el museo ha recortado un 70% en seguridad

El Prado multiplica por cinco sus pérdidas

El Museo Nacional del Prado apunta al peor balance económico de su historia, al registrar una pérdida de ingresos de 6.099.136 euros en las cuentas de 2013

Foto: La reina Letizia inaugura la exposición 'El Greco y la pintura moderna'
La reina Letizia inaugura la exposición 'El Greco y la pintura moderna'

El Museo Nacional del Prado apunta al peor balance económico de su historia, al registrar una pérdida de ingresos de 6.099.136 euros en las cuentas de 2013, que este miércoles ha hecho públicas el BOE. El año anterior fue de poco más de un millón de euros. En la cuenta de la liquidación del presupuesto de ingresos de 2012 hay 44.731.000 euros y en la de 2013, 38.463.000 euros: un 14% menos de ingresos (incluyendo los propios y las ayudas). Este periódico ha podido hablar con Carlos Fernández de Henestrosa, actual gerente del museo, que confirma que desde el punto de vista de "resultado empresarial" hay seis millones de euros de pérdidas. Sin embargo, asegura que el museo no es una empresa y que la Administración se rige por presupuestos.

De esta manera, en sus presupuestos tenían previsto un recurso al remanente de tesorería de más de 6 millones de euros, que al cierre del año han conseguido reducir a  algo más de dos millones de euros. “Por eso estamos contentos con el resultado, porque no hemos gastado seis, sino dos millones de euros que hemos cubierto con la tesorería”. Además, añade que a pesar de que el museo ha ingresado menos que el año pasado, “ha sido más de lo que teníamos previsto”. 

Entre las razones de la alarmante caída, en el peor momento de financiación de la cultura, está la caída del 7% en la recaudación en taquilla. Si bien el año pasado pegó un estirón del 21,1% gracias a la fuerte subida del precio por entradaen 2013 ha perdido más de un millón de euros: 11.702.512 euros, en 2011; 14.178.266 euros, en 2012; 13.195.747 euros. Y un dato curioso: es la primera vez desde 2007 que el número de visitas se queda por debajo de las previstas por la dirección al comienzo del año. De 2.773.362 pasamos a 2.306.966 entradas expedidas, un 16,8% menos.   

La pérdida de ingresos también está relacionada con la caída de la oferta: en 2012 se realizaron 5 exposiciones de gran formato, dos más que en 2013. Las temporales de pequeño formato se mantuvieron en 8, cuatro menos que en 2011. Vinculado a este recorte de oferta podemos entender el sonado derrumbe del merchandising en tienda, que pasa de 2.828.643 a 2.171.807 euros (un 23,2% menos).

Una de las pocas partidas de ingresos que sube es la del patrocinio: de 4.807.199 euros en 2012 a los 5.981.751 euros, un repunte del 24,4%. Sin embargo, no es la mejor cantidad generada en esta modalidad por el museo, porque en 2011 lograron 6.663.925 euros.

En las cuentas del BOE se especifica que, para la financiación de las exposiciones temporales, las cuatro empresas que más aportan son las mismas que el año pasado aportaron la misma cantidad, 625.000 euros cada una: Fundación Axa, Fundación BBVA, Fundación Telefónica y la Obra Social de La Caixa. Como cada año, en las casi 30 páginas del documento no se especifica cuánto invierte el museo en montar cada una de las exposiciones temporales.

Alquilar los fondos de la colección permanente a instituciones internacionales para exposiciones temporales tampoco ha funcionado como la temporada previa. El actual equipo gestor de la pinacoteca ha logrado recaudar 2.480.000 euros, mientras que el pasado año la cantidad ascendió hasta los 2.795.000 euros, una caída del 11,3%. Desde que se inaugurase esta estrategia de ingreso propio, la dirección ha preferido considerar esta aportación como patrocinio, aunque sea un alquiler de los cuadros del museo.

En el detalle de las transferencias o subvenciones recibidas, que los gestores destinan a la financiación del organismo, han caído en 2013 casi un 20%: las correspondientes a 2012 eran de 11.520.466 euros y en 2013, de 9.282.999 euros. La reducción de ingresos más escandalosa es la referida a las “transferencias de capital”: en 2013 han sido de 2.000.000 y en 2012 fueron 4.895.000 euros, un 59,1% menos.

El panorama no lo cambian ni los 1.108.654 euros extraordinarios, hallados inesperadamente, en el Legado Villaescusa, como se apuntaba en el informe reciente del Tribunal de Cuentas. No ha sido suficiente para maquillar el peor año económico de todos los que se conocen desde 2007, primer año en que se rinden las cuentas públicas. Tampoco ayuda al saneamiento de este annus horribilis tener un deudor pendiente de ingresar 7.352.895 euros. ¿De quién hablamos? Del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Se advierte en el informe que esta cantidad no se ha incluido en el balance, porque la caída de los ingresos sería aún más alarmante.

En el apartado de los gastos hay que hacer notar la dramática reducción del gasto en seguridad, que pasa de 5.939.963 a 1.841.273 euros. Casi un 70% menos en seguridad. En 2011 fue de 2.948.154 euros. Además, tal y como se puede leer en el informe el número de empleados cayó en más de 50: a 31 de diciembre de 2013 eran 474, frente a los 528 del ejercicio anterior. En total, tres son personal funcionario, 392 personal laboral fijo y 79 personal laboral temporal. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios