Medios de comunicación: El acoso a periodistas en Cataluña lastra la libertad de prensa en España
del puesto 29 al 31

El acoso a periodistas en Cataluña lastra la libertad de prensa en España

España ha bajado dos puestos en el ranking de Reporteros Sin Fronteras (RSF) sobre libertad de prensa por el acoso sufrido por los periodistas que han cubierto el proceso independentista

Foto: El periodista Jordi Brescó fue acosado mientras cubría la Copa del Rey.
El periodista Jordi Brescó fue acosado mientras cubría la Copa del Rey.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) acaba de publicar la nueva edición de su clasificación mundial de libertad de prensa y España no sale bien parada. "Los últimos meses de 2017 han sido especialmente oscuros para la libertad de prensa en Cataluña", señala RSF. "El clima de tensión ha durado meses. Un gran número de periodistas de medios no independentistas han sufrido linchamientos en las redes sociales sociales, a veces impulsados por responsables de prensa del gobierno catalán".

RSF, que publica este 'ranking' cada año, se muestra todavía más duro con la crisis catalana y recuerda que "varios periodistas fueron agredidos físicamente durante la cobertura del referéndum y otros fueron intimidades en su trabajo por la policía". Y añade: "Las multitudes furiosas han obstaculizado el trabajo de reporteros de todos los canales nacionales y catalanes mientras cubrían las manifestaciones a favor o en contra de la independencia".

A los problemas derivados del 'procés', RSF añade la detención en España por orden de Interpol de Hamza Yalçin y Dogan Akhanli, dos periodistas de origen turco "ciudadanos de la Unión Europea y perseguidos por razones políticas por el régimen de Recep Tayyip Erdogan".

En suma, dos acontecimientos que han lastrado la posición de España en el listado, que ha pasado de ocupar el puesto 29 al 31. Desde 2002, la clasificación evalúa un total de 180 países de todo el mundo. Por segundo año consecutivo, Noruega encabeza el 'ranking' con Suecia en la segunda posición. El 'top ten' lo completan Países Bajos, Finlandia, Suiza, Jamaica, Bélgica, Nueva Zelanda, Dinamarca y Costa Rica.

En la parte baja de la tabla, Corea del Norte revalida la última posición como el país con menor libertad de prensa de todos los analizados. Otros países que se sitúan a la cola de la clasificación son Eritrea, Turkmenistán, Siria, China y Vietnam.

Aumenta el odio al periodismo

"Existe un clima de odio hacia los periodistas cada vez más marcado", señala el informe. RSF recuerda que en países como Turquía o Egipto se ha desarrollado una "fobia a los medios" que ha llevado a algunos dirigentes políticos a acusar de "terrorismo" a periodistas e incluso encarcelarlos.

De hecho, el estudio también alerta de que "cada vez más jefes de Estado elegidos de forma democrática ven a la prensa, no ya como uno de los pilares fundamentales de la democracia, sino como un adversario frente al cual muestran abiertamente su aversión". Para muestra, el caso del presidente norteamericano Donald Trump, que califica a los periodistas como "enemigos del pueblo", una expresión que según recuerda RSF ya la usaba Stalin.

“Estas manifestaciones de odio contra los periodistas constituyen una de las peores amenazas para las democracias”, indicó Christophe Deloire, Secretario General de RSF. “Los dirigentes políticos que propician que se deteste al periodismo son responsables de que se cuestione la existencia de un debate público basado en una apreciación plural de los hechos y favorecen el advenimiento de una sociedad de la propaganda. Cuestionar hoy la legitimidad del periodismo es jugar con fuego”.

Gritos y golpes en directo

Durante los últimos meses, son varios los periodistas que han denunciado públicamente haber sufrido boicots por parte de radicales mientras hacían conexiones en directo. El caso más reciente es el de Jordi Brescó, periodista de Betevé. El redactor se desplazó el pasado sábado a las inmediaciones del Wanda Metropolitano para cubrir la Copa del Rey que enfrentó al Barça con el Sevilla.

En dos vídeos que el propio Brescó subió a sus redes sociales se aprecia cómo unos radicales culés le apuntan con una bengala encendida, le golpean con una bufanda y hacen gestos delante de la cámara, todo ello con el objetivo de torpedear el trabajo del periodista. De fondo, gritos de "prensa española manipuladora".

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios