Por tres figuras tributarias entre 2008 y 2010

Montoro abre una inspección a Planeta en plena cruzada fiscal contra los medios

Cristóbal Montoro ha puesto a los medios de comunicación en el foco de sus desvelos fiscales. Y estrecha el cerco sobre los principales grupos.

Foto: El presidente del grupo planeta, José Manuel Lara (Reuters).
El presidente del grupo planeta, José Manuel Lara (Reuters).

Cristóbal Montoro ha puesto a los medios de comunicación en el foco de sus desvelos fiscales. Y estrecha el cerco sobre los principales grupos. Según admite Planeta en las cuentas recientemente remitidas al Registro Mercantil, Hacienda le ha abierto una inspección por hasta tres figuras tributarias liquidadas entre 2008 y 2010. Eso sí, la firma de José Manuel Lara no está sola. No en vano, el procedimiento se lanzó semanas antes de que la Agencia Tributaria comunicara la apertura de un expediente similar a Unidad Editorial, editora del diario El Mundo, por hasta seis gravámenes.

“Con fecha 13 de noviembre de 2012, la sociedad recibió notificación del inicio de inspección del Impuesto sobre Sociedades (2008-2010), Impuesto Sobre el Valor Añadido (2008-2010) y Retenciones a cuenta de Imposición de no Residentes (2008-2010)”, expone la memoria de Planeta correspondiente al ejercicio pasado. Según la legislación vigente, Hacienda tiene cuatro años para abrir este tipo de procedimientos antes de que la declaración prescriba. La compañía es accionista de referencia de Atresmedia, empresa cabecera de Antena 3, así como del diario La Razón.

Ante semejante contratiempo, los gestores de la editorial ponen al mal tiempo buena cara y consideran que no tendrá impacto en sus números. “En relación con las actuaciones de inspección abiertas, (…) los administradores de la sociedad consideran que se han practicado adecuadamente las liquidaciones de los mencionados impuestos, por lo que, aun en el caso de que surgieran discrepancias en la interpretación normativa vigente por el tratamiento fiscal otorgado a las operaciones, los eventuales pasivos resultantes, en caso de materializarse, no afectarían de manera significativa a las cuentas”, subraya el documento, que también constata que la firma presenta un fondo de maniobra negativo.

Como adelantó El Confidencial el pasado mes de agosto, Unidad Editorial también ha probado la misma medicina por parte del Ministerio de Hacienda. Y con agravantes. No en vano, la inspección a la compañía propiedad del gigante italiano RCS Mediagroup abarca un abanico más amplio de figuras tributarias y tendrá en cuenta más años. Por ejemplo, la Agencia Tributaria ha llevado a cabo una revisión de los pagos por Sociedades entre 2008 y 2011. Por si fuera poco, el expediente se abrió el 18 de enero, el mismo día que el rotativo había dado el verdadero pistoletazo de salida al caso Bárcenas al publicar que el extesorero del PP pagó durante años sobresueldos en negro a parte de la cúpula del partido. 

La vicepresidenta del Gobierno, Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda. (EFE)
Existan o no las casualidades, la inspección al imperio Lara se abría apenas semanas antes de que, en diciembre de 2012, el ministro de Hacienda cuestionara en el Congreso que las cabeceras dieran “lecciones de ética” y pusieran en solfa su amnistía fiscal cuando atesoran “importantísimas deudas con Hacienda”. Ya en febrero de 2013, con todo el affaire Bárcenas en ebullición, miembros del Consejo de Ministros no dudaban en deslizar que recibían ataques de “grupos quebrados” e incluso lamentaban sotto voce no haber hecho caso a las autoridades de Competencia y haber permitido a Antena 3 tomar laSexta, especialmente crítica con el Ejecutivo.

Mejora de relaciones

No obstante y nueve meses después, las relaciones entre el Gobierno y los 'capos' de los medios parecen haberse enderezado. El propio Lara, en el ejercicio de la presidencia de Uteca, compartía ayer atril con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la jornada anual que celebra la patronal de las televisiones privadas. Era la cuarta vez en apenas diez días que la política vallisoletana se veía las caras con los ‘capos’ de los grandes grupos, tras la celebración la semana pasada de los quince años de La Razón, la entrega de los premios Mariano de Cavia del diario ABC y la inauguración del espacio Bertelsmann. Y casi todo fueron buenas palabras.

José Manuel Lara y Sáenz de Santamaría
José Manuel Lara y Sáenz de Santamaría
“Marcáis el paso de la opinión pública y sois de los sectores que mejor habéis sabido capear el temporal”, lanzó Sáenz de Santamaría al propio Lara, al tiempo que alentaba el diálogo para resolver el bloqueo existente en el sector tras la sentencia del Supremo que anula la última concesión de canales de la era Zapatero. Las cadenas habían hecho antes su trabajo. Por ejemplo, Mediaset retiraba de la parrilla en julio el programa El gran debate, presentado por Jordi González, aligerando la programación de contenido político. Del mismo modo, el dueño Antena 3 lamentaba en una entrevista con Vanity Fair que laSexta no sea aún “una televisión de centroizquierda, seria y respetuosa con la derecha”.

Guiños que no han sido obviados por el Partido Popular, aunque ayer Sáenz de Santamaría lanzó un -¿inocente?- aviso a navegantes que podría abrir un nuevo melón en el sector. La número dos de Rajoy pidió a las televisiones responsabilidad en sus contenidos a la hora de equilibrar la libertad de expresión con el respeto a colectivos vulnerables como los menores. También para no dar alas a lacras como la violencia de género. En este sentido, recordó que las cadenas tienen también un componente educativo y que, por si acaso, la nueva Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya tiene atribuciones sancionadoras. Para quien se dé por aludido.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios