patxi lópez mete la cultura en campaña

"La cultura no puede ser un sector abandonado en la selva del libre mercado"

La Plataforma en Defensa de la Cultura presenta su Libro Blanco con una demanda fundamental: un pacto de Estado por la cultura y la propiedad intelectual

Foto: López durante la inauguración de una exposición sobre IV Centenario de Cervantes (Efe)
López durante la inauguración de una exposición sobre IV Centenario de Cervantes (Efe)

Un pacto de Estado por la cultura y la propiedad intelectual que aúne a todo el arco político es la principal demanda que se desliga del Libro Blanco de la Cultura, presentado esta mañana por la Plataforma en Defensa de la Cultura y en el que ha participado el presidente en funciones del Congreso, el socialista Patxi López, sumándose a esa petición.

"Es hora de considerar a la cultura cuestión de Estado", primero, para poder después alcanzar un gran pacto que obligue a todos los grupos políticos y "que nos haga entender que la cultura debe ser incómoda para el poder". "Es urgente abrir un debate público sobre la importancia de la cultura y abandonar los prejuicios que la consideran prescindible en tiempos de crisis" porque, aseveró el socialista en plena precampaña electoral, "la crisis ha sido la coartada perfecta para deshacer la estructura pública y recortar la ayuda privada".

Por eso, añadió aplaudido por los asistentes, "la cultura no puede ser solo un sector económico abandonado en la selva del libre mercado. Debe tener una protección especial por parte de la administración pública" a la par que se debe potenciar un sector privado "potente" y la sociedad civil "debe asumir su responsabilidad como consumidor".

"La cultura sufre una tormenta perfecta" y "una dejación histórica" en "un país en el que siempre se ha puesto bajo sospecha", agregó. "Esto ha impedido que la sociedad española asumiera la cultura como propia y que el poder siempre la haya querido controlar". López se sumó a las peticiones del sector y reclamó un Estatuto del Artista, una Ley de Mecenazgo "que merezca ese nombre", una rebaja fiscal que incluya una bajada del IVA cultural y reconozca la intermitencia del sector y que se actulice la Ley de Derechos de Autor. Medidas, añadió, "que espero que se hagan en la próxima legislatura porque no podemos esperar".

"La cultura no es un subproducto"

Acto organizado en 2014 por la plataforma (Efe)
Acto organizado en 2014 por la plataforma (Efe)

Pero más allá de las buenas intenciones políticas -a López se le pidió de paso que la cultura salga en los debates electorales alguna vez- lo cierto es que la cultura española lleva años viviendo en la absoluta dejación. Tras años de crisis y recorte de las ayudas, cifras cada vez más exiguas -a pesar de los repuntes de los últimos tiempos- para la industria, el rodillo del IVA cultural o el drama de la piratería, la cultura sigue siendo "la hermana pobre" y desatentida de la sociedad y la política española.

El resultado de todo lo que hemos pedido ha sido cero"El resultado de todo lo que hemos pedido ha sido cero", resumía Luis Cobos, presidente de la Sociedad de Artistas Intérpretes o Ejecutantes de España (AIE). "No importa si la cultura representa el 5% del PIB y da trabajo a 80.000 personas, si favorece la igualdad y la libertad, si es fundamental para la cohesión y vivir en paz. Estamos cansados de repetir como un mantra que la cultura en muchos países supera a sectores como el de la energía. Es hora de decir basta ya", añadió.  

"Este es un libro para poner encima del Parlamento y las instituciones los problemas endémicos que ningún partido ha sabido resolver y sus soluciones", agregó aludiendo al buen momento prelectoral para que la cultura entre en el debate político. De igual modo, José Miguel Fernández Sastrón, presidente de la SGAE, añadió que "en cultura hemos sido demaisado individualistas" y ha llegado el momento de reivindicar que "en España somos una potencia cultural".

"La cultura no puede seguir siendo un subproducto", ha reclamado Javier Campillo, presidente de la plataforma, porque "es el único combustible que queda en los países occidentales". Precisamente este libro, producto de cinco meses de debates y mesas redondas entre académicos, expertos, creadores y ciudadanos impulsados por la plataforma creada hace dos años y medio, reúne las principales demandas y medidas urgentes para salvaguardar la cultura y llega en el momento oportuno antes de las elecciones del 26J. Solo falta por ver si el discurso procultural de los políticos antes de las elecciones se queda en eso o, para variar, se transforma en hechos como ya ocurrió con la reforma auspiciada por todos los grupos para que los creadores mayores de 65 años puedan seguir con su actividad y cobrar su pensión.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios