Telefónica controlará el 70% de la televisión de pago con la compra de Digital+
  1. Comunicación
TENDRÁ QUE ABRIR SUS CONTENIDOS 'PREMIUM'

Telefónica controlará el 70% de la televisión de pago con la compra de Digital+

Telefónica está a punto de convertirse en el nuevo gigante imbatible de la televisión de pago con la concentración del negocio de Movistar TV y Digital+. 

placeholder Foto: El presidente de Telefónica, César Alierta (EFE)
El presidente de Telefónica, César Alierta (EFE)

Telefónica está a punto de convertirse en el nuevo gigante imbatible de la televisión de pago con la concentración del negocio de Movistar TV y Digital+ en una misma plataforma. La autorización por parte de Competencia de la venta de la televisión de Prisa crea un nuevo actor en el escenario audiovisual que llegará a controlar, de partida, el 70% del mercado, al unir el 37% que atesora a día de hoy Movistar TV con el 33% que está en manos de Canal+,según los últimos datos aportados por la antigua CMT.A años luz de distancia les sigue ONO, con solo el 15,4% de la tarta y 783.887 abonados.

El regulador ha aceptadofinalmente la última propuesta de compromisos voluntarios presentada por la operadora de César Alierta y cuyo cumplimiento estará vigilado durante los próximos cinco años y por un periodo prorrogable de otros tres. La CNMCno ha añadido más condicionantes y permite, de esta manera, que el proceso salga adelante sin que el Gobierno y, muy particularmente, su ministro de Economía, Luis de Guindos, tenga que ejercer de árbitro a favor de los intereses de la operadora.

La venta, además, permite sacar pecho y salvar los muebles al presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, para quien esta operación se había convertido en un proceso esencial para reducir la deuda millonaria de su imperio mediático dentro del proceso de reestructuración en el que se encuentra inmerso. Hay que recordar, que Cebrián se auto-concedió el año pasado una retribución variable de 810.000 euros por el “papel fundamental” que desempeñó en operaciones como la venta de las acciones de Prisa en Mediaset por 483 millones, la venta del negocio Ediciones Generales por 52 millones, la ampliación de capital suscrita por Occher (100 millones) y la venta de Digital + a Telefónica. Y eso a pesar de que Cebrián ya ha avisado, esta misma semana, que esta última decisión no supone su abandono del sector audiovisual, en el que podría pujar por dos nuevos canales del concurso convocado por el Gobierno.

La operación de compra de Digital+ arrancó en junio de 2014 con una valoración inicial del paquete de 750 millones de euros. Sin embargo, la pérdida de clientes de la televisión de pago, obligó a Prisa a revisar el valor del precio y registrar un deterioro de 23,7 millones de euros. Digital+ ha cerrado marzo con un millón y medio de abonados (1.549.511), exactamente medio millón menos de los que atesoraba hace seis años.

Deberá abrir todos sus paquetes Premium

Telefónica deberá poner a disposición de otros operadores de televisión de pago una oferta mayorista de canales Premium (aquellos que cuentan con contenidos de estreno en exclusiva de las llamadas ‘majors’ o eventos deportivos en directo de la Liga de Primera División, la Copa del Rey de fútbol, la Champions League, el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, Moto GP y los Juegos Olímpicos) y que conforman el paquete básico de cualquier televisión de pago que quiera ser competitiva y atractiva para los clientes.

Cada operador de pago que compita con Telefónica (Ono, Orange,Gol TV, Euskaltel o Telecable -entre otras-) podrá acceder a un máximo del 50% de los canales que integran la oferta mayorista y tendrá libertad para elegir cómo componen su elección dentro de esta oferta mayorista. Los precios asegurarán, igualmente, la replicabilidad de la oferta minorista de Telefónica y prevendrán situaciones de estrechamiento de márgenes.

Por otra parte, la explotación en exclusiva de los contenidos que adquiera Telefónica quedará limitada a dos años y a determinados tipos de ventanas de emisión, mientras que en otras ventanas (como las emisiones en Vídeo Bajo Demanda de películas y series de catálogo), la entidad resultante de la fusión de Digital+ y Movistar TV no podrá adquirir contenido en exclusiva. Asimismo, por norma general, no podrá adquirir derechos exclusivos de emisión que no vaya a explotar y deberá limitar a tres años la duración de sus contratos de adquisición de contenidos y renunciar, igualmente, a los derechos de adquisición preferente de contenidos. Estos compromisos no serán aplicables a las producciones de carácter propio que realice Telefónica Contenidos.

La operadora de César Alierta se emitirá también en su plataforma de televisión de pago, y bajo determinadas condiciones, los canales editados por terceros operadores y no podrá adquirir derechos de emisión en exclusiva de estos canales.

Limitaciones a la permanencia

La operadora multinacional tampoco podrá entorpecer la movilidad de sus clientes actuales y futuros de televisión de pago con el establecimiento de limitaciones a las políticas de permanencia y retención de clientes. La multinacional deberá tramitar las solicitudes de baja de sus clientes en un periodo limitado de tiempo. También renunciará a la exigencia y aplicación de cláusulas de permanencia bajo determinadas circunstancias, y no realizará prácticas de recuperación de clientes durante un periodo limitado de dos meses desde la solicitud de baja.

Telefónica se ha comprometido también a asegurar el mantenimiento y cumplimiento íntegro de los contratos que tiene vigentes de DTS (Digital+) con otros operadores de comunicación electrónica para que distribuyan su oferta de televisión por satélite. Cuando estos contratos hayan finalizado, la operadora deberá prorrogar este servicio durante un plazo de seis meses, renunciando también a realizar ventas activas a los clientes que contraten este servicio con operadores intermedios.

Compromisos con el acceso a la red

Los compromisos que voluntariamente asume Telefónica también permitirán a otros operadores de televisión de pago por internet acceder a los clientes de banda ancha de Telefónica en condiciones que les permitan competir eficazmente. La operadora deberá prestar un servicio de acceso y garantías de calidad suficientes a terceros operadores. Garantizará al menos3 rutas de acceso a su red de internet cuya congestión no podrá superar el 80%.

Además, la multinacional no podrá llevar a cabo técnicas de gestión de red y de tráfico en España que puedan degradar de forma discriminatoria el flujo de datos de vídeo o similar de terceros a través de internet. También aseguraque negociará en “términos equitativos, razonables, transparentes, objetivos y no discriminatorios” acuerdos de interconexión a su red de internet, para la entrega del contenido audiovisual a sus usuarios finales de banda ancha fija o móvil.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Noticias de Telefónica Noticias del Grupo Prisa Venta Movistar Televisión