LA CNMC TIENE UN PLAZO DE CUATRO MESES

Vodafone pide el arbitraje contra Movistar para acceder a las motos y la Fórmula 1

La operadora recurre al amparo de la CNMC para que dirima el conflicto que mantiene con Movistar+ tras no poder acceder a los canales 'premium' de motos y Fórmula 1

Foto: Márquez, Jorge Lorenzo y Andrea Iannone, en el Gran Premio de las Américas de Moto GP. (EFE)
Márquez, Jorge Lorenzo y Andrea Iannone, en el Gran Premio de las Américas de Moto GP. (EFE)

El acceso a los canales de Moto GP y de Fórmula 1 que forman parte de la oferta exclusiva de Movistar+ ha abierto el último frente de hostilidades entre Telefónica y Vodafone, que ha recurrido al arbitraje de la CNMC para poner paz sobre el asunto. Y eso, a pesar de que en juego solo hay, aproximadamente, unos 2.000 abonados de Vodafone que podrían estar interesados en las carreras de Marc Márquez, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi.

La operadora recurrió hace dos semanas a la Comisión Nacional de los Mercados y de las Telecomunicaciones para que determine cómo, cuándo y en qué condiciones puede esta teleco acceder al catálogo mayorista de Telefónica. Según explicó ayer el secretario del consejo de Vodafone, Pedro Peña, en un encuentro informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Movistar+ no permite acceder a esos contenidos hasta el próximo mes de julio, cuando vuelva a exponer al sector su oferta 'premium' mayorista, tal y como está obligada a hacer tras la fusión con la antigua Digital+. Telefónica debe ofrecer la totalidad de sus contenidos 'premium' (cine y deportes) a su competencia, que solo puede adquirir hasta el 50% de los canales en puja.

Y ahí es, precisamente, donde se desata este último conflicto de derechos audiovisuales. Vodafone rechazó, en un principio, la compra de los canales de Moto GP y de Fórmula 1 por varias razones. En primer lugar, porque la temporada ya llevaba varios meses de rodaje y adquirir el canal en ese momento significaba tener que quedarse también con la emisión del mismo durante los meses en los que no hay competición, y, además, hacerlo en un momento en el que varias de las carreras se emitían también por las televisiones en abierto. Vodafone optó entonces por formular su oferta de compra con otros contenidos a la espera de que el Mundial volviese a arrancar en marzo. Pero llegado ese momento, Telefónica no ha permitido cambiar los canales elegidos por Vodafone ni acceder a una nueva puja hasta que no vuelva a abrir el proceso en verano.

El expiloto de McLaren Lewis Hamilton juega al criquet en un acto de la Fundación Vodafone. (EFE)
El expiloto de McLaren Lewis Hamilton juega al criquet en un acto de la Fundación Vodafone. (EFE)

El arbitraje de la CNMC, solicitado hace dos semanas, debe aclarar todo este proceso y sentar precedente para el futuro. Pero el regulador tiene un plazo máximo de cuatro meses para dar una respuesta y Vodafone, por tanto, ya da por perdida la temporada para sus 2.000 suscriptores potenciales.

Para la operadora, se trata de otro ejemplo más de la actitud “poco rigurosa” de Telefónica con respecto a las condiciones de la fusión y otro exponente más de que la CNMC no es especialmente vigilante al respecto. “No sentimos que la CNMC esté encima de la operación o, al menos, no lo está haciendo suficientemente”, explicó ayer Peña, que puso como ejemplo también el intento frustrado de Movistar+ por quedarse con toda la Liga tras el acuerdo con Mediapro de enero.

“Los compromisos impuestos a Telefónica no están funcionando como deberían”, aseguró. “Porque Telefónica, después de comprar DTS, está ganando cuota de mercado y obteniendo más ingresos en términos porcentuales que los que tenían las dos empresas anteriores a la fusión juntas”. Según los últimos datos oficiales, Telefónica tiene una posición imbatible y casi de monopolio en el mercado de la televisión de pago de nuestro país. Domina el 88,5% de los ingresos de todo el sector de la televisión de pago y copa el 70% de los hogares suscritos.

Vodafone tampoco comparte los criterios señalados por el regulador para establecer los precios de compra de esos contenidos 'premium' y aboga por una oferta ajustada al número de abonados reales de cada contenido (fútbol, motos, Fórmula 1 o cine) y no calculada en base al número de suscriptores totales de cada operadora. “Con el modelo de la CNMC pagamos más de lo que razonablemente deberíamos”, explicó Peña. Vodafone también ha recurrido las condiciones de la fusión con Digital+ a la Audiencia Nacional y espera que este órgano judicial las agrave.  

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios