Es noticia
Menú
La masacre de Nankín tiñe de rojo el cómic
  1. Cultura
una publicación recuerda los crímenes

La masacre de Nankín tiñe de rojo el cómic

Llega a España el cómic Nankín, de Nicolás Meylaender y Zong Kai, una mirada a la masacre cometida por el ejército japonés

Foto: Viñetas del cómic nankín (ediciones kraken)
Viñetas del cómic nankín (ediciones kraken)

300.000 muertos. Ese fue el balance de la masacre de Nankín, ocurrida en China entre el 13 de diciembre de 1937 y el 31 de enero de 1938. 300.000 personas decapitadas, asesinadas, violadas y vejadas por el ejército japonés en uno de los actos más inhumanos que ha conocido la historia.

Tras la toma de la ciudad deNankín, el ejército llevóa cabo miles de crímenes, no sólo a militares, sino también a un gran número de civiles.

Esta traumática herida de Chinavuelve a sangrar ahora gracias al cómic Nankín, de Zong Kai y Nicolas Meylaender (Ediciones Kraken), que recoge las atrocidades cometidas y las plasma en forma de viñetas.

Unas viñetas que se tiñen de rojo, pero no para plasmar las muertes, sino el estado de ánimo de una nación. El cielo pintado por los autores es del color de la sangre. Nankín parece un infierno dibujado, dirigido por un ejército sin rostros definidos. Un conjunto de sombras que cometen las mayores atrocidades imaginadas y se las muestran al espectador.

placeholder Viñeta del cómic 'Nankín'

Para acentuar esta sensación, la historia está contada desde el presente. Un tiempo en el que las heridas, a pesar de abiertas, comienzan a cicatrizar y el cielo luce de un azul casi resplandeciente. Dos épocas diferentes, con dos estilos diferentes. Una, heredera de la otra.

Una historia real

La fuerza de Nankín radica en lo expresivo de sus viñetas,pero los autores han querido aprovechar la situación para contar una historia real. La de un abogado, Tan Zhen, que va interrogando a los supervivientes de la matanza, intentando encontrar pistas sobre la historia de la joven Xia Shuqin, una niña que sufrió la catástrofe en sus propias carnes.

Los diferentes testimonios ofrecerán diversos puntos de vista de la masacre. El de los militares, el de los civiles, e incluso el de los cooperantes internacionales que se vieron envueltos en medio del horror. Es el caso de la estadounidense Minnie Vautrin, que optó por quedarse para proteger a los civilesy acogió a muchas mujeres para protegerlas de las fauces de los soldados que las violaban indiscriminadamente.

placeholder Imagen de 'Nankín' (Ediciones Kraken)

Choca ver a un héroe que enfunda un traje con una esvástica en su brazo. El cómic de Kai y Meylaender no ha dudado en destacar su relevancia en el conflicto.

Durante todas sus páginas sobrevuela una idea: que nadie olvide lo que ocurrió. La tragedia de Nankín ha provocado un gran número deconflictos entre China y Japón, ya que muchos políticos y ciudadanos del país nipón sigue creyendo que se exageraron los acontecimientos que ocurrieron entre 1937 y 1938 y otros muchos los han negado.

Un revisionismo histórico que ha llegado incluso a los libros de texto, y que ha provocadojuicios y denuncias. Una de ellas es el motor de la historia central del cómic.

placeholder Imagen de 'nankín' (ediciones kraken)

Por ello, y aunque la historia contada en las viñetas hable por sí sola, el verdadero Tan Zhen, el abogado protagonista del cómic escribe un epílogo que es toda una declaración de principios y cuyos ecos resuenan más allá de Japón. Mientras los partidos políticos apliquen la política de los “tres sin”: Sin arrepentimiento, sin culpabilidad y sin reparación, estaremos condenados a repetir nuestro pasado:

“Sólo cuando una nación se ve obligada a afrontar su episodio más negro es cuando revela su verdadera pujanza”.

300.000 muertos. Ese fue el balance de la masacre de Nankín, ocurrida en China entre el 13 de diciembre de 1937 y el 31 de enero de 1938. 300.000 personas decapitadas, asesinadas, violadas y vejadas por el ejército japonés en uno de los actos más inhumanos que ha conocido la historia.

Japón
El redactor recomienda