Las torturas de la CIA turban a EEUU: del taladro a la amenaza sexual con una escoba
  1. Mundo
EL SENADO CALIFICA DE "BRUTALES" SUS MÉTODOS

Las torturas de la CIA turban a EEUU: del taladro a la amenaza sexual con una escoba

Un informe del Comité de Inteligencia del Senado sobre tácticas antiterroristas revela detalles de las técnicas usadas en interrogatorios a presuntos yihadistas

Foto: Foto de archivo de los cuarteles de la CIA en McLean, Virginia, en agosto de 2008 (Reuters).
Foto de archivo de los cuarteles de la CIA en McLean, Virginia, en agosto de 2008 (Reuters).

Un informe del Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos sobre tácticas antiterroristas reveladetalles de las técnicas usadas por la CIA en interrogatorios a presuntos yihadistas capturados y retenidos en instalaciones secretas en Europa y Asia en los ocho años posteriores a los ataques del 11-S. Dicho informe tiene unas 6.600 páginas en total, pero el Comité de Inteligencia del Senado ha dado a conocer un resumen de 480 páginas que es altamente crítico de los controvertidos métodos de la CIA en sus esfuerzos por extraer información de sospechosos clave. El documento califica como tortura algunos de los métodos de detención e interrogación y concluye que las técnicas de interrogación no fueron efectivas y que en algunos casos fueron "brutales".

Las técnicas de interrogatorio de la CIA, entre ellas el 'waterboarding' (ahogamiento simulado) no fueron efectivas y nunca aportaron información que llevara a evitar una "amenaza terrorista inminente".Según este documento, la información aportada por los milicianos detenidos por la CIA no jugó tampoco un papel clave en la localización del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.Asimismo, el entonces presidente, George W. Bush, no fue informado en detalle sobre las técnicas de interrogatorio reforzadas y el programa era "mucho más brutal" de lo que la CIA contó a los políticos o los ciudadanos.

El propio presidente de EEUU, Barack Obama, dijo hoy que las prácticas de tortura de la CIA a sospechosos de terrorismo durante la década pasada no ayudaron a los "esfuerzos contra el terrorismo" ni a los intereses de seguridad nacional de su país, después de la difusión del informe.

Según este documento, la información aportada por los milicianos detenidos por la CIA no jugó tampoco un papel clave en la localización del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden

El informe describe como el destacado miembro de Al Qaeda, Abdel Rahman al Nashiri, sospechoso de planificar el ataque con bomba al barco 'USS Cole' en 2000, fue amenazado por sus interrogadores con un taladro eléctrico, indican las fuentes. El aparato nunca llegó a usarse sobre Nashiri.En otro documento del mismo informe se cuenta cómo al menos uno de los detenidos fue sexualmente amenazado con un palo de escoba, tal y como añaden las fuentes.

Anticipándose a las previsibles quejas a nivel mundial e, incluso, posibles actos de violencia por la publicación de detalles tan gráficos, la Casa Blanca y funcionarios de inteligencia han tomado medidas para incrementar la seguridad en las instalaciones de Estados Unidos en todo el mundo."Hay algunos indicios de que (...) la publicación del informe puede significar un riesgo mayor para instalaciones e individuos estadounidenses en todo el mundo", ha explicado el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Algunos de los métodos de interrogación, para obligar a los detenidos a entregar información sobre complots o células terroristas, fueron más allá de las duras técnicas autorizadas por la Casa Blanca, la CIA y abogados del Departamento de Justicia que trabajaban para el Gobierno del expresidente George W. Bush.Earnest ha insistido en que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, apoya que el documento sea público "para que la gente del mundo y en el país entienda exactamente de qué se trata".

El Comité de Inteligencia del Senado decidió en abril pasado desclasificar un sumario de 480 páginas del informe de 6.200 páginas, recopilado por los demócratas de ese comité. Según fuentes familiarizadas con el informe citadas por el diario The Washington Post, el documento concluye que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) exageró ante el Congreso y el Departamento de Justicia la utilidad de técnicas como el ahogamiento simulado, consistente en verter agua en la cara de un detenido para provocarle sensación de asfixia.

La conclusión final del comité es que las duras sesiones no aportaron ningún dato vital, algo fuertemente disputado por muchos funcionarios de inteligencia, que aseguran que sí sirvieron

La CIA ha defendido su pasado y, a comienzos de este año, acusó a miembros de los equipos de los senadores de acceder a información de manera ilegal, mientras que el Comité, presidido por la demócrata Dianne Feinstein, aseguró que la agencia de inteligencia les ha estado espiando.

Mientras tanto, las agencias de Inteligencia estadounidenses han estado, de forma secreta, entregando un boletín en el que se advierte de posibles reacciones violentas en el extranjero, tal y como informa un funcionario de Inteligencia a Reuters.El Pentágono también ha advertido a los comandantes en terreno que tomen medidas apropiadas para proteger a las tropas y a las bases en el extranjero.Se espera que los demócratas en el comité de Inteligencia suban el informe este martes a su portal en Internet, junto con las muchas críticas al texto de legisladores republicanos.

'Rendición, detención e interrogatorio'

El texto, que ha tardado varios años en ser elaborado, narra la historia del programa de 'Rendición, detención e interrogatorio' de la CIA, autorizado por Bush tras los ataques del 11 de septiembre de 2011.Bush cerró varias partes del programa antes de dejar el cargo y Obama prohibió rápidamente las denominadas "técnicas mejoradas de interrogatorio", consideradas torturas por sus críticos, tras su toma de posesión en 2009.

La conclusión final del comité es que las duras sesiones no aportaron ningún dato vital que no pudiera haber sido obtenido por otros medios, algo fuertemente disputado por muchos funcionarios de inteligencia y antiterrorismo, que aseguran que no hay duda de que sí sirvieron.

Estados Unidos (EEUU) Al Qaeda Barack Obama George W. Bush Estado Islámico Terrorismo islamista
El redactor recomienda