanto su teatro se ponga en marcha. ¿El gran problema de la iniciativa? Diversos expertos, desde el MIT hasta las webs musicales, dudan de si estamos ante una tendencia con largo aliento o si el público se cansará después de ver cómo funciona el truco un par de veces. ¿Conclusión general? Todo depende de la creatividad, realismo y detalle que se ponga en los espectáculos. En cualquier caso, estamos ante el sueño húmedo de cualquier gran promotor: tener a su disposición estrellas consolidadas que apenas gastan, ni incurren en excesos, ni cancelan fechas.

Policía y porno casero

Además de por su pulmón financiero, David se ha hecho célebre por sus numerosos líos judiciales, desde demandas por acoso sexual hasta experimentos del negocio que terminaron por vía policial. Hace un par de veranos, proyectó al rapero Chief Keef desde Beverly Hills hasta un festival en Indiana, para evitar que este fuera arrestado por una orden judicial pendiente. La policía cortó de raíz la inciativa. La acusación de acosos sexual llegó incluso a la portada de TMZ, el portal más potente y fiable en cuanto a cotilleos de celebridades. “Según la demanda, forzó a sus empleados a mirar porno casero de él teniendo relaciones con su mujer, de profesión ex modelo. También tocó el pecho de una empleada y entró sin avisar en los baños de mujeres de la empresa”, informa el portal rosa. Además le demandan por salarios impagados y por el ambiente de hostilidad en el lugar de trabajo.

David se lo toma con calma, respondiendo que todo forma parte de un chantaje y que cualquier publicidad es buena para la empresa, por sórdida que sea. La cantidad en juego ronda el millón de dólares, lo cual no hace peligrar los fondos del proyecto. Estamos ante un auténtico kamikaze de los negocios, que recibió una lluvia de demandas por retransmitir un suicidio asistido a través de su compañía FilmOn. Terminó pagando un millón seiscientos mil dólares en multas. Triunfe o fracase, el intento tiene pinta de no ser nada aburrido.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios