carmen conde, primera académica de la rae

La conquista de la 'K': el primer paso visible de la mujer contra la injusticia literaria

La poetisa y profesora Carmen Conde Abellán se convirtió en 1978 en la primera mujer elegida para ingresar como académica de número en la Real Academia Española

Foto: Sillón 'K' de la Real Academia Española. (RAE)
Sillón 'K' de la Real Academia Española. (RAE)

265 años se tardó en conquistar la 'K'. La lucha fue silenciosa pero larga. Las mujeres en la literatura no dejaron de batallar hasta conseguir abrir la puerta de la Real Academia Española, un hito que llegó en 1978, el mismo año en que se firmó la Constitución, con la elección de Carmen Conde Abellán (Cartagena, 15 de agosto de 1907 - Madrid, 8 de enero de 1996), quien sería la primera mujer en ingresar en la institución ocupando el sillón 'K' que había dejado vacío el fallecido Miguel Mihura, a quien la literata no dudó en dedicar unas palabras en el que fue su discurso de ingreso, pronunciado un año después de su elección en el que sobre todo, Carmen Conde reivindicó su gran logro:

'Mis primeras palabras son de agradecimiento a vuestra generosidad al elegirme para un puesto que secularmente, no se concedió a ninguna de nuestras grandes escritoras ya desaparecidas. Permitid que también manifieste mi homenaje de admiración y respeto a sus obras. Vuestra noble decisión pone fin a una tan injusta como vetusta discriminación literaria.''Imagino su sonrisa acompañándome al Sillón que la muerte no le dejó ocupar' - prosiguió más tarde refiriéndose a Miguel Mihura - 'y en el que desde hoy empiezan a estar las escritoras de nuestros años, tan conflictivos y henchidos de esperanzas renovadoras'.

Carmen Conde
Carmen Conde


Carmen Conde Abellán consiguió, el 9 de febrero de 1978, hace hoy exactamente 41 años, que su figura sobrepasase un techo de cristal que sigue asfixiando a las mujeres en el mundo académico y literario. Antes de su ingreso, la Real Academia, según relataba el NODO en 9 de febrero de 1978 solo había sido habitada por una mujer, Isidra de Guzmán, quien nombrada por Carlos III en 1784 habría leído su discurso ante los demás académicos para no volver a ejercer jamás ninguna función.

Pese a este único y fugaz referente, la institución, según recoge la prensa, antes de la llegada de Conde Abellán había rechazo hasta en tres ocasiones (1889, 1892 y 1910) a la periodista, novelista, ensayista y dramaturga, entre muchas cosas más, Emilia Pardo Bazán, así como a otras mujeres referentes en el mundo literario; y posteriormente, ya con la primera mujer entre sus filas y aun con los avances sociales que las mujeres han ido conquistando en las últimas décadas, solo han llegado a formar parte del órgano diez mujeres más pese a haberse producido 79 nombramientos hasta la fecha.

Actualmente, de los 46 sillones de la RAE solo ocho están ocupados por mujeres. La representación del género femenino, a febrero de 2019, supone un 17,3% del total de la relación actual de miembros en funciones y electos.

Pese a ser el momento histórico con más mujeres académicas y a que poco a poco las representantes femeninas van ganando peso en la RAE, todavía queda una barrera que derribar: nunca una figura del género femenino ha sido escogida por los académicos como académica honoraria, un honor que hasta el momento han recibido 13 hombres, el último, el filólogo, humanista y cervantista, Eugenio Asensio Barbarín, en 1985.

Recorte de la portada de 'La Vanguardia' del 10 de febrero de 1978
Recorte de la portada de 'La Vanguardia' del 10 de febrero de 1978

Carmen Conde llegó pisando fuerte a la Academia, pero pese a su discurso reivindicativo la primera académica de la historia de España no consiguió cambiar la terminología masculina usada hasta el momento. El 10 de febrero de 1975 la prensa recogió su nombramiento titulando 'Carmen Conde, nuevo académico de la Lengua' pese a que, según indica el coordinador general de la Fundéu BBVA, Javier Lascuráin, "el Diccionario admitía desde muchoa nate sel femenino académica".

El legado de una mujer que cambió la historia

Además de sus funciones como Académica, Carmen Conde destaca por su maestría con la lírica. La literata de Cartagena, cofundadora y directora de la Universidad Popular de Cartagena y del Archivo Semanario Rubén Darío en la Universidad Central de Madrid, publicó más de medio centenar de libros de poemas entre los que destacan 'Obra poética (1929-1966)', por el que la escritora recibió en 1967 el Premio Nacional de Literatura en poesía y 'Canciones de nana y desvelo', una obra por la que en 1987 recibió el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. Pero más allá de premios y reconocimientos públicos, la obra de Conde puede hablar por sí misma. La primera mujer en entrar en la Real Academia Española ha aportado a la literatura y a su historia obras como estas:

Ofrecimiento
Acércate
Junto a la noche te espero.

Nádame.
Fuentes profundas y frías
avivan mi corriente.

Mira qué puras son mis charcas.
¡Qué gozo el de mi yelo!

Adolescentes
Sobre la eterna piedra del
undo tan compacto

la traza débil, fresca, de tu desnudo cuerpo.
Todo es muy duro y agrio, se rebela enemigo,
y te alzas tan joven y segura, tan tierna...

No es verdad que las flores luchen siempre calladas.
Ellas gritan su olor y se mueren temprano,
cuando tú, que eres más, sufres doble que ellas
y además mueres tarde, porque ya te marchitas.

Parto de la muerte otra

Para nacerte otra vez,
quiero que vayas delante
de mis pasos por la tierra,
que, aunque pequeña, es muy grande.

Aquí estás acompañada
con mi presencia diaria,
pero huérfana de ti
yo sería, si quedaras.

Por esto quiero que andes,
pasito a pasito paso,
delante y siempre delante,
sin prisas y sin descanso.

Así,cuando yo me asome
al otro lado de aquí,
estarás tú preparada
para volverme a parir.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios