Diez cosas que (seguramente) no sabías de George Michael
  1. Cultura
MUERE A LOS 53 AÑOS

Diez cosas que (seguramente) no sabías de George Michael

Muy reservado, tenía aristas ocultas que enriquecían su personalidad, en apariencia plana.

Foto: Homenajes espontáneos de seguidores a la puerta de su casa. (REUTERS)
Homenajes espontáneos de seguidores a la puerta de su casa. (REUTERS)

Para la mayoría de los oyentes, George Michael era ese pibón proclive a enseñar carne que gritaba y susurraba canciones sexuales desde las radiofórmulas de todo planeta. También se hizo famoso por unos vídeoclips adictivos, que iban muy por delante de la publicidad de su época. Fue un homosexual encerrado en el armario durante demasiados años, no fuera a perder fans femeninas. Odiaba a los paparazzi y a los tabloides antes de que contribuyeran a la muerte de su amiga Diana de Gales. Por eso, desarrolló una figura pública inaccesible, donde guardaba rasgos interesantes de su personalidad.

1- Enemigo de Thatcher

Pasó su vida codeándose con la alta sociedad británica, pero Michael era un convencido detractor de las políticas económicas de Margaret Thatcher. Participó en campañas contra la Dama de Hierro e incluso le dedicó alguna canción política, como “Hand To Mouth”, incluida en su disco más vendido, “Faith”. Las rimas de las canción hablan de la gente corriente que queda desamparada por el rodillo neoliberal. De hecho, algunas estrofas podrían estar en el ‘Nebraska’ de Bruce Springsteen.

2- Un dúo comercial

Wham! fueron uno de los dúos más desequilibrados de la historia del pop. Desde el principio, se notaba que George Michael tenía mucho más carisma y talento musical que su compañero Andrew Ridgeley. Quizá la única pareja donde había tanta distancia fueron Simon & Garfunkel. Cuando Wham! se separaron, el compañero moreno de Michael inició una carrera que descarriló a las primeras de cambio. De hecho, “hacerse un Andrew Ridgeley” se convirtió en sinónimo de separación con uno de los miembros condenados al fracaso.

3- Icono 'fashion'

Fue la estrella pop que inauguró el estilo de vida Zoolander. Se movía entre la aristocracia, millonarios y supermodelos. Su vídeo “Fredoom 90” reunió a las “tops” Linda Evangelista, Tantjana Patiz, Naomi Campbell, Christie Turlington y Cindy Crawford. Posiblemente, es el vídeo de un artista gay más visto por heterosexuales en toda la historia. Fue la cima de la época de la belleza 'fashion' consumista, antes de que arrasara la mugre del grunge, las raves y el punk pop tipo Green Day. Michael se hubiera llevado de maravilla con Hansel y Derek Zoolander.

4- Voz arrolladora

La mayor baza de George Michael fue, sin duda su voz. Competidores como Bros o Jason Donovan tenían tanto atractivo sexual como él, pero no cantaban ni la mitad de bien. Es algo que hay que reconocer al superventas recién fallecido: su voz arrolladora, ya fuera gritando o susurrando. Por eso, incluso, su normalmente mediocre repertorio parecía algo cuando pasaba por su garganta. Quedan pocos cantantes blancos que supieran encontrar el punto de dramatismo justo para cada pieza y elevarla sobre sí misma. ¿Quizá le faltó confiar en compositores a su altura vocal?

5- Problemas de salud

Su carrera estuvo a punto de descarrilar en 2011. ¿El problema? Un intervención quirúrgica de garganta. Llevaba arrastrando problemas desde varios años atrás. En realidad, luchaba por su vida, ya que sufría neumonía. Tuvieron que insertarle un tubo en el cuello, que protegía sus cuerdas vocales. Salvó la vida sin problemas, pero la voz de milagro.

6- Éxito navideño

Resulta curioso que Michael falleciera en Navidad. Hay un género musical donde resulta realmente complicado componer un clásico. Nos referimos, por supuesto, a los villancicos. Él cantó la penúltima gran aportación pop: “Last Christmas”, un himno de desamor digno de las Ronettes, las Supremes o The Shirelles. Desde entonces, solo ha petado a lo grande el “All I Want for Christmas” de Mariah Carey.

7- Sin cariño de la crítica

De todos los grandes superventas del pop, una era dorada del género, fue el menos valorado por la crítica. Tenía todas las papeletas para ello: venía de un grupo de fans, gustaba al público femenino y seguía las reglas de la industria. Es cierto que nunca tuvo un repertorio a la altura de Madonna, Prince, Springsteen, Elton John y Michael Jackson. Pero su cancionero tiene como poco media docena de joyas que seguirán oyéndose dentro de medio siglo. Que no es poco.

8- Talento adolescente

Tenía un gran talento compositor. A los 21 años, arrasó en las listas de ventas con la canción “Careless whisper”. Pero, en realidad, compuso este éxito en una tarde cuando solo contaba con diecisiete años. Cierto que el saxo que atraviesa la canción es uno de los más irritantes e innecesarios de aquella época. Que ya es decir.

9- Genio de la ambigüedad

Fue un genio de las relaciones públicas. En 1998 le pillaron en un baño público de Los Ángeles haciendo guarradas ante un atractivo policía de incógnito. Le cayó una multa de 810 dólares y 80 horas de servicios a la comunidad. Michael convirtió el marrón en un alegato político publicando la canción “Outside” y transformándose en icono global de la comunidad lesbiana, gay, trans y bisexual (lo que ahora se conoce como LGTB). Fue una jugaba maestra que renovó su prestigio y reactivó su figura. Ya saben: si les pillan con las manos en el carrito de los helados, muestren su orgullo por todo lo alto, que es mejor que bajar la cabeza. En todo caso, no era cien por cien gay: es sabido que mantuvo una relación con Kathy Jeung, la impresionante modelo de “I Want Your Sex”.

10- El nuevo Mercury

En 1992 sustituyó a Freddie Mercury en un concierto de Tributo a Queen. De hecho, la opinión de los fans de Mercury en aquella época es que Michael era la única estrella con empaque para llenar su hueco. El concierto de tributo se publicó bajo el título “Five Live“ (1993) y llegó al número uno en Gran Bretaña. ¿Sustituir a Mercury y mantener vivos a Queen hubiera sido el mejor final posible para su carrera?

Música Diana de Gales Michael Jackson Homosexualidad
El redactor recomienda