los compró pryconsa para hacer pisos de lujo

RTVE vendió los estudios Buñuel por cerca de la mitad de su valor en libros

La televisión ha registrado un apunte contable negativo por valor de 76,3 millones de euros que se debe, principalmente, a la venta de los platós a Pryconsa por 35,2 millones de euros

La venta de los míticos estudios Buñuel, en pleno corazón de la futura operación Chamartín, a la inmobiliaria Pryconsa se ha cerrado como un mal negocio para las arcas de Radio Televisión Española. Las últimas cuentas oficiales de 2014 remitidas por RTVE al Registro Mercantil así lo atestiguan. La Corporación ha registrado una baja en sus inversiones inmobiliarias por un valor de 89,8 millones de euros que, según aclara, se corresponde principalmente con la venta de estos estudios. Un edificio destinado a la producción propia con más de 10.000 metros cuadrados que la tele vendió por 35,2 millones de euros para hacer caja y equilibrar su balance. Es decir, por menos de la mitad de su valor en libros.

Las últimas cuentas de la televisión pública detallan los costes de esta venta, muy criticada por los propios trabajadores de RTVE y los sindicatos de la Casa por haberse cerrado sin las garantías prometidas en su día a la plantilla. Esto es, que TVE no abandonaría Buñuel hasta que no estuvieran listos los nuevos platós que deberían haberse construido ya en Prado del Rey para alojar a todos los programas que se grababan en el antiguo edificio. Promesa incumplida que ha obligado, a día de hoy, a que TVE gaste más de dos millones en estudios de alquiler en Villaviciosa de Odón y en Fuente el Saz, a 40 kilómetros de la sede de la televisión, y que haya tenido que buscar instalaciones adicionales para grabar sus tradicionales galas de Navidad y fin de año.

Las cuentas de RTVE de 2014 recogen los detalles reales de la transacción. En el apartado de inversiones inmobiliarias, se registran dos apuntes contables negativos sobre esta venta por un valor total de 89,8 millones de euros. Este dato se corresponde con la valoración que RTVE hizo de este edificio en el año 2007, en plena burbuja inmobiliaria, cuando se tasaron los terrenos de Buñuel en 76,3 millones de euros y el edificio en 13,5 millones. Antes de su venta en noviembre del año pasado, RTVE llevó a cabo una regularización de su valor registrando un deterioro de 54,3 millones de euros que quedan contabilizados como pérdidas en los estados financieros de la televisión. Solo gracias a esta "correción valorativa por deterioro", RTVE puede explicar que ahora, a toro pasado, el valor del inmueble antes de ser vendido fuese de solo 29,6 millones de euros. Una cifra que, al final de todos los ajustes, permite a la entidad señalar que ha generado una plusvalía de 5,6 millones de euros con la venta a Pryconsa por 35,2 millones. Año tras año, Tinsa ha sido la empresa encargada de tasar el valor de estos terrenos, tremendamente sobrevalorados antes del inicio de la crisis económica. 

Además, RTVE ha revisado también a la baja el valor de sus inversiones inmobiliarias por otros 14,3 millones de euros “debido fundamentalmente -según declara- a la valoración realizada de terrenos y construcciones”. En 2014, la televisión también destinó otros 2,6 millones de euros al alquiler de espacios adicionales, una cantidad ligeramente inferior a la recogida en el ejercicio anterior.

José Antonio Sánchez, presidente de RTVE (EFE).
José Antonio Sánchez, presidente de RTVE (EFE).

Los estudios Buñuel fueron vendidos a la oferta presentada por Pryconsa en una operación en que no se estableció un precio de salida. La operación fue gestionada por la consultora inmobiliaria KPMG. La venta se enmarcó en el plan inmobiliario presentado por el Consejo de Administración de RTVE en diciembre de 2012. La transacción se cerró en noviembre de 2014 después de que durante 2013 y buena parte de 2014 no se encontrase comprador, pese a los contactos por parte de KPMG con diversos actores del mercado inmobiliario para pulsar el interés por el conjunto de activos. En total, RTVE recibió hasta ocho ofertas por el edificio en sobre cerrado ante notario y se decantó finalmente por la puja de Pryconsa, que construirá pisos de lujo en ese espacio.

El solar de avenida de Burgos 7 tiene unos 15.000 metros cuadrados de suelo y cerca de 10.699 metros cuadrados de edificabilidad. Es decir, Pryconsa pagó el metro cuadrado edificable a unos 3.300 euros.  

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios