Echenique revive la alianza entre Vocento y Unedisa para el gran grupo de centroderecha
  1. Comunicación
plantea conversaciones exploratorias

Echenique revive la alianza entre Vocento y Unedisa para el gran grupo de centroderecha

El consejo de Vocento celebrado el martes no solo debatió sobre los números de la compañía. También estuvo sobre la mesa la posible fusión con Unedisa.

placeholder Foto: Junta general de accionistas de Vocento. (EFE)
Junta general de accionistas de Vocento. (EFE)

En plenas vacaciones de verano se ha puesto la primera piedra para una fusión de altura. Y es que el consejo de administración de Vocento celebrado el pasado martes no solo debatió sobre los números de la compañía, sino que también puso sobre la mesa una posible integración con Unidad Editorial. Según aseguran fuentes conocedoras del cónclave, el presidente de la sociedad, Rodrigo Echenique, planteó en términos genéricos la posibilidad de iniciar conversaciones exploratorias para una alianza entre empresas. Una 'exploración' que parece señalar a la editora de El Mundo, principal candidata para crear el gran grupo de centro-derecha que desde hace años demandan un mercado menguante y unas cifras de negocio cada vez más reducidas.

Hasta tal punto la cuestión se abordó, que parte del consejo quiso dejar claro que cualquier iniciativa de fusión debe implementarse sin un desembolso de fondos. Y recordó que ya se ha hecho un sacrificio suficiente con la renuncia al dividendo en los últimos años de estrecheces económicas. Aunque es evidente que el proceso se encuentra todavía en estado embrionario y que ni siquiera se solicitó un mandato concreto para el presidente, el planteamiento sí sirvió para cotejar las sensibilidades que recorren el consejo ante una operación corporativa.

No es la primera vez que el affaire levanta el vuelo. Las conversaciones de fusión, en boca de todos en la capital desde hace meses, han tenido hitos concretos. Corría el mes de octubre de 2012 cuando el responsable de Mediobanca en España, Borja Prado, se reunía con el entonces presidente de Vocento, Enrique Ybarra, con la integración entre los grupos de ABC y El Mundo como telón de fondo. La entidad financiera transalpina, uno de los principales accionistas de RCS Mediagroup, a la sazón dueño de Unidad Editorial, es la correa de transmisión de los intereses italianos en España y quien canalizará cualquier operación.

La historia no fraguó hace dos años debido en parte a que los propietarios de El Mundo se encontraban inmersos en sus propias cuitas locales y a que el consejo de Vocento vivía un auténtico cisma. Hoy, sin embargo, las cosas son diferentes. RCS, que ha tenido que asumir un importante impacto en sus cuentas por el deterioro de valor de su filial española, parece más proclive a buscar soluciones a sus activos en España. Por otra parte, el núcleo accionarial de Vocento partidario de la unión de los grupos, con nombres ilustres en sus filas, tiene ahora mayoría en el consejo de la casa, tras aglutinar recientemente el apoyo de las hermanas Luca de Tena.

Echenique y el Ibex

Precisamente ese respaldo frente al dividido clan Ybarra permitió hace apenas meses el cambio de presidente en la firma vasca. La llegada al cargo de Echenique, consejero independiente propuesto por ese grupo de accionistas, no era ajena a ese afán de explorar una fusión. Su condición como ex consejero delegado del Santander añade a la compañía ese nexo de unión con el 'feeling' del Ibex 35, aglutinado en el Consejo Empresarial para la Competitividad, frente empresarial con cada vez más participación en el sector de los medios de comunicación. Algún miembro del cónclave de la editora de ABC ya ha dejado caer que esas grandes empresas no son partidarias de una supresión de cabeceras, una restricción que complicaría la fusión. Claro que es mucho adelantar.

"Tampoco hay que engañarse. El problema esencial es de masas accionariales. Aunque RCS plantee una quita de la deuda que Unidad Editorial tiene contraída con la matriz para facilitar la operación, lo cierto es que todos los accionistas de Vocento se diluirían sobremanera en cualquier escenario", explican fuentes del sector. Estaría por ver que los Ybarra o las Luca de Tena dieran luz verde a ese proyecto en una junta general de accionistas. Sin contar, en el caso de las hermanas, con cómo afrontarían una pérdida de peso -o incluso una desaparición- del ABC. Un dilema no menor, teniendo en cuenta que ese ha sido el principal factor que ha movido tradicionalmente su voto. Ese es el dique de contención en el que confían los accionistas partidarios del actual status quo.

En el caso de Unidad Editorial, la cuestión tiene menos aristas. Su presidente ejecutivo, Antonio Fernández-Galiano, ha insistido en que la consolidación en el sector es imprescindible. Dicho esto, todo está en manos de Italia. El consejero delegado de RCS, Pietro Scott Jovane, aseguraba recientemente que se planteaba la venta de activos por importe de 100 millones de euros, dentro del Plan de Desarrollo 2013-2015, con la división de televisión en España en el punto de mira. La sensación tras el consejo y la presentación de resultados realizada ayer por el gigante italiano -que certificó la salida de Ferrucio De Bortoli como director del Corriere- es que todas las puertas están abiertas. El temor en la casa es que la reciente salida de Pedro J. Ramírez y hasta los últimos ajustes laborales, ya estructurales, tuvieran como objetivo facilitar una fusión.

La competencia de Pedro J.

Eso sí, una operación que desnaturalice El Mundo activaría ipso facto el proyecto de Ramírez. En una conferencia pronunciada recientemente en El Escorial, el periodista dejó claro que si se produjera una venta o fusión del rotativo que desvirtuara su identidad, daría un paso al frente. “Promoveré, tan pronto como sea posible y junto a aquellos compañeros que quieran sumarse a ese empeño, el lanzamiento de una nueva cabecera que garantice la continuidad de nuestra manera de entender el periodismo”, subrayaba a principios de junio. Un aviso que no ha pasado inadvertido a los consejeros de Vocento, que también se refieren sotto voce a la nueva competencia digital que viene, reflexión en la que incluyen a El Confidencial. Esa inquietud también estuvo presente en el consejo del martes.

Los números, en todo caso, avalan que se mueva ficha. Vocento, pese a haber iniciado una senda de indudable mejoría, perdió 4,1 millones en el primer semestre de este año. Lo mismo sucede con el ABC. A pesar de reducir sus pérdidas operativas en casi un 50%, se dejó más de dos millones de euros. Por su parte, El Mundo acumula pérdidas de 36 millones en dos años, pese a los avances también observados en la matriz en términos de ebitda. Las difusiones de sus buques insignia, en pleno cambio de modelo de negocio, también alientan el baile. Los músicos ya han empezado a tocar. Lo hacen cruzando los dedos. Saben que corren el riesgo de acabar como la orquesta del Titanic.

El Mundo Unidad Editorial RCS Mediagroup Pedro J. Ramírez Vocento
El redactor recomienda