EN RELACIÓN CON LAS RETENCIONES DE IRPF

Montoro amplía una investigación fiscal a Planeta en plena crisis de los canales TDT

Hacienda no le pasa ni una a Planeta. La editorial que preside José Manuel Lara fue objeto de una segunda inspección fiscal en 2013, en plena guerra de la TDT.

Foto: Soraya Sáenz de Santamaría junto a Cristóbal Montoro. (EFE)
Soraya Sáenz de Santamaría junto a Cristóbal Montoro. (EFE)

Hacienda tiene a los grupos de comunicación en el punto de mira. Y el último en desvelar la visita del fisco ha sido Planeta. No en vano, la editorial que preside José Manuel Lara fue objeto de una ampliación de la inspección fiscal que tenía abierta en 2013, cuando ‘la guerra de la TDT’ y el enfrentamiento entre el Gobierno y las principales cadenas de televisión privadas se encontraba en su máximo apogeo. Un nuevo capítulo en la particular ofensiva iniciada ya en 2012 por Cristóbal Montoro contra algunos medios de comunicación, como la propia Unedisa, editora de El Mundo. Según admite la editorial en las cuentas de ese ejercicio recién presentadas al Registro Mercantil, Hacienda le abrió en abril de 2013 una nueva investigación en relación con las retenciones del IRPF del periodo comprendido entre marzo de 2009 y diciembre de 2011.

Como ya informó este diario el 13 de noviembre de 2012, la sociedad recibió la notificación del inicio de una inspección fiscal por hasta tres figuras tributarias liquidadas entre 2008 y 2010 (Impuesto sobre Valor Añadido, Impuesto sobre Sociedades y Retenciones a cuenta de Imposición de no Residentes). Por si fuera poco, las investigaciones continuaron durante el año siguiente sin que, eso sí, la editorial dude de su propia gestión.

De hecho, la firma confía en “que se han practicado adecuadamente las liquidaciones de los mencionados impuestos”, por lo que, aun en caso de que surgieran discrepancias en la interpretación normativa vigente por el tratamiento fiscal otorgado a las operaciones, “los eventuales pasivos resultantes, en caso de materializarse, no afectarían de manera significativa a las cuentas anuales adjuntas”.

Según la legislación vigente, los impuestos no pueden considerarse definitivamente liquidados hasta que las declaraciones presentadas hayan sido inspeccionadas por las autoridades fiscales o haya transcurrido un plazo de prescripción de cuatro años. Al cierre del ejercicio 2013, Planeta tiene abiertos a inspección los ejercicios 2009 y siguientes del Impuesto sobre Sociedades y los demás impuestos que le son de aplicación.

Hay que recordar que, en aquella época, el Gobierno y el PP se sentían maltratados por algunos medios de comunicación en plena resaca del affaire Bárcenas y por el tono crítico de medios como laSexta, Unidad Editorial o Mediaset.

Primero fue un ministro que recordaba que recibían ataques de “grupos quebrados”, en alusión a la compañía de Juan Luis Cebrián; luego, otro dejaba claro que el Gobierno “había sido demasiado bueno”, en referencia a la integración Antena 3-laSexta y, finalmente, el propio Montoro recordaba las deudas con el fisco de los grupos de medios. En suma, un malestar que era palpable. En esas fechas, se produjo la sentencia del Tribunal Supremo que consideró ilegal el último reparto de canales de TDT aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El Ejecutivo del PP optó entonces por lavarse las manos y aplicar sin más el fallo sin ofrecer alternativas ni a Antena 3, Mediaset, Vocento ni a Unidad Editorial. Nueve canales de la TDT fueron directamente a negro.

En busca de una ‘pax audiovisual’

En las últimas semanas, en un arranque de un año trufado de citas electorales y en el que Podemos toma fuerza como seria alternativa en las encuestas, el Gobierno ha optado por mover ficha y retomar sus contactos con los principales grupos audiovisuales para negociar una nueva ‘pax audiovisual’. Una tregua que sirva para blindar los ocho canales de TDT que aún están en el alero y que otra nueva sentencia del Supremo podría llevar a negro en las próximas semanas.

En este contexto, como ya publicó este diario el pasado 12 de enero, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se trasladó hasta Barcelona en compañía del titular de Industria, José Manuel Soria, para reunirse con José Manuel Lara. El fondo de la reunión era saber los planes editoriales del grupo, propietario de Antena 3, Onda Cero, laSexta y La Razón. Santamaría y Soria se comprometieron a buscar de forma inmediata una fórmula que compense a Planeta de la pérdida de Nitro, Xplora y laSexta 3.

Las cuentas de Planeta recogen también que la matriz del grupo ha renovado en noviembre de 2013 el contrato de financiación formalizado con varias entidades financieras. Eso sí, a cambio, la editorial queda constituida como prenda para garantizar el préstamo.  

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios