Kim Stanley Robinson y el experimento Trump: "¿puede el sistema sobrevivir a un loco?"
  1. Cultura
entrevista

Kim Stanley Robinson y el experimento Trump: "¿puede el sistema sobrevivir a un loco?"

El escritor estadounidense, leyenda vida de la ciencia ficción, viaja al pasado remoto de la humanidad en su nuevo libro

placeholder Foto: El escritor Kim Stanley Robinson (PLANETA)
El escritor Kim Stanley Robinson (PLANETA)

Tras analizar la tendencia hollywoodiense a hacer películas catastrofistas de ciencia ficción, de los meteoritos asesinos de 'Armaggedon' a las fantasías destructivas de Roland Emmerich, Slavoj Zizek dijo: "Nos cuesta menos imaginar el fin de la humanidad que el fin del capitalismo".

Y es verdad, salvo que uno se llame Kim Stanley Robinson (Illinois, 1954), la excepción (junto a veteranas como Ursula K. Le Guin) que confirma la regla: la posmodernidad enterró el pensamiento utópico a golpe de meteoritos y escenarios cyberpunks de pesadila y conspiración, pero Kim Stanley Robinson va a lo suyo: el escritor estadounidense, leyenda de la ciencia ficción, lleva más de tres décadas enfrascado en la tiránica tarea de imaginar un futuro poscapitalista en obras como su monumental trilogía sobre la colonización de Marte: 'Marte azul', 'Marte rojo' y 'Marte verde' (Minotauro).

Stanley Robinson, que está en Barcelona para participar en el festival Kosmopolis, vuelve a viajar en el tiempo en su nuevo libro -'Chamán' (Minotauro, 2018)- salvo que esta vez no lo hace hacia adelante, sino (muy) hacia atrás, 30.000 años, hasta aterrizar en una Edad de Hielo en la que un joven tiene que aprender a subsistir. Hablamos con él sobre las tensiones pasadas, presentes y futuras entre utopías y distopías.

PREGUNTA. No es la primera vez que viaja usted al pasado, pero nunca había llegado tan atrás. ¿Qué buscaba encontrar?

RESPUESTA. Uno de los temas clásicos tratados por la ciencia ficción es... la ciencia. En 'Chamán' quería ir hasta los orígenes de la ciencia. ¿Cuándo empezamos a ser científicos? Cuando empezamos a pensar en curarnos de algo y en la medicina.

Por otro lado, me gusta mucho el alpinismo. Hace tiempo se descubrió en los Alpes el cuerpo de un hombre congelado: llevaba ahí unos miles de años. Resultó que su equipo de montaña no era muy diferente al que uso yo habitualmente; me hizo pensar que sería interesante viajar hacia atrás en algún momento.

P. ¿Se parece más el pasado al futuro de lo que creemos? Digo por que la Edad de Hielo podría ser el escenario futurista de una novela distópica sobre cambio climático...

Nuestros antepasados no lo hicieron nada mal en la Edad de Hielo puesto que subsistieron y hemos llegado hasta aquí

R. Es cierto que el escenario que plantea 'Chamán' es parecido al de un subgénero clásico de la ciencia ficción: nave se estrella en planeta desierto y sus tripulantes se ven obligados a sobrevivir en un entorno solitario y hostil...

No obstante, no creo que la Edad de Hielo pueda repetirse tal cual, al menos en un sentido: antes se vivía más intensamente. Es cierto que nuestros antepasados estaban expuestos a muchos peligros, pero nosotros también y no vivimos con esa intensidad. Por cierto, nuestros antepasados de la Edad de Hielo no lo hicieron nada mal puesto que subsistieron y hemos llegado hasta aquí...

P. Aunque es usted un escritor respetado y de relativo éxito, su tendencia a imaginar alternativas al capitalismo era minoritaria dentro de la ciencia ficción... hasta ahora. ¿Ha supuesto la crisis económica una ruptura cultural en ese sentido? Digo porque la discusión sobre cómo será el poscapitalismo es ahora tendencia...

R. Sí, el crash de 2008 generó una gran toma de conciencia. La gente empezó a reflexionar por primera vez en mucho tiempo sobre las contradicciones del capitalismo. Un candidato presidencial como Bernie Sanders hubiera sido imposible hace algunos años en mi país. Por lo que a mí concierne, la trilogía de Marte se está vendiendo muy bien otra vez, lo curioso es que lo que en los noventa se leyó como una ficción sobre la colonización de Marte, y ya, se está leyendo ahora como una novela sobre el poscapitalismo.

P. ¿Es Donald Trump un presidente distópico?

R. Lo es, y también un trauma, una pesadilla que parece salida de una novela de Phillip K. Dick. Mi manera de animarme y de animar a los demás es plantearme su presidencia como un experimento sobre si el sistema es capaz o no de sobrevivir a un presidente loco.

P. Ha dicho usted que la ciencia ficción es el nuevo realismo. ¿En qué sentido?

R. Siempre me ha interesado la literatura realista como modo de describir la realidad, pero vivimos en un mundo de ciencia ficción, del acelerado cambio tecnológico a nuestra conversión por primera vez en sociedad global, ¡qué mejor que la ciencia ficción para retratar este mundo surrealista!

Por otro lado, pasado, presente y futuro no son compartimentos estancos, el tiempo es un flujo constante, de ahí que la ciencia ficción sea ideal para retratar la historia.

Foto: Kim Stanley Robinson.
Libros
El redactor recomienda