cinco años de fiesta y ventas

Hoy toca celebrar el auge del vinilo

Este sábado se celebra en todo el mundo el Record Store Day, una fiesta dedicada a las tiendas de música independiente y a esos discos que comenzaron siendo de 78 rpm

Foto: Imagen del Record Store Day el año pasado en Amsterdam (Efe)
Imagen del Record Store Day el año pasado en Amsterdam (Efe)

Lejos de extinguirse, lo que parecía que era una burbuja se ha acabado asentando como un exitoso renacimiento. Hace más de año y medio ya contamos aquí que la fiebre por el vinilo había vuelto para quedarse. Tanto es así que se estima que el año pasado se vendieron en el mundo más de 15 millones de discos de vinilo; las Navidades pasadas los regalos estrella fueron los tocadiscos (fue el gadget más vendido en Amazon) y Urban Ourffiters es una de las tiendas que más vinilos vende del mundo (el 8% del total de 2014 en EEUU) tras Amazon (12,3%)

Según la Asociación de Industria Discográfica de EEUU (RIAA), en 2015 los ingresos por ventas de vinilos fueron de 416 millones de dólares, el mejor año desde 1988. Pero lo más llamativo es que estos ingresos superan a los alcanzados por el streaming bajo demanda (385 millones). Es decir, a pesar de que siguen teniendo un peso reducido en el conjunto de la industria musical estadounidense (el 6%), el vinilo ha dejado de ser algo insignificante y para mitómanos en la industria. IFPI habla de un aumento de más de 800% de las ventas en los últimos cinco años. En España, según los datos de Promusicae, el año pasado mientras las ventas físicas se desinflaron en pos de la música online, la de vinilos creció un 39,2% 

La buena salud del vinilo además queda patente en la alta demanda que hay en las pocas fábricas que sobreviven en todo el mundo -hace un par de años el dueño la más importante de EEUU aseguraba en 2014 que fabricaban entre 30.000 y 40.000 diarios- y en que cada vez más multinacionales y grupos de todo el mundo editan sus trabajos en vinilo como un objeto de coleccionista. Hoy se celebra el Record Store Dayuna fiesta que desde 2007 rinde tributo en todo el mundo a las tiendas independientes de discos y a los vinilos, con cada vez más ediciones y reediciones -aquí puedes ver las de este año-.

Hoy toca celebrar el auge del vinilo

Metallica es el embajador este año pero en 2013 lo fue Jack White (y su disco 'Lazaretto', el vinilo más vendido ese año), a quien le debemos ser uno de los responsables del auge del vinilo. "Cuando oyes música en un iPod sientes que es una canción, pero no es realmente un disco. El disco es el de vinilo. Lo fantástico es que todo se ha vuelto tan invisible con respecto a escuchar música que en la última década la demanda de vinilos no ha hecho más que aumentar", ha asegurado en más de una ocasión.

En España el Record Store Day cumple este 2016 cinco años. Carlos Pascual, su presidente y dueño de Revolver Records de Barcelona, destaca el hecho de que "al menos un día se reivindique la importancia de las tiendas independientes y del formato físico de la música, especialmente del vinilo". Además de las reediciones, esta cita es una fiesta con actuaciones, firmas y sorpresas que supone un auténtico espaldarazo para estas tiendas. "En la mayoría de los casos es el mejor día de facturación de todo el año. Por encima de Reyes y Navidad", analiza, máxime tendiendo en cuenta el aumento de la venta de vinilos que "en los últimos tres o cuatros años ha supuesto un salto considerable".

En la mayoría de los casos es el mejor día de facturación de todo el año. Por encima de Reyes y NavidadEntre las reediciones que hoy se pueden comprar, Pascual destaca el CD de Metallica con el concierto que dio en la sala Bataclan en 2004 y cuyos beneficios irán a parar a las víctimas de los atentados; las de David Bowie de 'The Man Who Sold the World' y 'TVC 15' así como, por la repercusión y la curiosidad, la reedición de 'Like a Virgin & Other Big Hits!', un EP de Madonna que solo se publicó en el mercado japonés y el maxisingle de Iron Maiden 'Empire of the clouds / Maiden Voyage'. A nivel nacional subraya también el disco de Fermín Muguruza, grabado con músicos de Nueva Orleans y Jamaica, la reedición de 'Senda '91' de Héroes del Silencio o 'Shit generation', de Teething, un grupo de metal extremo que editado un vinilo con una de sus caras pintadas a mano una a una. "No todo es mainstream", confirma.

Este es el primer año que participa en el Record Store Day la tienda madrileña Jazzymas. Montse Merino alaba todas las acciones que fomenten el papel de las tiendas independientes pero asegura que el catálago de las multinacionales es muy pobre en su ámbito frente al pop o al rock. "Las referencias son escasas y no se han escogido álbumes emblemáticos de ningún sello que no hayan sido reeditado antes. Siempre es interesante cualquier nueva reedición en jazz y que solo lo tengamos las tiendas pequeñas, pero en el fondo son álbumes intrascendentes en la discografía de los artistas. No es un problema del Record Store Day sino de quien elige las reediciones".

De las 78 rpm. a llenar nuestras estanterías

Además de los conciertos y LPs que se ponen hoy a la venta en todo el mundo, Lunwerg ha querido homenajear este año a los discos de 12, 10 y 7 pulgadas en 'Vinilos. Historia ilustrada del disco'. El músico y escritor Mike Evans recorre en este libro la evolución de la música contemporánea a través del vinilo, desde la aparición del estéreo a su prácticamente desaparición en los años ochenta con el auge el CD y el boom que se está viviendo en esta década. "En una época en la cual, para disponer de música, basta un golpecito en el teléfono móvil, podría parecer, como mínimo, anacrónica la vigencia del vinilo. Sin embargo, la mera invisibilidad de la entrega por sistemas digitales podría ser la clave de la resistencia de este formato que ha tenido un papel decisivo en nuestra forma de oír música durante casi setenta años", escribe. 

La historia del vinilo y la del rock & roll van de la mano. A mediados de los cincuenta con el nacimiento del rock ya estaban los primeros discos sencillos de 78 rpm y 10 pulgadas, de laca negra y muy frágiles. En este formato salieron icónicos singles como 'Tutti frutti', de Little Richard, o 'Heartbreak Hotel', de Elvis. Pero pronto aparecieron los de vinilos de 7 pulgadas y 45 rpm, que se impusieron por su robustez. De ahí se pasó al elepé de microsurcos, que rompió en 1948 con la norma de los tres minutos de duración para pasar a 20 minutos por una sola cara.

Los músicos de jazz fueron los primeros que se aprovecharon de esta innovación, que también posibilitó las primeras grabaciones de conciertos en vivo. En términos de catalogación, el primer LP oficial salió al mercado el 28 de junio de 1948 con el número ML4001 y era el 'Concierto para violín en mi menor', de Mendelssohn, interpretado por Nathan Milstein con Bruno Walter al frente de la Philarmonic Symphony Orchestra de Nueva York. 

La primera portada ilustrada

En 1940 aparecen las carátulas ilustradas, la otra gran historia de la música asociada a los vinilos. Su responsable fue un diseñador llamado Alex Steinweiss quien convenció a Columbia Records para que un álbum de cuatro discos de 78 rpm, con ocho series de dos canciones, se publicara con un dibujo en la carátula anterior y unas notas sobre la música en la interior y la parte posterior. 'Smash Song Hits by Rodgers & Hart' fue el primer álbum con una carátula ilustrada de la historia (hasta entonces eran lisas o con los mínimos elementos). Esta tendencia alcanzaría su apogeo en los años sesenta y setenta convirtiendo los discos en auténticas obras de arte.

Creatividad por fuera... y por dentro

Edición especial de 'Sweet Child O'Mine', de Guns N' Ronses
Edición especial de 'Sweet Child O'Mine', de Guns N' Ronses

En 1949 RCA Victor tiene que plantar cara a Columbia, que está revolucionando el mercado con los LP. Ese año lanza el disco de 7 pulgadas y 45 rpm (el primero fue 'Tezarkana Baby', de Eddy Arnold), que acabaría siendo conocido como single, y empiezan a publicar EP. Lo interesante es que con RCA también llegó la creatividad a los vinilos. Empezaron a hacerlos en colores: negro para la música popular; azul para los musicales de Broadway; rojo para la música clásica; verde el country; naranja el R&B; amarillo para los discos infantiles, y verde azulado para la música internacional.

El sistema desapareció pronto por lo costoso y complicado de su producción pero en los setenta volvieron los colores y otras innovaciones más marketing que otra cosa. En 1971 el debut de Faust, una de las banda más importantes del movimiento 'krautrock', se prensó en vinilo transparente. El punk también ayudó a impulsar estas extravagancias como el álbum ilustrado 'R&R Over' (1982), de Kiss, el disco-cruz de 'Sweet Child O'Mine' (1989), de Guns N' Roses, o la lengua disco de los Rolling: 'She was hot' (1984).

Mensajes ocultos

Uno de los mitos más extendidos de la historia de la música son los mensajes ocultos que esconden los vinilos. Especialmente si hablamos de esos que se escuchan al revés y contienen mensajes satánicos o similares. Quizás los casos más conocidos sean los de Led Zeppelin o la felicitación del 'Empty Spaces' de 'The Wall' (1982), de Pink Floyd. Hablamos, por tanto, de leyenda pero también de realidad. Sin necesidad de escuchar al revés, Evans dedica el final de su libro a hablar de los mensajes ocultos que hay entre los últimos surcos y la etiqueta de los discos gracias a la imaginación de artistas e ingenieros de sonido.

"Prensado especial número 003. Para obtener tu premio, llama a Moira: 434 3232", se oía al final de la cara A de 'This year's model' (1978), de Elvis Costello. Moira era su agente de prensa en el sello WEA y no le debió sentar muy bien esta idea. Entre los casos que recoge el libro, destacan el "que así sea. Haz lo que quieras", del disco 'Led Zeppelin III' (1970) o los que dejaron The Smith en 'William, it was a really nothing', (1984) y 'Bigmouth strikes again' (1986), respectivamente: "La impotencia de Ernesto. Romántico y convencional es moderno y despierto" y "Cuidado con la ira venidera. El talento copia; el genio roba'. Aunque hoy, Record Store Day, nos quedamos con el que introdujeron El-P en 'Fantastic Damage' (2002): "¡El vinilo nos alegra los oídos!".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios