acontecimiento editorial

'Serotonina' es la nueva y secreta novela de Houellebecq y llega a España el 9 de enero

Se publicará a la vez en Francia, Italia, Alemania y en nuestro país, una vez más, por Anagrama y su contenido no se desvelará hasta el 27 de diciembre

Foto: Michel Houellebecq. (EFE)
Michel Houellebecq. (EFE)

2019 arrancará con el que promete ser el acontecimiento editorial del año que acaba de ser revelado por sorpesa rodeado de secretos. La nueva novela de Michel Houellebecq, el que ayer fuera 'enfant terrible' de las letras francesas y hoy uno de los más aclamados escritores internacionales con un Goncourt a sus espaldas, se titulará 'Serotonina' y será publicada en Francia el 4 de enero con una tirada descomunal de 320.000 ejemplares. Cinco días después, el 9 de enero, llegará a la vez a Italia, Alemania y España. En nuestro país le publicará nuevamente Anagrama y hasta el 27 de este mes no se desvelará ni un solo detalle de su contenido. Su extensión será de unas 300 páginas. Secretos, secretos y más secretos para un anuncio inesperado.

El editor galo de Houellebecq, el sello Flamarion, ha desarrollado la operación con total misterio y ha pedido, casi suplicado, a los medios que no desvelen los detalles de una trama de la que, por otra parte, nada se sabe. La 'serotonina' es un neurotransmisor que produce naturalmente nuestro cuerpo y suele citarse como 'la hormona de la felicidad'. De su anterior novela, 'Sumisión', que imaginaba una Francia gobernada por un partido islamista y en la que se acababa imponiendo la 'sharia', el escritor vendió casi un millón de ejemplares en todo el mundo.

'Sumisión'

Disparos y explosiones quiebran la noche de París y los invitados huyen apresuradamente de la fiesta. Los profesores François y Lempereur pasean hasta la casa del segundo por calles devastadas con el fin de proseguir la conversación. Una vez allí consultan internet para enterarse de lo ocurrido pero nadie dice nada en ningún sitio. "No entiendo por qué han decidido este silencio total; no entiendo qué pretende el Gobierno", exclama François. "En mi opinión está muy claro", responde Lempereur, "tienen mucho miedo de que el Frente Nacional gane las elecciones. Y cualquier imagen de violencia urbana supone más votos para el Frente Nacional".

'Sumisión' de Michel Houellebecq
'Sumisión' de Michel Houellebecq

Los atentados de noviembre de 2015 en París, una versión ampliada de los que diezmaron la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo en enero de aquel año, volvieron a poner de actualidad lo narrado por Michel Houellebecq en 'Sumisión', la novela que el más polémico escritor de las letras francesas presentaba precisamente en aquellos días. De hecho, el último número de la publicación llevaba su caricatura en portada dibujada por uno de los asesinados: Stephane Charbonnier, 'Charb'. Houellebecq fue siempre un consumado maestro en lograr que se hable de él pero esta vez la presión mediática se le fue de las manos.

Unos lo ensalzaron como "Casandra" anunciadora de la tragedia que había ensangrentado París, otros lo acusaron por ensalzar la guerra civil con teorías próximas a las del ultraderechista Frente Nacional de Jean Marie LePen. Y él, esta vez, hizo mutis por el foro. Suspendió la promoción, balbuceó que su novela era "sólo ficción" y se esfumó.

Unos lo ensalzaron como "Casandra" anunciadora de la tragedia que había ensangrentado París, otros lo acusaron por ensalzar la guerra civil

François y Lemperur prosiguen la conversación. El primero, el clásico trasunto de sí mismo que Houellebecq suele colar como protagonista en sus novelas, es un apocado profesor de Literatura de la Universidad París III especializado en la obra del antimoderno escritor francés Huysmans. Su interlocutor es otro profesor cuyo papel narrativo es puramente instrumental, sirve para que Houellebecq exponga su tesis a sus lectores por voz interpuesta: los inmigrantes de fe musulmana son cada vez más numerosos y se reproducen a mayor velocidad que los franceses originales. Si queremos pararles los pies antes de que sea demasiado tarde hay que prepararse para desencadenar la guerra civil. Y los únicos con el arrojo suficiente para hacerlo son los llamados "identitarios", para entendernos, los militantes del Frente Nacional.

Las páginas siguientes de 'Sumisión' desplegarán ante el lector cómo el fracaso de la opción 'guerracivilista' entrega el país en manos de Mohamed Ben Abbes, un astuto político musulmán aparentemente moderado que logra engatusar a la izquierda para que vote por él en la segunda vuelta de las presidenciales francesas del año 2022 con el fin de evitar precisamente la victoria del Frente Nacional de Jean Marie Le Pen. Con la victoria cae la máscara: las faldas crecen, las libertades menguan, la sociedad se islamiza rápidamente y el propio François acaba por convertirse a la religión de Mahoma. Su premio: dinero, prerrogativas y poligamia.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios