HARÁ CAMBIOS EN LA EXPOSICIÓN

El Museo del Espionaje, acusado de "blanquear" las torturas de la CIA

Los críticos sostienen que defiende la validez y la efectividad de las técnicas de la central de inteligencia estadounidense

Foto: Museo Internacional del Espionaje. Foto: Wikipedia
Museo Internacional del Espionaje. Foto: Wikipedia

El Museo Internacional del Espionaje, en Washington (Estados Unidos), realizará cambios en su exposición dedicada a la tortura de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) tras las críticas sufridas por parte de legisladores, expertos en seguridad nacional y derechos humanos, y ex funcionarios de inteligencia.

La exposición ha sido acusada de "blanquear" la tortura y los interrogatorios violentos que ha realizado en el pasado la principal central de inteligencia estadounidense. Así, según señala Buzzfeed News, en la exposición se incluye, entre otras, una representación de la técnica del ahogamiento simulado, usada durante el gobierno de George W. Bush y se puede leer una encuesta a los visitantes en la que se les pregunta: "¿Estaría dispuesto a que el gobierno de los Estados Unidos torturara a los presuntos terroristas para tener poder conocer detalles sobre futuros ataques?".

Los críticos han denunciado que con esta exposición se pretenden justificar las acciones de tortura realizadas por la CIA en aquellos años y se hace pensar que funcionan. Esto contradice un informe del Comité de Inteligencia del Senado, que no se cita en la exhibición, en el que se negaba la efectividad de estas técnicas para conseguir información y en el que se concluía que la CIA había engañado al Congreso y a la Casa Blanca sobre el éxito de las mismas.

Tema delicado

El director ejecutivo del Museo Internacional del Espionaje, Chris Costa, ha reconocido que se van a hacer cambios en la exposición, que incluyen la adición del resumen del Comité de Inteligencia del Senado. "La nueva exposición se centrará más ampliamente en la historia del interrogatorio, para incluir tanto métodos coercitivos (físicos y psicológicos) como métodos no coercitivos (como la construcción de relaciones)",

La exposición obviaba un informe en el que se negaba la efectividad de las técnicas de tortura de la CIA

"Hemos reconocido que era un tema delicado", ha señalado Costa, "Lo que queríamos hacer era ofrecer dos puntos de vista: uno a favor y otro en contra. Y lo dejamos en manos de los expertos de la comunidad de inteligencia que estaban allí cuando se tomaron las decisiones. Si no hubiéramos contado esas historias, entonces no estábamos siendo fieles a nuestro carácter distintivo". No obstante, en los meses que siguieron a la apertura de la exposición, el museo se ha enfrentado a feroces críticas por parte de expertos en derechos humanos, ex profesionales de inteligencia y políticos, sobre todo del Partido Demócrata.

Acusado del que la exposición no era para escolares, Costa no piensa que la exposición sea tan perturbadora. "Primero, tenemos una advertencia, así que los padres van a tener que ayudarnos a tomar una determinación de si sus hijos deben ver lo que hay dentro de la exposición”.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios