Juan Madrid: "El PSOE nos engañó: nunca ha sido de izquierdas, ni siquiera en los 80"
  1. Cultura
entrevista a juan madrid

Juan Madrid: "El PSOE nos engañó: nunca ha sido de izquierdas, ni siquiera en los 80"

El padre de la novela negra española, que vuelve con un homenaje literario al antifranquismo, repasa la actualidad política y critica la deriva de la novela policíaca

placeholder Foto: El escritor Juan Madrid (EFE)
El escritor Juan Madrid (EFE)

Cuando estaba embarcado en su última novela, Juan Madrid (Málaga, 1947) sufrió un ictus que hizo que todo se parase de repente. Pero se repuso y siguió adelante para publicar 'Perros que duermen', la que dice que es la novela que siempre quiso escribir: un homenaje a la República, sus padres y los que lucharon contra Franco. Desde sus inicios en la literatura, a finales de los setenta, y en el periodismo, Madrid siempre ha tenido la pistola cargada contra tejemanejes políticos de la actualidad. Ahora regresa al pasado, pese a que él defienda que la Guerra Civil sigue presente, aunque no se estudie. Estos días pasó por la Semana Negra de Gijón, de la que fue uno de sus fundadores hace ya treinta años y charló sobre literatura, los cambios políticos y nuestro pasado.

PREGUNTA. Dice que esta novela la ha escrito como homenaje a sus padres… ¿Qué le contaron de la Guerra Civil?

RESPUESTA. Sí, mis padres eran republicanos y es un homenaje a ellos, a la República y a los que lucharon. La lucha contra Franco es el movimiento más importante que ha habido en Europa en los últimos cincuenta años. Pero ellos no me contaron mucho. Por otro lado, yo estudié Historia Contemporánea y en el libro hay mucha bibliografía. Y luego soy de la segunda generación de la Guerra Civil y sabemos bastante de ella, y todo lo que yo pueda saber, sea poco o mucho, está en el libro.

P.Quizá algún lector pueda pensar: otra novela sobre la Guerra Civil. ¿No cree que hay es un tema que se ha abordado mucho?

La derecha española es muy bruta y especialmente analfabeta, además de absolutamente corrupta

R. Bueno, depende de lo que ti te parezca mucho. Hay gente a la que le parece mucho y otra gente a la que le parece poco y tienen razón los dos. Pero sobre los acontecimientos importantes en cualquier país, como la Guerra civil norteamericana hay medio millón de libros más que en España. Aquí ahora a la gente no le gusta el tema de la Guerra Civil porque siguen pensando que eso es comunista. Y se sigue diciendo que es mejor que no se hable de ella por esa razón. ¿Qué ocurre entonces? Que la Guerra Civil no se enseña en los colegios, en las universidades… No hay seminarios sobre la Guerra Civil… No existen facilidades para escribir sobre la Guerra Civil.

P. ¿Por qué no existen estas facilidades?

R. Eso es cuestión de ellos. Hazle una entrevista a un franquista, que todavía los hay. Y hay escritores que todavía siguen escribiendo sobre la Guerra Civil de una manera… Y todavía no se puede decir que saquen a Franco del Valle de los Caídos…

P. No está de acuerdo con el tratamiento de la Memoria Histórica por parte de los políticos.

Tratar el tema de la Guerra Civil no reabre heridas, sino que las cicatriza

R. No, los políticos no. Los políticos de derechas, los políticos fascistas o semifascistas.

P. Cuando se dice que se reabren heridas…

R. Me echo a temblar. Porque tratar el tema de la Guerra Civil no reabre heridas, sino que las cicatriza. Y a mí eso sí me parece interesante. Que se diga la verdad y es que en la Guerra Civil no hubo una revolución comunista para ocupar el poder, que es lo que han pensado los franquistas siempre y lo siguen pensando. Y sigue habiendo libros que afirman esto. Y de lo demás no se habla. La gente no sabe. La gente que ahora tiene 19 años no tiene ni idea.

P. Me sorprende que escriba sobre los años cuarenta cuando sus novelas suelen estar muy ligadas a la actualidad.

R. Esta es una novela actual. Y a mí es un tema que me interesa mucho, y tarde o temprano lo iba a hacer.

P. Y ha tardado dos años en escribirla, lo cual es raro en usted, que suele ser muy rápido escribiendo. También es verdad que ha estado enfermo…

Me dio un ictus, pero la gente me dice que antes estaba peor que ahora. Y es verdad que ahora soy una persona diferente. Quiero más a la gente

R. Sí, me ha costado bastante. Me dio un ictus el 31 de octubre, pero la gente me dice que antes estaba peor que ahora. Y es verdad que ahora soy una persona diferente. Me gusta más la gente, quiero más a la gente, no me doy tanta prisa con las cosas… He cambiado.

P. ¿Y se sigue llevando bien con los personajes que creó hace cuarenta años como Toni Romano o Juan Delforo?

R. Me llevo bien. Toni Romano es la moral de los pobres, el otro es más escritor, aunque tampoco tiene que ver conmigo. Delforo me gusta para mis opiniones sobre literatura, por ejemplo. También han cambiado cosas. Vivimos una España muy especial porque el discurso oficial surgió en los noventa. Hubo una discusión muy grande de los ochenta, había más medios progresistas, y la derecha era más pequeña, pero más consciente.

P. También se cumplen 30 años de la Semana Negra de Gijón. ¿Cómo observa el cambio en el género en estas tres décadas?

R. Cualquiera que eche un vistazo a la novela negra de hoy y a la novela negra de ayer se dará cuenta de que antes se escribía más y mejor. Ahora hay gente que ha vuelto a la novela procedual, es decir, la novela de investigación de un crimen, como hacían los escritores antiguos de principios de siglo [XX], como por ejemplo Simenon. Con Franco no existía novela policiaca y nosotros tuvimos una aportación. Éramos cuatro o cinco. Ahí estábamos Vázquez Montalbán, Marsé, yo… Y nosotros fuimos los primeros escritores posfranquistas. Yo conocí a Franco perfectamente porque tenía 19 años cuando murió y mi primera novela es de 1979. Y llevo ya cuarenta años escribiendo.

P. ¿Lee novela negra actual?

No me gusta la novela negra acutal porque lo que se hace es novela policiaca, de investigación de un crimen, no negra

R. Sí, y no me gusta. Porque es eso, una novela procedual de investigación de un crimen que no me interesa nada.

P. Uno de los cambios en estas décadas es que ahora escriben novela negra muchas más mujeres. ¿Las lee?

R. Me parece una maravilla que haya más escritoras. Y claro que las leo. Yo leo los cuatro o cinco sexos que hay. Ojalá que haya muchas mujeres, lo que pasa es que no representan un cambio. Es decir, ni los hombres ni las mujeres. Hay feministas que dicen, ‘sin mujeres aquí no se hace nada’, pero están equivocadas, eso no significa que haya una transformación de la novela negra. Pero ya te digo, es que a mí no me gusta lo que se hace ahora en general porque lo que se hace es novela policiaca, no negra, y a mí no me gusta la novela policiaca.

P. ¿Se puede hacer daño al poder con la novela todavía?

R. Sí, claro que se puede, y sobre todo con la novela negra. Lo que pasa es que hace falta es publicar historias donde no salga ganador el sistema y eso no lo permiten las editoriales y no lo permite el sistema: no sales en las televisiones, no le dan un premio, no hay críticas de ese libro. Yo tengo muchas novelas de las que no han salido críticas.

P. ¿Ve el periodismo actual más blando?

placeholder Portada
Portada

R. Sí, es más blando, pero por otro lado es mejor. En este momento hay periodistas buenísimos. Los años malos de la prensa han pasado ya. Quedan viejas momias impresentables, pero hay un periodismo de puta madre. Yo le tengo mucha envidia. Gente que tiene 30-40 años y está haciendo un periodismo de cojones. Pero eso no está ocurriendo con los escritores. Están mucho más acomodados. Sobre todo los que tienen fama. Y luego, además, la prensa los ama… El periodismo cultural es absolutamente interesado.

P. El momento político también es muy diferente al que existía cuando usted ejercía el periodismo

R. Es muy interesante porque este es un país miserable pero se están despertando fuerzas que han estado calladas durante mucho tiempo. Son fuerzas que han aceptado hacer el juego político que quiere el poder, pero en un momento dado pueden sacar mucho más poder. Y eso que los atacan por cualquier lado. Pero es que están pasando cosas muy interesantes. El otro día 500 personas fueron a ver a Zizek

P. Usted conoce bien la izquierda, y lo que no ha cambiado es que las luchas intestinas continúan. Lo vemos ahora con el PSOE.

R. El PSOE no tiene nada de izquierdas. No lo ha sido nunca, ni siquiera en los ochenta. Nos engañó a todos, aunque ya sabíamos quiénes eran Guerrita y Felipe.

P. ¿No le puede ocurrir a Podemos algo parecido? ¿Cómo observa la unión con IU?

R. No. Son otro tipo de fuerzas. El PSOE estaba unido a otra gente, y tenía un papel histórico del PSOE en el exilio etc. Por otro lado, a mí me parece lógico que IU se haya unido a Podemos. Yo soy partidario del Frente Popular y esto es un Frente Popular, aunque se piense en un término de la Guerra Civil.

P. Volvemos al comienzo. El tema de la Guerra Civil martillea, no como en otros lugares como en Alemania.

R. Sí, lo que pasa es que en Alemania son mucho más listos y aquí la derecha es muy bruta y especialmente analfabeta, además de absolutamente corrupta. En el extranjero el dominio de clases es de otra manera. Yo soy un partidario de un cambio para modificar el status quo existente, que es bastante siniestro, y vemos coletazos como lo de Cataluña, que me parece espantoso.

Libros
El redactor recomienda